Por: Krisia Chacón Jiménez.   15 julio
Un técnico de DHL prepara un dron para que traslade un paquete vía aérea. El gigante de la logística está desarrollando pruebas con estos vehículos autónomos para agilizar los tiempos de entrega. Foto: AFP.
Un técnico de DHL prepara un dron para que traslade un paquete vía aérea. El gigante de la logística está desarrollando pruebas con estos vehículos autónomos para agilizar los tiempos de entrega. Foto: AFP.

Las entregas con drones, las pruebas con vehículos autónomos, la robotización en las bodegas y el uso del Internet de las Cosas (IoT) para monitorear en tiempo real los procesos logísticos son una realidad y se potenciarán con la llegada de las redes 5G.

Si bien es cierto que habrá más tecnología y más dispositivos conectados, en los procesos de entregas la construcción de la infraestructura para crear una buena experiencia de principio a fin puede ser sumamente compleja.

Los consumidores demandan cada vez más entregas en el menor tiempo posible, razón por la cual resulta indispensable desarrollar procesos innovadores dentro de la estrategia digital de las compañías.

Ese es el norte de gigantes como DHL Express, Amazon y FedEx, quienes se han convertido en referentes en el negocio de la logística.

Entregas inteligentes

Uno de los grandes problemas del servicio de logística es que está sujeto a imprevistos en el camino de la entrega, como bloqueos, disturbios, accidentes, desastres naturales y atrasos en los puestos aduaneros, entre otros.

En este punto DHL Express ha invertido en tecnología. La compañía desarrolló una especie de “cerebro” que se alimenta de múltiples fuentes de información, la cual es luego procesada a través de inteligencia artificial con el fin de alertar a los transportistas con suficiente antelación acerca de algún inconveniente, de manera que puedan cambiar su ruta, o bien informarle al cliente que habrá algún atraso.

Esta tecnología está disponible en Costa Rica y en el resto de Centroamérica.

El enfoque actual de la organización es que sus clientes puedan gestionar todos sus movimientos logísticos, como cotizaciones, inventarios, transporte en tiempo real, y la llegada de las mercancías desde su oficina u hogar.

Otra tecnología relevante para la logística son los drones, razón por la cual DHL Express y la empresa de vehículos aéreos autónomos EHang establecieron una alianza para lanzar conjuntamente el servicio de entregas inteligentes en China.

El uso de drones reduce el plazo de entrega de 40 minutos a tan solo ocho, y se puede ahorrar hasta el 80% de los costos por envío, con un menor consumo energético y una huella de carbono inferior a la del transporte por carretera. Estos vehículos cargan hasta cinco kilos por vuelo.

Sus funciones incluyen despegue y aterrizaje verticales, GPS e identificación visual, planeamiento inteligente de la ruta, automatización completa del vuelo y conexión a las redes, así como programación en tiempo real.

Los drones de DHL estarían volando en Costa Rica dentro de tres años, según estimaciones de Rodrigo Jalil, CEO de DHL Costa Rica.

Amazon es otro gran referente de la automatización de entregas y también le apuesta al negocio de los drones con su servicio Prime Air.

La compañía presentó su modelo de vehículo aéreo autónomo el pasado 5 de junio en Las Vegas, Estados Unidos, y allí se afirmó que el servicio estaría disponible en los próximos meses, aunque no se dio una fecha exacta.

Con los drones, Amazon quiere reducir el tiempo de sus entregas Prime de dos días a tan solo uno. No obstante, este servicio todavía se encuentra en etapa de maduración.

La robótica y automatización es otra gran apuesta de este monstruo de las entregas.

En 2014, la empresa comenzó a introducir robots en sus bodegas. Estos fueron desarrollados por Kiva Systems, una compañía que Amazon había comprado dos años antes por $775 millones y que renombró como Amazon Robotics.

Empleados trabajan al lado de los robots con el fin de agilizar el tiempo de entregas. Foto: Bryan Anselm/The New York Times.
Empleados trabajan al lado de los robots con el fin de agilizar el tiempo de entregas. Foto: Bryan Anselm/The New York Times.

La empresa tiene más de 100.000 robots en todo el mundo y en sus planes está aumentar esta cifra.

Los robots hacen que el trabajo en el almacén sea menos tedioso y demandante en el aspecto físico para quienes trabajan como operadores.

“Es verdad que Amazon no podría funcionar con los costos que tiene y los precios que ofrece a sus clientes sin la automatización”, afirmó al New York Times, Martin Ford, futurista y autor de Rise of the Robots.

Los robots se guían mediante códigos QR ubicados en el suelo, mientras cargan paquetes con mercancía que pesa hasta 1.000 kilos. Se mueven de forma autónoma y sin chocar.

En esas bodegas interactúan mano a mano máquinas y humanos; una visión colaborativa que desarrolla la marca con la implementación de tecnologías avanzadas.

En DHL también usan robots en sus bodegas y, según cifras brindas por Jalil, han automatizado el 20% de los procesos que aumentan la productividad.

Otro de los pesos pesados de la logística es FedEx, empresa que asegura estar desarrollando proyectos que la colocarán a la vanguardia. Ejemplo de ello son las entregas autónomas. La firma trabaja en la fabricación de una flotilla de vehículos pequeños y amigables con el medioambiente para realizar las entregas.

Entre sus planes también está el habilitar la posibilidad de solicitar envíos con tan solo hablarles a los dispositivos Amazon Echo o Google Home.

La asistente virtual Alexa, habilitada mediante inteligencia artificial, está diseñada para llegar a entender órdenes como: “Alexa, prepara un envío”, y tiene como objetivo reducir la necesidad de cubrir formularios o buscar en menús.

“Será posible realizar todo el proceso mediante el habla, y Alexa realizará las preguntas adecuadas para asegurarse de haber completado el trabajo. Entonces, un camión llegará a las puertas de su oficina, recogerá los envíos y los trasladará”, señaló Rob Carter, CIO de FedEx en el blog oficial de la compañía.

La empresa tampoco descarta utilizar en los próximos años robots que se encarguen de pasar puerta a puerta dejando paquetes. En FedEx visualizan máquinas capaces de rodar más distancia y soportar cargas más pesadas que los drones.

Imagínese un futuro en el que solicita un envío a través de Alexa. Minutos después, llega un vehículo autónomo y se baja un robot mensajero que recoge el paquete en la puerta de su casa para llevarlo adonde usted necesita. Aunque parezca ficción, así es como piensan los grandes referentes del negocio de la logística.

Estrategia de las tres "D" en logística

Acción Retribución
Datos
data
Más allá del mercadeo, son el punto de partida para todos los esfuerzos. Grandes volúmenes de datos diversos hacen posible desarrollar un entendimiento más profundo de los clientes y de las preferencias individuales.
Con un procesamiento adecuado de la información, las empresas pueden construir una descripción más completa de sus clientes, que puede vincularse a los datos de cada transacción.
Decisión
decisioning
La decisión se logra mediante analíticas avanzadas, la administración de la audiencia y motores de personalización. Los sistemas tecnológicos pueden determinar cómo y cuándo proporcionar una experiencia a un cliente potencial.
La decisión debe incluir enganches con los sistemas de inventario y logística para asegurar que los productos y servicios que se ofrecen están disponibles y pueden ser entregados rápidamente.
Entrega
delivery
Con los procesos de entrega se debe mantener informado al cliente del estado de su paquete a través de canales como correo electrónico, mensajes de texto y el sitio web del cliente.
También se integra con canales de interacción, como centrales de llamadas y aplicaciones móviles. En algunos entornos, este proceso puede ser completamente automatizado.
Fuente Tendencias Tecnológicas 2019 Más allá de la frontera digital, Deloitte.