Pymes

Cuatro consejos contables y de impuestos para su pyme en el 2018

No deje su contabilidad para el final, empiece bien este nuevo año

Si en años anteriores los temas contables y de impuestos no han sido prioridad en su pyme y a la hora de presentar su declaración y pagar el impuesto sobre la renta tuvo que correr, este año que viene una de sus metas puede enfocarse en ser más ordenado en este ámbito.

Así su negocio tendrá más claridad de su panorama financiero y se ahorrará dolores de cabeza.

Para lograrlo inicie desde enero próximo cumpliendo estas cuatro recomendaciones.

1-Registre todas sus transacciones del periodo fiscal y sea organizado

Lleve en orden su contabilidad y registre todos los ingresos que obtenga, así como sus gastos. Recuerde que el periodo fiscal tradicional oscilará entre el 1 de octubre del 2017 y el 30 de setiembre del 2018.

Los gastos que puede deducir de su renta, al momento de determinar el impuesto que debe pagar, deben estar debidamente respaldados, con facturas autorizadas por la Dirección General de Tributación (DGT).

Luis Javier Porras, vicepresidente del Colegio de Contadores Públicos, explicó que los vouchers, estados de cuenta bancarios o recibos comprados en la pulpería no le servirán para justificar sus gastos.

Por ello, es fundamental que siempre pida una factura autorizada y que esté atento al tipo de comprobantes que le entregan sus proveedores.

Por otro lado, recuerde que las facturas deben registrarse en la fecha en la que se emiten, aunque el pago se haga después.

Por ejemplo, si usted emite una factura para un cliente el 29 de setiembre del 2018, debe incluirse en la declaración del 2018, aunque le paguen el 10 de octubre.

"Se registra no conforme el efectivo que reciba, sino con base en los documentos que soportan (la contabilidad)", dijo el vicepresidente.

Porras reiteró que los estados financieros de la empresa no deben distar de la información que se consigna en la declaración de renta. Ofrezca datos certeros, sin maquillarlos.

Esto es especialmente importante si va a solicitar un crédito bancario, pues si se detectan incongruencias entre los estados financieros y lo que se declaró de renta pueden generarse cuestionamientos sobre la información que ofreció y originarse obstáculos para acceder a financiamiento.

2-Establezca un presupuesto para impuestos

Se recomienda que dentro del presupuesto de su empresa se destine un rubro para el pago de impuestos y que, de sus ingresos mensuales, se genere un ahorro para ese fin.

Esto le permitirá ir teniendo una especie de colchón y que no deba pagar de golpe, cuando quizás no haya tanta liquidez en su empresa.

Porras recordó que se deben realizar anticipos trimestrales (pagos parciales) del impuesto sobre la renta, que se definen según el monto de impuestos cancelado en años previos.

De esta manera, las declaraciones de periodos anteriores le brindan información de la cantidad de dinero que debe presupuestar.

Igualmente, tenga claro qué otros gastos deberá realizar su pyme durante el año, prepárase para afrontarlos y busque maneras creativas de recortarlos lo más que pueda.

3-Se viene un cambio de gobierno, sea precavido

Se acerca un cambio de gobierno (en mayo) y hay cierta incertidumbre de qué medidas económicas tomará aquella persona que asuma el poder, así como cuál será su equipo de trabajo, especialmente en el campo económico.

Lo ideal es que su empresa esté muy preparada financieramente y que prevea todos los escenarios posibles.

Por ejemplo, puede que se proponga un nuevo plan fiscal, el cual finalmente deberá ser aprobado por los diputados, y su negocio podría verse obligado a pagar más impuestos.

Otro elemento que debe monitorear, especialmente si importa o exporta bienes, es el comportamiento del tipo de cambio, que en los últimos meses viene bajando.

4-Esté pendiente de cuándo le tocará implementar la factura electrónica

La factura electrónica es un “comprobante electrónico que respalda la venta de bienes y la prestación de servicios, el cual debe de ser generado, expresado y transmitido en formato electrónico en el mismo acto de la compra-venta o prestación del servicio”, define la resolución DGT-R-48-2016.

La administración tributaria proyecta que el uso de la factura electrónica se universalizará por ahí del 2019.

De forma paulatina, diversos negocios han tenido que ir poniéndola en práctica.

Esté atento de cuándo le corresponderá emplearla y, si es posible, adóptela mucho antes de que sea obligatoria para usted, para ir acostumbrándose a ella.

De acuerdo con información de la DGT, el sector salud deberá usarla a partir del 15 de enero; el sector contable, financiero y administrativo deberá utilizarla desde el 1 de febrero; y los negocios de carácter legal a partir del 1 de marzo.

Entre tanto, el sector de ingeniería, arquitectura e informática el 2 de abril, mientras que otros campos (profesores por cuenta propia, químicos, geólogos, biólogos, publicistas y otros) desde el 1 de mayo.

Si no cumple con la obligación de usar la factura cuando se lo exijan, le pueden sancionar. Mejor ahórrese multas y dificultades.

En este enlace puede consultar más detalles sobre las fechas definidas para la implementación de esta facturación y a qué profesionales abarca.