Por: Laura Ávila.   30 julio
Vista de una de las oficinas de Cable Visión en Florida de Tibás. Esta mañana, se comunicó al personal el inicio del proceso de despido. Foto: Alonso Tenorio.
Vista de una de las oficinas de Cable Visión en Florida de Tibás. Esta mañana, se comunicó al personal el inicio del proceso de despido. Foto: Alonso Tenorio.

Este martes 30 de julio la empresa Cable Visión de Costa Rica (CVCR) dará cartas de preaviso a 220 trabajadores de dicha empresa como parte del contrato de Cesión de Derechos y Obligaciones que la cablera firmó el pasado 10 de abril.

Esa firma se dio después de un acuerdo al que llegó el Consejo Directivo de Grupo ICE en diciembre del 2018 y entrará en vigencia el 1° de setiembre de este año, según comunicó el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) a través de un comunicado de prensa.

Ante esta situación el ICE inició un proceso de selección y reclutamiento entre el personal de CVCR para que puedan incorporarse a la entidad. El objetivo es garantizar la continuidad de los servicios de telecomunicaciones e Internet que brinda la cablera.

Los trabajadores seleccionados atenderían labores propias de soporte técnico y comercialización de servicios; a pesar de esta comunicación el ICE no brindó detalles de cuántos de los 220 colaboradores podría absorber, según un comunicado de prensa emitido por la entidad.

Cablera arrastró problemas desde 2013

La compra de CVCR en el 2013 ha sido cuestionada constantemente. La cablera, cuyo tamaño no era significativo cuando la adquirió el ICE, empezó a mostrar problemas apenas quedó bajo la responsabilidad del Instituto.

El fracaso se sustenta en las amarras burocráticas de la institución, en el 2010 el ICE realizó un estudio donde demostró que el negocio era viable. Sin embargo, la compra se realizó tres años después.

En ese lapso el dueño anterior dejó de invertir en la empresa, por lo que el ICE adquirió un activo añejo que le restó competitividad, según la Presidenta Ejecutiva del ICE a EF en el mes de abril.