Por: Cristina Fallas V.   11 febrero

Costa Elena, Las Catalinas y la Marina de Flamingo son tres proyectos turísticos en Guanacaste que retomaron el desarrollo de infraestructura o lo esperan hacer este año y, de paso, superar largos y complejos procesos de obtención de permisos.

Los desarrolladores de estas obras aseguran que el ritmo de crecimiento sería mayor al agilizarse trámites en entes como la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena), el Instituto Costarricense de Electricidad y los municipios.

Las obras de la nueva Marina Flamingo empezarían en agosto del 2019. Este es un proyecto en el que se invertirán $44 millones. (Foto: Diana Méndez).
Las obras de la nueva Marina Flamingo empezarían en agosto del 2019. Este es un proyecto en el que se invertirán $44 millones. (Foto: Diana Méndez).

Carlos Hernández, CEO de Costa Elena, destacó que Costa Rica es un destino muy competitivo y con excelente imagen en el extranjero, pero en el que las intenciones de inversión se retrasan “una y otra vez”.

Ese proyecto inauguró un hotel en el 2014 y tenían previsto continuar su expansión en un corto plazo. Sin embargo, hasta hace poco recibió el visto bueno para ejecutar solo una parte de lo que tenían contemplado para la segunda etapa.

Quienes están detrás de la Marina de Flamingo tienen más de cuatro años en la búsqueda de todos los permisos. Ese tiempo provocó que tuvieran que hacer unas modificaciones ante el cambio de gustos de los futuros usuarios y, por ende, atrasarse aún más.

Un punto en contra de las inversiones en complejos turísticos en Costa Rica es que la labor de atracción de inversión está en manos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), ente que en los últimos años se concentró en atraer turistas (mayormente con nuevas líneas aéreas y aumento de frecuencias), mas no inversionistas.

Esa situación podría cambiar pues el ICT espera suscribir un convenio con la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) a más tardar en marzo próximo.

Su aprobación está en etapa final de trámites internos en el Instituto, a la espera de que la junta directiva lo apruebe.

“Ya con eso tendríamos personas de Cinde trabajando junto con el ICT. Tendríamos un brazo ejecutor más libre en temas operativos privados que busque posicionar al país como un destino para atraer inversión”, explicó Gustavo Alvarado, director de gestión y asesoría turística del ICT.

Mientras que este convenio se concreta y se esperan sus resultados, los responsables de Costa Elena, Las Catalinas y Marina Flamingo, seguirán con sus planes.

Las próximas inversiones de estos tres proyectos son por más de $100 millones.

Avances en Costa Elena

La primera etapa de este proyecto turístico contempló la apertura del hotel Dreams Las Mareas a fines del 2014 en playa El Jobo, en La Cruz de Guanacaste.

El complejo hotelero dispone de 477 habitaciones, seis restaurantes, 17 piscinas, un salón de convenciones, spa, club para niños y adolescentes, teatro y otros espacios.

Su puesta en operación implicó una inversión superior a los $130 millones y reporta una ocupación promedio anual del 72% (cerca de 25.000 visitantes al año).

La segunda etapa se desarrollaría en 54 hectáreas e incluye un hotel boutique de 90 habitaciones, 20 villas vacacionales y un club de playa. En esto desembolsarían más de $50 millones.

Costa Elena empezará la construcción de ocho de las 20 villas vacacionales que comprende el proyecto, a mediados del 2019. (Costa Elena para EF).
Costa Elena empezará la construcción de ocho de las 20 villas vacacionales que comprende el proyecto, a mediados del 2019. (Costa Elena para EF).

Actualmente Costa Elena tiene permiso únicamente para urbanizar y construir ocho de las villas vacacionales de 450 metros cuadrados cada una y que ofrecen de cuatro a cinco habitaciones, piscina privada y otros espacios.

La construcción de esos inmuebles se iniciaría a mediados del 2019 y “quizá con suerte se resuelvan los permisos de las otras fases (hotel boutique y club de playa) para el 2020”, dijo Hernández.

Al habilitarse esos espacios, las operaciones en Costa Elena generarían más de 1.200 puestos de trabajo (se incluyen los empleos que genera actualmente el Dreams Las Mareas), según manifestaron los desarrolladores.

El plan maestro incluye otras inversiones –como otro hotel familiar y uno para adultos– en un plazo de 10 años.

Entre los inversionistas de Costa Elena están los empresarios Ernesto Castegnaro, Francis Durman y Carlos Pellas.

¿Qué hacen en Las Catalinas?

Las Catalinas es un proyecto que se desarrolla desde el 2006 en una propiedad de 472 hectáreas en los cantones de Santa Cruz y Carrillo.

“La primera parte del proyecto fueron seis casas, un restaurante y una tienda; tres años después de haberse comprado la propiedad. Progresivamente fuimos creciendo hasta lo que ahora es el proyecto”, contó el director de Asuntos Ambientales y Comunitarios de Las Catalinas, Michael García.

Hasta hace poco más de un año solo habían construido 100 unidades entre casas y comercios; esto representaba un 4% del plan maestro. No obstante, el crecimiento se reactivó con la construcción de un edificio de apartamentos, comercios y el Hotel Santarena.

Las Catalinas inaugurará en junio del 2019 su hotel Santarena (en la ilustración) que incluirá 45 habitaciones. (Ilustración: Las Catalinas para EF).
Las Catalinas inaugurará en junio del 2019 su hotel Santarena (en la ilustración) que incluirá 45 habitaciones. (Ilustración: Las Catalinas para EF).

El edificio de apartamentos agregó 45 unidades habitacionales y comerciales, entre los que se incluye un supermercado que se llama Cooper & Stone.

Por su parte, Santarena está en una etapa de apertura silenciosa y sería inaugurado formalmente en junio próximo. El complejo dispone de 45 habitaciones y le apunta al turismo de negocios, aunque dispone de facilidades como piscinas.

EF solicitó los datos de inversión, pero no fueron suministrados.

El director de Asuntos Ambientales y Comunitarios de Las Catalinas mencionó que para ejecutar todo el plan maestro les puede tomar más de 25 años.

La nueva Marina de Flamingo

Después de más de cuatro años de trámites, Marina de Flamingo Development Group prevé iniciar la construcción en agosto del 2019.

La primera etapa comprenderá 178 puestos de atraque para yates con dimensiones de entre 30 y 110 pies (de 9 a 34 metros). Inicialmente serían 211 puestos para embarcaciones de hasta 70 pies (21 metros), pero vieron un cambio en el tamaño de los navíos usados por los potenciales clientes.

También tendrá una parte comercial que podría incluir bancos, restaurantes, heladerías, tiendas, alquileres de autos, lavanderías, según consta en el expediente de Setena.

Esos trabajos estarían listos en aproximadamente dos años.

La primera etapa de Marina Flamingo comprende 178 puestos de atraque para yates con dimensiones de hasta 110 pies -34 metros-. (Ilustración: Marina Flamingo para EF).
La primera etapa de Marina Flamingo comprende 178 puestos de atraque para yates con dimensiones de hasta 110 pies -34 metros-. (Ilustración: Marina Flamingo para EF).

Posteriormente, en un plazo de cinco años, se desarrollaría el resto del componente comercial, un centro de convenciones, un hotel con 244 habitaciones y una gasolinera.

Joaquín Gamboa, gerente de proyectos de la Marina Flamingo, indicó que la inversión total ascendería a $44 millones.

Esta marina se construiría en donde precisamente hace varios años existió una, de la cual solamente quedan algunos vestigios actualmente.

De concretarse los planes que tienen estas empresas, será en el segundo semestre del 2019 cuando se vean más movimientos constructivos, así como el funcionamiento pleno de sus negocios. Además, si los resultados son los esperados, es probable que en el 2020 continúe el dinamismo de sus obras.