Negocios

Walmart modera su agresivo despliegue en Centroamérica

Los estados financieros de Walmex muestran que algunos países de la región carecen de resultados atractivos en cuanto a crecimiento en ventas. Además, se contrasta la rentabilidad de las operaciones en México frente a la de los países centroamericanos

Después de su llegada a Centroamérica en 2005, la multinacional Walmart de México y Centroamérica (Walmex) tomó la decisión de evaluar su presencia y operaciones en El Salvador, Nicaragua y Honduras, con el fin de priorizar sus recursos y acelerar su “ecosistema” en México, Costa Rica y Guatemala.

La firma argumentó oficialmente por medio de un comunicado de prensa del pasado 24 de enero, que está analizando alternativas estratégicas como las posibles empresas conjuntas, asociaciones o alianzas, una venta u otras transacciones. “Creemos que puede haber oportunidades atractivas para un mayor crecimiento en Honduras, El Salvador y Nicaragua que podrían capturarse mejor bajo una estructura diferente”, dijo Guilherme Loureiro, presidente ejecutivo y director general de Walmart de México y Centroamérica.

Asimismo, Aquileo Sánchez, director de asuntos corporativos de Walmart Centroamérica, precisó a EF que se trata de un proceso para seguir creando valor de forma sostenida en el futuro, en línea con la estrategia de crecimiento de la compañía.

“Walmex está buscando alternativas estratégicas para determinar qué acciones, si las hay, deben tomarse para posicionar mejor a Walmex y sus operaciones en Honduras, El Salvador y Nicaragua para éxito a largo plazo. No hay garantía de que el proceso resulte en una transacción”, aclaró Sánchez, por medio de correo electrónico.

Pese a que aún no hay garantía de lo que pueda concretar el gigante de supermercados, datos recopilados por este medio —de los informes financieros anuales de la compañía disponibles en su página web y reportados a la Bolsa de Valores en México—, muestran que algunos países de la región carecen de resultados “atractivos” en cuanto a crecimiento en ventas. Además, se contrasta la rentabilidad de las operaciones en México frente a la de los países centroamericanos.

Por ejemplo, el crecimiento en ventas (por unidades iguales) de Centroamérica a lo largo de tres años (2018, 2019 y 2020) ha sido más lento que el de la operación mexicana. En 2020, las ventas en Centroamérica se colocaron en números negativos con una cifra de -2,4%. Mientras México registró un aumento del 6,7%.

Los países más afectados en 2020, fueron Costa Rica y Honduras. Mientras Guatemala —por muy poco—, El Salvador y Nicaragua se mantuvieron en números positivos.

Un año anterior a la pandemia, México contabilizó un crecimiento del 4,4% en sus ventas. Por su parte Centroamérica solo registró un 0,4%. “Si se analiza el desempeño por país, Honduras tuvo el mayor crecimiento, seguido por Nicaragua y El Salvador. El menor desempeño de las ventas se tuvo en Costa Rica y Guatemala, reflejo de la dinámica macroeconómica poco favorable en esos países”, se lee en el informe anual de Walmex 2019.

Hasta setiembre del 2021, Walmart operaba 3.566 supermercados en México y Centroamérica. Del total, 2.705 están en suelo azteca y 861 en los cinco países centroamericanos en los cuales emplea a 37.708 personas.

En Costa Rica la firma opera las marcas Walmart, Masxmenos, MaxiPali y Pali. Hasta noviembre anterior contaba con 283 locales, es decir el 33% de los supermercados centroamericanos.

—  Walmart de México y Centroamérica.

Pese a que Costa Rica ha mostrado un comportamiento desfavorable en las ventas de los formatos de Walmex por dos años consecutivos; y Guatemala en 2019; ambos países representan casi el 70% de las ventas anuales de la firma en la región, entre el 2018 y 2020. El resto se distribuye entre El Salvador, Honduras y Nicaragua.

En el 2020, la multinacional reportó ventas por $6.146 millones de los cuales el 42%, es decir $2.694 millones fueron en Costa Rica; y el 26% en Guatemala, lo cual ascendió a $1.597 millones. De nuevo, los restantes $1.855 millones, se distribuyeron entre El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Por su parte, las ventas en México ascendieron a $27.700 millones, según los estados financieros auditados del 2020.

Ante estas cifras, EF consultó a la multinacional si un factor de preocupación para Walmex era que México tuviera mucho mejor rendimiento que Centroamérica. Asimismo, sobre el porqué realizar un análisis en los tres mercados que se han dinamizado más en ventas, pero que al mismo tiempo son los que menor participación tienen.

El departamento de prensa en Costa Rica de Walmex primero indicó por medio de correo electrónico que “Walmart de México y Centroamérica no puede referirse a temas financieros más allá de lo que está reportado a la Bolsa de Valores en México”.

Sin embargo, después se envió la declaración de Sánchez, quién afirmó que los cinco mercados donde se encuentran sus operaciones son “rentables y exitosos” en su estrategia comercial. “El interés del análisis procura definir una estructura de negocio que permita aumentar el valor para la compañía, para los clientes y para los países en sí”, aclaró el director de asuntos corporativos de Walmart Centroamérica.

Por otra parte, los ingresos registrados por trimestre en la región centroamericana desde 2019 hasta el tercer trimestre de 2021, se observa que a partir del último periodo de 2020 y de enero a setiembre de 2021, las cifras permanecen en porcentajes de variación negativos. Incluso, al comparar el segundo trimestre de 2021 con el mismo periodo de un año atrás, se muestra un decrecimiento de 10,6% en esa variación interanual.

Asimismo, del último trimestre de 2020, al primero de 2021 hubo una reducción de los ingresos del 12,8%.

En el informe anual 2020, la multinacional especificó que el crecimiento en ingresos en Centroamérica “continúa siendo menor”, dado el ambiente macroeconómico de la región y las restricciones vigentes que se han implementado para contener la pandemia de la COVID-19.

Con respecto a las utilidades de operación, estas aún no recuperan los niveles pre pandemia después de las cifras negativas registradas entre 2019 y el 2020. Por ejemplo, el segundo trimestre de 2021 (-21.2%) se encuentra aún por debajo del segundo trimestre de 2020 (-12.8%).

El gigante regional

La cadena de origen estadounidense ingresó a la región centroamericana en el 2005, cuando compró parte del grupo Carhco, al cual pertenecía la empresa Corporación de Supermercados Unidos (CSU), propietaria de los supermercados Más x Menos. Así como la firma Corporación de Compañías Agroindustriales, también costarricense. En Guatemala, Carhco era propietario del grupo Fragua, que poseía en ese momento 363 tiendas.

De la operación resultante nació la división Walmart Centroamérica. En ese momento, la firma estadounidense se hizo con la tercera parte de la cadena regional. Sin embargo, para el 2007, ya era la propietaria del 100% de las acciones.

Para febrero del 2010, Walmart de México (Walmex) informó que compró Walmart Centroamérica, lo cual implicó que los supermercados en la región centroamericana quedaban bajo la administración de la división mexicana, en vez de la estadounidense.

Datos de la firma Kantar, muestran el liderazgo en participación de los diferentes formatos de Walmart en cuatro de los cinco países centroamericanos, dentro del denominado canal moderno. El Salvador es el único país donde Walmex no es líder.

Participación de los formatos Walmart en Centroamérica
En Guatemala, un 68% de las compras de la canasta en canales de autoservicio se hacen en tiendas Walmart. El restante se distribuye entre otras cadenas de supermercados como La Torre, Mi Súper del Barrio, Oasis, La Barata.
En Costa Rica, un 62,5% de las compras de la canasta en canales de autoservicio se hacen en tiendas Walmart (Palí muestra el mayor porcentaje de participación sobre los demás con el dato de 40,3%). Las otras cadenas que compiten con las tiendas Walmart en Costa Rica son: Centro de Compras, Megasuper y Pricesmart.
En Nicaragua, un 85,8% de las compras de la canasta en canales de autoservicio se hacen en tiendas Walmart. Al igual que en Costa Rica, el Palí muestra el mayor porcentaje de participación sobre los demás con el dato de 46,3%.
En El Salvador, el mayor competidor en formatos de autoservicio es la cadena Súper Selectos con un porcentaje de participación del 52%. Mientras que todos los formatos de Walmart solo contabilizan el 33,2%.
En Honduras, el formato Walmart Despensa Familiar registra la mayor participación (35,6%), le sigue otra cadena de supermercados llamada La Colonia con 18,6%. En total, los formatos Walmart registra un 63% de participación en el país hondureño.
Fuente: Kantar.

Las posibles razones

Adrián Mora, de AML Consultoría expresó a EF que este proceso se puede interpretar como una decisión para rentabilizar un poco la operación de la región.

Mora afirma por ejemplo, que Walmart desde su entrada a la región se preparó mucho para contrarrestar su competencia en El Salvador y mantener una posición de liderazgo, así fuera “perdiendo margen y su valor de precios bajos”. Y en Nicaragua y Honduras, el bajo nivel de consumo en esos países, les puede afectar su operación y generar poca rentabilidad.

“Viendo que esta región es pequeña, porque Centroamérica es pequeña en relación a los volúmenes que ellos manejan, se quieren concentrar en las dos operaciones más rentables que tienen. Al ya no tener tres de cinco, pueden consolidar más en una casa matriz en México y no tener una operación tan regional. Un “backoffice” en Centroamérica muy robusto que puedan alivianar y fortalecer o bien que lo absorba México”, dijo el consultor.

Por su parte, Sandro Zolezzi, profesor de Economía y Comercio Internacional de Lead University expresó que la multinacional quiere abarcar la mayor parte del mercado de cada país en Centroamérica y así obtener beneficios por economías de escala y alcance por cercanía de los mercados.

Sin embargo, Zolezzi dijo que al igual que cualquiera otra inversión, Walmex es muy sensible a los abruptos cambios del clima de inversión de cada país de la región.

“La incerteza jurídica y la falta de estabilidad política en estos tres países hacen menos rentable la inversión que hoy día ya está establecida. Costa Rica es el mayor mercado en valor monetario que Walmex tiene en la región a pesar de que no es el mercado más grande en términos de cantidad de habitantes”, manifestó Zolezzi.

No obstante, Sánchez afirmó a EF que el ejercicio de análisis “exclusivo” para Honduras, El Salvador y Nicaragua, no está relacionado con aspectos económicos, políticos o sociales. “Este análisis apenas comienza y aún no hemos determinado qué acciones se tomarán, si es que se tomarán algunas. Cuando tengamos algo específico, lo compartiremos como podamos”, precisó el vocero.

Mientras se define el rumbo de los negocios en El Salvador, Honduras y Nicaragua, la operación en estos países continuará con normalidad, sin afectar las obligaciones con clientes, asociados, proveedores, comunicó la firma.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.