Por: Eugenia Soto Morales.   18 noviembre, 2019
08/11/2019 San Ramón de Alajuela. Silvia Chaves, abogada y cofundadora del empresa de productos de limpieza Florex. Foto: Rafael Pacheco
08/11/2019 San Ramón de Alajuela. Silvia Chaves, abogada y cofundadora del empresa de productos de limpieza Florex. Foto: Rafael Pacheco

La venta al granel de sus productos para limpieza es una evolución natural para Florex, una empresa que fabrica sus productos para que tengan el menor impacto ambiental posible en una planta pensada para hacer su funcionamiento sostenible.

La responsabilidad con la conservación del medio ambiente forma parte del ADN de la firma, como también de su cofundadora y presidenta Silvia Chaves, quien creció en San Ramón rodeada de naturaleza y ayudando con las tareas en la finca familiar.

La decisión de vender detergente para ropa, champú para cuerpo y jabón de manos utilizando recipientes de los mismos clientes comenzó a materializarse mediante un plan piloto y floreció en una sección especial de la tienda que la empresa mantiene en San Ramón.

El proceso ha estado lleno de retos para la empresa que ha invertido $5 .000 en adaptaciones, análisis de prácticas de reenvasado y aseguramiento de la inocuidad.

Tal vez el desafío más medular, y que sigue pendiente, es el que más apasiona a Chaves: la educación de sus propios clientes.

“Siempre supimos que la venta al granel implica un largo pero necesario proceso en el que debemos educar al consumidor. Explicarle que no, no le vamos a vender si trae un recipiente que es inadecuado”, comentó la empresaria.

Es un proceso necesario para ella pues abre la puerta a una nueva mentalidad, tanto para los fabricantes como para los individuos, en cuanto a la responsabilidad que comparten sobre a la producción de deshechos.

El impulso de las ventas al granel llega justo cuando crece la presión en diversos países para reducir o incluso prohibir el uso del plástico de un solo uso y una mayor preocupación por la manera en que la humanidad ha lidiado con los deshechos plásticos a lo largo de la historia.

“Este es un cambio hacia la venta al granel es un cambio fundamental, una transformación que tiene mucha importancia para las empresas”, aseguró Chaves, quien fundó la compañía junto a su esposo Carlos Araya, actual vicepresidente de la firma.

El modelo le permite a Florex trasladar los ahorros que logra al no tener que costear el envasado de sus productos, directamente al precio final que pagan sus consumidores.

Florex no solo vende detergentes y desinfectantes biodegradables para el hogar, sino que con su portafolio de más de 70 diferentes productos también atiende a clientes industriales así como a institucionales –que incluyen hoteles y hospitales–.

Además exporta al mercado centroamericano armada con la marca país Esencial Costa Rica.

Los planes futuros apuntan a la expansión del modelo a los puntos de venta que Florex mantienen en Liberia, Guanacaste y Pérez Zeledón.

Este 2019, El Financiero reconoció el impulso de Florex a las ventas a granel en Costa Rica como parte de su premiación anual Empresario del Año.

“Siempre supimos que la venta al granel implica un largo proceso en el que debemos educar al consumidor”. Silvia Chaves