Por: Krisia Chacón Jiménez.   11 diciembre, 2019
Nokia dejó atrás la producción de móviles y su nuevo foco de negocio está basado en el desarrollo de las redes 5G. Foto: AFP.
Nokia dejó atrás la producción de móviles y su nuevo foco de negocio está basado en el desarrollo de las redes 5G. Foto: AFP.

Helsinki, Finlandia. Transformada en una compañía que desarrolla tecnología para 5G, Nokia aspira a regresar al olimpo de las marcas mundiales donde ingresó gracias a la popularidad de sus celulares en los albores de la telefonía móvil.

La firma llegó a ser la empresa más valiosa en Europa en el 2000. En el 2007 contralaba el 40% del mercado de telefonía móvil, precisamente el año en que Apple llegó a la batalla de los móviles.

A partir de ese momento, su caída fue estrepitosa. La compañía finlandesa no pudo competir contra quienes hoy llevan la batuta del negocio: Samsung y la manzana.

En 2014, vendió su unidad de dispositivos móviles a Microsoft y en 2016, este la trasladó a HMD Global, una firma creada por exempleados de Nokia.

Rajeev Suri, el director general de la compañía, decidió dejar la producción de celulares y centrarse en las redes de telecomunicaciones para el desarrollo de ciudades inteligentes.

Para esto, la organización compró a Alcatel-Lucent en 2016 por $17.000 millones.

El fabricante finlandés aseguró en junio pasado que había firmado 42 acuerdos comerciales de las nuevas redes en todo el mundo y tiene en su poder más de 1.500 patentes para el desarrollo de redes de quinta generación.

Con estos datos, Nokia es de momento la segunda empresa en 5G, solo por detrás de Huawei.

Reingeniería

Nokia trabaja en pruebas de concepto de nuevos servicios digitales que están basados en el procesamiento de datos y uso de tecnologías de punta.

Su proyecto tiene el nombre de ecosistema LuxTurrim5G. La primera fase que finalizó en mayo, se basó en pruebas efectuadas en el campus de la compañía ubicada en la ciudad de Espoo, Finlandia.

Allí cuentan con postes inteligentes equipados con 5G, y los cuales integran redes con sensores climáticos, de calidad del aire, cámaras de video, monitores y unidades de carga de vehículos eléctricos.

Estos dispositivos están diseñados para que sirvan como una plataforma de comunicaciones de alta velocidad con una amplia gama de datos sobre medio ambiente, tráfico, clima y uso de energía.

Toda esta información puede ser utilizada por los municipios para invertir en mejoras de las ciudades y para los habitantes.

Los postes pueden aportar a la seguridad ciudadana. Por ejemplo, si durante un evento masivo hay disturbios, las cámaras instaladas en estos dispositivos pueden identificar a las personas involucradas con sistemas de reconocimiento facial.

Se envía una alerta a la policía para que lleguen al lugar y puedan reconocer a quienes están ocasionando los problemas.

Esta es una parada de autobuses equipada con un poste 5G el cual facilita información del clima, calidad del aire, información del tráfico e inclusive alertas de seguridad. Foto: Krisia Chacón.
Esta es una parada de autobuses equipada con un poste 5G el cual facilita información del clima, calidad del aire, información del tráfico e inclusive alertas de seguridad. Foto: Krisia Chacón.

La próxima fase del proyecto de Nokia es comenzar a probar sus sistemas en entornos reales con ayuda de los servicios de emergencia, la policía, municipalidad e incluso la academia.

Con el desarrollo de 5G, esta organización tiene como meta desarrollar soluciones en:

  • Transporte: Monitoreo de tráfico en tiempo real, desarrollo de vehículos autónomos y logística inteligente.
  • Salud y seguridad: Servicios de información sobre el clima y la calidad del aire, seguridad pública, protección de datos y servicios remotos de salud.
  • Mantenimiento de la ciudad: Datos sobre calles y edificios, optimización y almacenamiento de energía limpia, soluciones en realidad virtual para aplicaciones en educación y cultura.
Mercado candente

Nokia ya se enfrentó en el pasado contra Apple y Samsung en la batalla de celulares, la cual perdió. Ahora en su nuevo giro de negocio se enfrenta a marcas como Huawei.

El gigante chino ha invertido cerca de $2.000 millones en investigación y desarrollo de 5G, según informaciones de The Economist.

De momento Huawei lidera la carrera en cantidad de patentes para las nuevas redes y se concentra en obtener la mayor cantidad de contratos para desplegar esta tecnología en todo el mundo.

Además del negocio de telecomunicaciones para la construcción de ciudades inteligentes, la marca está enfocada en incorporar 5G en sus terminales.

En setiembre pasado, Huawei presentó su nuevo procesador Kirin 990 5G con la promesa de ofrecer una experiencia de conectividad superior.

El negocio de los chinos ha tenido vientos en contra. La marca chocó de frente con el gobierno de Estados Unidos, que ha presionado a sus aliados para que prohíban los equipos Huawei de sus redes 5G.

En la competencia también se encuentran grandes firmas como ZTE, LG, Samsung, Ericsson y Qualcomm, quienes han formado alianzas con otros proveedores para hacer pruebas de 5G en temas de movilidad, seguridad y comunicación.

De momento las marcas están moviendo sus fichas para ganar ventaja competitiva: Nokia ha negociado con Huawei sobre territorios para desplegar redes 5G; y Samsung, Ericsson y Qualcomm se concretan en cerrar proyectos con empresas de telecomunicaciones como AT&T y Vodafone.

En el caso de Costa Rica, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) afirmó que realiza un plan piloto con redes de quinta generación, aprovechando frecuencias que tiene a su disposición y que fueron adecuadas para servicios avanzados de telecomunicaciones.

Las pruebas iniciarán en la terminal de contenedores de Moín, según indicó Suzeth Rodríguez, directora de operaciones de Radiográfica Costarricense S. A. (Racsa) durante un congreso de Ciudades Inteligentes realizado en el país en octubre.

Mediante este plan se dotará al puerto con lo último en tecnología para optimizar su operación y reforzar la seguridad tanto en las instalaciones como en los alrededores.

Para iniciar la prueba, el ICE explorará con tecnología 5G de los fabricantes Huawei, Nokia y Telrad, con el fin de comparar la calidad.

Una de las principales características del 5G es su veloz conexión de hasta 100 veces más rápida que la actual 4G.

Con 5G se desbloquearán nuevas capacidades como autos sin conductor, medicina remota, un ecosistema de electrodomésticos inteligentes y demás dispositivos conectados al Internet de las Cosas (IoT).

El futuro de 5G todavía está tomando forma. Los estándares y las tecnologías fundamentales que lo respaldarán están aún en progreso, esto quiere decir, que no hay nada escrito con respecto a quién dominará el segmento de telecomunicaciones.

“Anticipamos que algunas implementaciones comerciales de 5G a gran escala no se ejecutarán hasta después de 2022”, señaló el Índice de Redes Visuales de Cisco.

Mientras el ecosistema madura, Nokia trabaja en su renacimiento para nuevamente conectar a las personas.