Por: Pymes El Financiero.   3 septiembre, 2015
El año anterior, el proyecto ganó la categoría de Emprendimiento Joven en la competencia de negocios Yo Emprendedor.
El año anterior, el proyecto ganó la categoría de Emprendimiento Joven en la competencia de negocios Yo Emprendedor.

El videojuego Atomik Monsters, creado por estudiantes del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), fue el vencedor del Reto Movistar, un concurso para aquellos emprendimientos digitales que tuviesen un enfoque educativo.

El juego está basado en la química y sus personajes son los elementos químicos.

La idea nació de una experiencia personal de uno de los creadores, el joven Kenneth Fernández, a quien le fue mal en un quiz de química por no saberse todos los elementos y se preguntó por qué le era fácil aprenderse los nombres de los personajes de videojuegos, pero no así los elementos de la tabla periódica.

Rodrigo López y Jean Carlo Gómez, estudiantes del TEC, durante el festival tecnológico Campus Party celebrado la semana pasada.
Rodrigo López y Jean Carlo Gómez, estudiantes del TEC, durante el festival tecnológico Campus Party celebrado la semana pasada.

Con el apoyo de otros amigos y compañeros se ideó Atomik Monsters, que ganó el año pasado la categoría Emprendimiento Joven en la competencia de negocios Yo  Emprendedor  .

El propósito del juego es apoyar a los colegiales para que aprendan sobre química mientras juegan.

El equipo lo conforma Jean Carlo Gómez, quien estudia ingeniería en diseño industrial; Rodrigo Maroto, quien cursa la carrera de administración de empresas; así como Fernández y Rodrigo López, estudiantes de ingeniería en computadores.

Detalles del juego y futuro

El videojuego se divide en niveles que van en orden cronológico, desde la explosión del Big Bang hasta la creación del planeta Tierra.

El usuario tiene la posibilidad de elegir a los personajes que usará y de conocer sus características.

Al jugar, cada personaje tiene su propia ‘inteligencia’ para definir a quiénes combatir, pues dentro de él los elementos cuentan con una especie de aliados y enemigos.

Además, hay una sección de mini juegos, que consiste en una memoria en el que el estudiante puede enlazar la figura de los personajes con el nombre del elemento químico.

Posteriormente, se trabajará en otros mini juegos de balanceo de ecuaciones y de reacciones químicas para abarcar el programa de octavo año de química del Ministerio de Educación (MEP), anunció Jean Carlo Gómez, coordinador del equipo

Los jóvenes han contado con el apoyo de la Escuela de Química del TEC.

A través de una alianza que se quiere establecer con el MEP, los muchachos pretenden llevar su proyecto primero a los colegios privados, luego a los públicos y, posteriormente, alcanzar comunidades en las que no hay tanto acceso a la tecnología.

Con este proyecto, ellos confían en motivar a los estudiantes de bachillerato para que escojan hacer el examen en química, pues un porcentaje pequeño elige esta materia.

“La gente como que le tiene un poco de miedo, de aversión, a los cálculos que implica la química, que es a veces muy abstracta en contraste con la biología, que es un poco más de memorización de conceptos. La idea es hacerla (a la química) más amigable”, explicó Gómez.

Los jóvenes recibieron $10.000 para que potencien su proyecto.

El jurado que otorgó el premio estuvo compuesto por miembros de la Fundación Telefónica, del Ministerio de Educación Pública, de la Fundación Omar Dengo, y de la Fundación Quirós Tanzi.