Por: José David Guevara Muñoz.   18 mayo
El proceso de recuperación en el sector turismo será lento. Cálculos preliminares indican que no será antes de octubre del año presente cuando empiece a observarse un leve aumento en el ingreso de viajeros internacionales.
El proceso de recuperación en el sector turismo será lento. Cálculos preliminares indican que no será antes de octubre del año presente cuando empiece a observarse un leve aumento en el ingreso de viajeros internacionales.

Es urgente que el Gobierno ponga en marcha seis medidas tendientes a evitar que el sector turismo de nuestro país caiga en una bancarrota generalizada, opina el economista Fernando Naranjo Villalobos.

“Costa Rica ha hecho en las últimas tres décadas una gran inversión en capital físico, imagen en el exterior, capital humano y desarrollo tecnológico que no se debe dejar perder”, advierte.

En aras de preservar lo logrado en este campo, cuya contribución al Producto Interno Bruto de nuestro país en el 2019 se calcula en un 7%, Naranjo propone las siguientes acciones, las cuales profundiza en un artículo de próxima publicación en EF:

1. Desempleo. El Gobierno debe garantizar que todas las personas que han quedado cesantes tengan los alimentos básicos para poder subsistir durante los próximos meses.

2. Salvamento de empresas turísticas. De acuerdo con el economista, la administración Alvarado Quesada está obligada a implementar un programa de rescate de compañías de este sector que registrará muy pocas ventas durante los próximos cinco meses. ¿Qué sugiere? Negociar una línea crédito internacional o canalizar recursos del Sistema de Banca para el Desarrollo.

3. Trabajo muy fuerte del ICT. ¿Con qué objetivo? Garantizar que al menos durante los años 2020, 2021 y 2022 habrá tarifas especiales en el mercado nacional, que incluya a hoteles, operadores turísticos, agencias de alquiler de vehículos y aerolíneas.

4. Política cambiaria. “El país no puede continuar con una apreciación artificial de su moneda. Uno de los sectores que más se está afectando con la apreciación del colón, en los últimos años, es precisamente el turismo. Costa Rica es un destino turístico muy caro, siendo la apreciación de su moneda, uno de los factores principales”, asevera Naranjo.

5. Refinanciar deudas. En este campo plantea que el Gobierno negocie un financiamiento externo de por lo menos $600 millones para refinanciar las deudas que las empresas turísticas tengan con el sistema bancario nacional.

6. Recuperar la categoría de seguridad aeronáutica. “Es urgente que Estados Unidos restituya la categoría 1 para Costa Rica. Posiblemente, se va a requerir que el presidente Alvarado haga una gestión ante el Departamento de Estado y otras instancias del gobierno estadounidense”, advierte Fernando Naranjo.