Por: Krissia Chacón.   21 febrero

¡Hola Layla! Estoy interesada en un crédito personal, ¿me puede decir los requisitos que tengo que presentar y hacerme un análisis crediticio para saber si califico?

Estas son parte de las funciones que puede realizar Layla, un nuevo chatbot desarrollado en Costa Rica y que está enfocado en simplificar los trámites de la banca convencional.

Adquirir créditos, cancelar o bloquear tarjetas, buscar cajeros automáticos, recibir pagos, revisar los saldos de las tarjetas de crédito, contratar productos financieros, realizar consultas sobre seguros y planes de teléfonos; son parte de las tareas que puede hacer este chatbot.

Layla fue creado por Impensa, empresa fintech costarricense y Equifax.

De izquierda a derecha: Mario Hernández, presidente y cofundador de Impesa, junto a Rodolfo Méndez, director general de Equifax en Costa Rica. Ellos firmaron la alianza para desarrollar el chatbot Layla.
De izquierda a derecha: Mario Hernández, presidente y cofundador de Impesa, junto a Rodolfo Méndez, director general de Equifax en Costa Rica. Ellos firmaron la alianza para desarrollar el chatbot Layla.

La presentación oficial se realizó el martes 20 de febrero en el Hotel Real Intercontinental.

El chatbot se diferencia del resto de los que existe en el mercado porque va más allá de la atención al cliente. Tiene funciones de analítica como poder hacer análisis crediticio y también tiene la posibilidad de conectarse a las redes sociales de los usuarios para verificar que efectivamente es la persona que está detrás de la pantalla quien quiere hacer un trámite bancario.

Por ejemplo, para gestionar un crédito, Layla se conecta con la institución financiera y con las funciones integradas de Equifax, puede hacer el análisis del crédito y luego emite la información a la entidad financiera solicitada por el cliente.

Alcances de la inteligencia artificial

Layla es un servicio personalizado basado en inteligencia artificial (IA) que permite a los usuarios interactuar con ella a través de distintos canales como Messenger de Facebook, Skype, Telegram, o una página web.

Funciona las 24 horas del día y los siete días de la semana.

Según Mario Hernández, presidente y cofundador de Impensa, Layla permite al usuario tener una conversación personal gracias a que utiliza tecnologías de IA para interpretar el lenguaje natural de los seres humanos y así determinar con precisión cuál trámite desea realizar el usuario.

“Layla maneja diálogos dinámicos y puede tomar decisiones de forma autónoma e inteligente. Además, tiene la capacidad de aprender continuamente nuevos conceptos e integrarse a otros sistemas. Esto permite un crecimiento ilimitado en su funcionalidad", agregó Hernández.

El sistema tiene la capacidad para escalar a la cantidad de transacciones necesarias, por lo que su capacidad de atención a los usuarios en tiempo real es masiva. De igual forma, les permite a las entidades financieras reducir costos y tiempo de atención de sus clientes.

Los creadores del chatbot afirmaron que su uso no está limitado al sector de la banca, sino que se puede aplicar a cualquier otro sector que demande de la necesidad de conversar con los clientes y que puedan autogestionar sus peticiones.

Impesa firmó un convenio con Equifax con el objetivo de integrar los sistemas para validar la identidad de los usuarios, utilizar los motores de inferencia crediticia y los servicios de análisis de crédito.

¿Cómo funciona Layla?

El sistema trabaja a través de chats, por lo que el usuario solamente debe ingresar a su cuenta de Facebook, por ejemplo, y a través del Messenger podrá interactuar con este chatbot.

Una vez que escribe el mensaje a Layla, lo leerá y le responderá inmediatamente.

Este novedoso robot se basa en dos tecnologías principales. El procesamiento del lenguaje natural que le permite identificar el lenguaje escrito y hablado de un ser humano y las técnicas de machine learning.

“Layla es sumamente efectiva, ya que nos especializamos en el desarrollo de la experiencia del usuario. Además, su motor de procesamiento permite evitar que se den afectaciones en el servicio por una alta demanda en su uso. Cada función es configurada y certificada hasta tener un flujo adecuado para llevar a cabo la acción deseada”, explicó Hernández.

Además Layla incorpora en su sistema certificados de seguridad y listas de control de acceso para cada API. El sistema también obtendrá la certificación en la Norma de Seguridad de la información relacionada con los medios de pago en junio de este año.

De igual forma, fue desarrollada en cumplimiento con el estándar Payment Card Industry al usar mecanismos de encriptación para credenciales de APIs y almacenes de datos individuales para cada cliente.

Layla no requiere instalación y funciona en la plataforma Google Cloud Platform (GCP).