4 abril, 2018

Las nuevas normas de privacidad de Facebook intentan dar una explicación más clara de los datos que recolecta sobre los usuarios, pero en realidad no cambia lo que recolecta y comparte. La empresa dio a conocer las revisiones este miércoles, en medio de uno de los escándalos más graves de su historia.

Facebook cambió políticas de privacidad luego del peor escándalo que ha enfrentado la red social. / AFP PHOTO / Mladen ANTONOV
Facebook cambió políticas de privacidad luego del peor escándalo que ha enfrentado la red social. / AFP PHOTO / Mladen ANTONOV

Aunque Facebook dice que los cambios no obedecen a los sucesos recientes ni a las normas más estrictas que acaba de promulgar la Unión Europea, el momento es oportuno. El presidente de la empresa, Mark Zuckerberg, debe comparecer ante el Congreso la semana próxima.

A medida que Facebook evolucionó desde una red cerrada, limitada a la Universidad de Harvard y sin publicidad, a una empresa gigantesca con ingresos por publicidad de $40.000 millones y enormes subsidiarias como Instagram y WhatsApp, sus criterios de privacidad han cambiado una y otra vez.

Según sus detractores, en cada ocasión los cambios significaron alejarse de la protección del usuario hacia una mayor apertura. Por otro lado, la presión regulatoria y de los usuarios en ocasiones ha obligado a Facebook a apartarse de la recolección y uso de datos y explicarse en lenguaje llano, a diferencia del denso lenguaje técnico que emplean muchas otras empresas de Internet.

Aires de cambio

Algunos cambios del miércoles: Facebook agregó una sección para explicar que recolecta la información de contacto de los usuarios si estos optan por “cargar, sincronizar o importarlos ” al servicio. Esto puede incluir sus listas de contactos telefónicos, registros de llamadas y archivos de textos. La nueva norma dice que Facebook puede usar esta información para ayudar a "encontrar gente que quizá usted conozca".

La norma anterior no mencionaba registros de llamadas ni archivos de textos. Varios usuarios se enteraron sorpresivamente de que Facebook reunía información acerca de las personas a las que texteaban o llamaban y por cuánto tiempo lo hacían, aunque no el contenido de los mensajes de texto. Lo hizo aparentemente sin el consentimiento explícito del usuario, aunque Facebook dijo que solo reunía esa información de usuarios de Android que lo autorizaban específicamente cuando instalaban Facebook.

La red aclara que las leyes locales pueden afectar lo que haga con información “delicada”, como la raza, etnicidad, salud, ideas políticas y afiliación sindical del usuario.

Esta y otra información "podría estar sujeta a protecciones especiales bajo las leyes de su país”, dice, pero significa que la empresa difícilmente aplicará protecciones más estrictas a países con leyes de privacidad más laxas, como Estados Unidos. Facebook siempre ha tenido diferencias regionales en sus normas y el nuevo documento lo aclara.

La nueva norma también aclara que WhatsApp e Instagram son parte de Facebook y están sujetos a la misma norma de privacidad que la empresa matriz. La norma anterior no los mencionaba. Si bien WhatsApp aún no muestra publicidad, Instagram sí lo hace y la nueva política de consolidación podría ser una señal de lo que sucederá en WhatsApp.