Por: Krisia Chacón Jiménez.   15 junio, 2018
La empresa Ad Astra Rocket Company Costa Rica presentó este lunes en Liberia, Guanacaste, el primer bus eléctrico impulsado por hidrógeno que circula en el país. La unidad fue bautizada con el nombre de N'Yu'Ti, que significa estrella en chorotega.
La empresa Ad Astra Rocket Company Costa Rica presentó este lunes en Liberia, Guanacaste, el primer bus eléctrico impulsado por hidrógeno que circula en el país. La unidad fue bautizada con el nombre de N'Yu'Ti, que significa estrella en chorotega.

Tres buses eléctricos, llamados 'e-buses' estarían transitando en las carreteras del país el próximo año.

Los autobuses y las respectivas estaciones de carga se introducirán al país gracias a una donación de 2,5 millones de euros por parte del Gobierno de Alemania y de $1 millón proveniente de la Fundación Costa Rica - Estados Unidos para la Cooperación (CRUSA)

Así se estipuló en un proyecto firmado entre el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), el Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT), la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), el Grupo ICE, la Cooperación Alemana para el Desarrollo, GIZ, CRUSA, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, operadores de buses, Organizaciones sin fines de lucro, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Promerica.

Con la firma del proyecto se comenzará con la definición técnica de la estructura operativa, mediante un consorcio público – privado, la selección de los concesionarios que participarán, las rutas, la tecnología que utilizarán los autobuses, así como el diseño de varios instrumentos financieros para la masificación del uso de buses eléctricos.

El ministro de Ambiente y Energía, Carlos Manuel Rodríguez comentó que para Costa Rica es fundamental generar un cambio en el transporte para caminar hacia la descarbonización.

"La electrificación del transporte modalidad bus, no solo aporta a la reducción de emisiones; estamos aportando al cambio de ecosistema, aportamos a mejorar la calidad del aire, reducir la contaminación sónica de nuestras ciudades, entre otros", dijo.

El ministro explicó que con la puesta en marcha de este plan piloto, espera analizar los resultados para luego llevarlo a otras modalidades de transporte público como los taxis y trenes.

ONU Ambiente estimó que en el caso de San José, los beneficios acumulados de la introducción de la movilidad eléctrica en un 25% de la flota del servicio público para el 2030, podrían incluir una reducción de 389 toneladas de CO2, así como ahorros de $316 millones en consumo de combustible y 108 muertes prevenidas relacionadas con la contaminación del aire.

Las tendencias mundiales apuntan a que en los próximos años se espera una completa transformación de la movilidad, donde converjan flotas de vehículos compartidos y autónomos, así como un mayor uso de bicicletas, ciudades amigables para los peatones y transporte de carga libre de ruido y emisiones.

Según el Informe Estado de la Nación 2017, el sector transporte es responsable del 61% del consumo de hidrocarburos.