Por: Carlos Gallegos.   14 marzo

¿Cómo crear una nueva estrategia cuando no hay una ruta clara por delante? ¿Cómo crear una nueva estrategia cuando todo el análisis realizado apunta a una disrupción tectónica y a un estrecho margen de maniobra?

¿Cómo crear una estrategia renovada cuando nuestro negocio tradicional es apenas capaz de sostenerse él mismo y tenemos pocas opciones de financiar nuevos negocios que nos den crecimiento?

Esto es lo que en Engage // Innovate llamamos dilemas estratégicos, o, dicho de otro modo, endiablados y complejos retos estratégicos que parecen no tener una solución obvia por delante. Estos dilemas estratégicos los podemos encontrar en múltiples industrias o sectores hoy en día.

Cuando el CEO de Volkswagen, Herbert Diess dice que la industria automotriz alemana en su totalidad necesita despertarse y evitar su propio momento Nokia, es hora de prestar atención, es hora de enfrentar dilemas estratégicos.

La industria automotriz alemana con sus marcas insignia BMW y Mercedes Benz ha sido por años considerada el ejemplo de calidad y alto estándar de los motores de combustión. Con avances tecnológicos, diseño y prácticas manufactureras ha sido la envidia del mundo e imitada por todos.

¿Deberían en la industria automotriz alemana tratar de preservar trabajos valiosos y costosos hoy a costa de una posible disrupción y desplazamiento ante la nueva preferencia de automóviles económicos, amigables con el ambiente y en su mayoría eléctricos? ¿O deberían tomar las decisiones dolorosas de cambio y aplicación completade nuevas tecnologías a costa de una disminución de los puestos de trabajo actuales?

Esto es un dilema estratégicoy uno muy complejo con implicaciones muy serias para la economía alemana.

La industria automotriz alemana, con sus clústeres, sus sindicatos, su empleabilidad casi de por vida debe, según algunos líderes empresariales, cambiar radicalmente empezando por despedir a miles de sus fieles y productivos trabajadores. Hacerlo e invertir en nuevos modelos de automóviles con otras competencias en sus trabajadores le dará una oportunidad a la industria, pero lecostará el trabajo actual a miles de empleados (por ejemplo un ingeniero en la nueva industria debe saber más de baterías eléctricas y sistemas de navegación autónoma que de pistones y radiadores). No hacerlo significa proteger miles de trabajos y el bienestar de sus familias, pero un futuro incierto y probablemente menos trabajos e ingresos a futuro.

¿Usted qué haría?