Negocios

Verificación de instalaciones eléctrica abre nuevo nicho de negocios

Acreditación de primera UVIE despertó interés en el sector

La verificación periódica de las instalaciones eléctricas es obligatoria por ley, pero fue hasta la última semana de febrero cuando se acreditó la primera empresa que brindará ese servicio en el país, y despertó el interés en este nuevo nicho de negocios.

El Ente Costarricense de Acreditación (ECA) confirmó a EF que a raíz de la acreditación de la pyme BSS SRL, se multiplicó el interés por los requisitos y el proceso para brindar este servicio, y al menos otra empresa ya avanza hacia la certificación.

Con el reconocimiento del ECA, las empresas crean una Unidad de Verificación de Instalaciones Eléctricas (UVIE); esta es la figura que garantiza cumplir con los principios y las normas establecidas por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), el Ministerio de Salud y el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) para el mantenimiento de instalaciones eléctricas.

De acuerdo con el Código Eléctrico vigente, las instalaciones que contengan áreas peligrosas o los sitios de reunión de más de 100 personas, deben someterse a una verificación eléctrica obligatoria cada cinco años. (Vea: Norma).

La empresa es la pyme BSS SRL, que se dedica a la inspección y verificación en el campo como Organismo de Inspección Acreditado en Transporte Público, consultorías de normas internacionales ISO y actualmente también a Verificación de Instalaciones Eléctricas.

Marcela Fernández, ingeniera y gerente general de BSS, explicó que el proceso requiere aplicación de normas e inversión en tecnología. En el caso de la primera UVIE, el costo ascendió a los $120.000

“Con una UVIE acreditada se establecen procedimientos estandarizados, donde todos los profesionales tienen las mismas competencias, criterios de muestreo, de planificación, de ejecución en campo, de emisión de informes, con plazos establecidos y los mismos parámetros de calidad. Además, el verificador asignado para el estudio es independiente e imparcial”, explicó la ingeniera Fernández.

Fernando Vázquez, gerente del ECA, destacó que la verificación de una instalación eléctrica realizada por una UVIE acreditada permite mejorar la calidad y proteger, entre otros, la seguridad en los proyectos y en las estructuras que ya existen.

“Imagínese solamente cuántas escuelas, tiendas, malls y más edificios de este tipo hay en el país. Es un campo que va a crecer a partir de ahora”, afirmó Vázquez.

Para que una compañía pueda optar por esta acreditación ante el ECA, debe estar legalmente establecida con un Sistema de Gestión de Calidad INTE/ISO/IEC 17020 diseñado, implementado y en cumplimiento del reglamento técnico del campo en el que se quiera dar servicios.

El ECA desarrolla el proceso con la aplicación de tarifas establecidas, que comienzan en $4.000 y pueden rondar los $8.000, según variables como el tamaño de la empresa.

¿Cómo se hace?

Una verificación de instalaciones eléctricas es un proceso que arranca con el estudio de los documentos de diseño, y sigue con el análisis de la construcción y el mantenimiento de un sistema eléctrico.

El profesional debe estar certificado por el CFIA y debe valorar el uso que tiene el edificio en análisis (si está destinado a una actividad productiva, de servicio o sitio para la reunión de personas y sus posibles interacciones).

Una vez delimitado su alcance se ejecuta la verificación en el campo. El objetivo es confirmar mediante el procedimiento acreditado, si existen riesgos ligados a las instalaciones eléctricas, mal uso o aplicación de materiales o equipos eléctricos que atenten contra la seguridad de las personas y la propiedad.

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica Montero es periodista de la sección de Negocios de El Financiero.