Por: Nicole Pérez.   18 febrero
Asimismo, desde el inicio de la pandemia, la compañía se vio obligada a acogerse a la reducción de jornadas y suspensión de contratos. Así como, a cerrar puertas de un día para otro y regresar gran cantidad de dinero en reembolsos de turistas que tenían viajes posteriores ya reservados. Fotografía: Albert Marín.
Asimismo, desde el inicio de la pandemia, la compañía se vio obligada a acogerse a la reducción de jornadas y suspensión de contratos. Así como, a cerrar puertas de un día para otro y regresar gran cantidad de dinero en reembolsos de turistas que tenían viajes posteriores ya reservados. Fotografía: Albert Marín.

La empresa Ríos Tropicales cerró sus operaciones de manera permanente después de 35 años de operar en el país. La firma estaba dedicada al turismo de aventura, ecoturismo y whitewater rafting (navegación rápida en ríos) en Costa Rica.

En un comunicado emitido el 15 de febrero por Rafael Gallo, presidente de la compañía, informaron que desde el 1°. de febrero cesaron sus actividades, y que el cierre es debido a la crisis económica causada por la pandemia.

Gallo, en entrevista con EF, afirmó que son casi 40 empleados directos de su planta de operaciones —entre choferes, guías, cocineros, jardineros, gerencias— los afectados. Pero, que en su larga cadena empresarial, al ser de una industria tan diversa, hay más de 100 personas de la zona que también se vieron impactadas.

“La sostenibilidad financiera no es fácil cuando uno tiene una empresa grande en que el flujo de turismo que debería de existir debe ser alto, y definitivamente, de parte del Estado no ha existido ningún apoyo propositivo que le de a uno ánimo de poder seguir adelante financieramente”, dijo el presidente de Ríos Tropicales.

Asimismo, desde el inicio de la pandemia, la compañía se vio obligada a acogerse a la reducción de jornadas y suspensión de contratos. Así como, a cerrar puertas de un día para otro y regresar gran cantidad de dinero en reembolsos de turistas que tenían viajes posteriores ya reservados.

“La pandemia ya se alargó demasiado y creo que mí ejemplo lo deben de tener muchos. Lo que pasa es que en esta industria es muy difícil que alguien se atreva a decir: yo cerré, tengo que cerrar o voy a cerrar”, agregó.

Su trayectoria y lo que sigue

Ríos Tropicales, fue por 35 años, una empresa en el segmento de turismo de aventura y ecoturismo en el Costa Rica.

Han sido galardonados con premios nacionales e internacionales por su esfuerzo en la conservación del país y el desarrollo sostenible.

Sin embargo, a pesar del cierre decidieron “pasarle la batuta” a las siguientes generaciones. Por lo que, un grupo de los más antiguos colaboradores iniciaron una empresa nueva e independiente para continuar por sus propios medios con el legado que les dejó Ríos Tropicales.

Asimismo, Gallo tomó la decisión de retirarse como empresario del sector de turismo de aventura para enfocarse en continuar creando una iniciativa de conservación en la región del Río Pacuare, llamada Proyecto RAFA (Rivers and Forest Alliance).

El comunicado concluye con la expresión “¡Remos arriba!”, y palabras de agradecimiento a todo su personal y personas que los apoyaron a lo largo de los años.