Por: Pymes El Financiero.   20 septiembre, 2012
En lugar de usar el "cómo debemos", el HMW se enfoca en el "cómo podríamos" y en la participación para encontrar soluciones.
En lugar de usar el "cómo debemos", el HMW se enfoca en el "cómo podríamos" y en la participación para encontrar soluciones.

Usted inicia un negocio innovador. ¿Cómo hace para mantener la creatividad después? La nueva respuesta es: mediante HMW.

HMW es en inglés How Might We, que traducido suena a “Cómo podríamos” y que según el autor de temas empresariales Warren Berger es utilizado por firmas como Google y Facebook “hacer frente a sus difíciles retos creativos”: ¿Cómo podríamos mejorar X ..?

HMW –que empezó a ser utilizada por Procter & Gamble en la década de los 70- permite hacer las preguntas correctas y es “sorprendentemente eficaz” para la innovación empresarial.

-Más que simple sustitución de palabras. Si Usted pregunta “¿Cómo podemos hacer esto? o ¿Cómo que qué debemos hacer?” está emitiendo un juicio: “¿Realmente podemos hacerlo y debemos hacerlo?" Al sustituir el “podemos” o el “debemos” por podría se aplaza su veredicto y deja el camino abierto para que sus colaboradores piense opciones en forma más libremente y se consideren más posibilidades.

-Imagine nuevas vías. El HMW se puede aplicar para el diseño de nuevos productos como para nuevas formas de producir donde cada una de las palabras desempeña un rol de estímulo para encontrar soluciones creativas de problemas, en la medida que se asume que hay soluciones o que se pueden encontrar ideas a los problemas planteados.

-Mire la solución desde el punto de vista del consumidor. A la hora de identificar las soluciones o ideas a los problemas se debe enfocar en la perspectiva de un cliente, no de la competencia. Las empresas deben obsesionarse por el punto de vista, las necesidades y deseos del cliente, no por lo que hace o no su competidor.

-Haga las preguntas correctas. A la hora de resolver un problema el empresario debe abrir espacio a la creatividad. Olvide el “debe” (¿Qué debe hacerse? ¿Cómo debemos ser capaces?) y concéntrese en el “podría” para abrir espacio a las nuevas y numerosas sugerencias y posibilidades creativas.

-“Pensamiento de diseño”. Tim Brown y Barry Katz -en su libro Change By Design- afirman que HMW plantea desafíos de diseño mediante lluvia de ideas, creando un ambiente abierto a todo tipo de posibilidades, donde los colaboradores tienen un papel activo (y de responsabilidad), centrado en el mejoramiento.

-Facilite la innovación. El HMW permite racionalizar las funciones básicas de los procesos en función de los clientes (mediante la empatía, colocándose en el lugar de cada uno de ellos) para descubrir soluciones innovadoras a los desafíos, explotando sistemáticamente las mejores ideas.

-Proceso participativo. Según Tim Brown el pensamiento de diseño va de la mano de una economía de la participación. Brown dice que la participación es clave para la próxima gran ola de innovación en los negocios y la sociedad, pero que ésta no puede surgir de empresas que conciben y diseñan sistemas completos de máquinas para recibir el aplauso de sus públicos, sino de procesos donde participan los usuarios y centrados en ellos. “Nadie va a participar en un sistema que no sirve a sus necesidades”. Los espacios de participación pueden ser creados utilizando Internet y las tecnologías.