Por: Krissia Chacón.  15 diciembre, 2017
13/12/2017, Llorente de Tibás, fotografías de los motorizados UberEats, fotos con fines ilustrativos, foto Rafael Murillo
13/12/2017, Llorente de Tibás, fotografías de los motorizados UberEats, fotos con fines ilustrativos, foto Rafael Murillo

¿Si piensa en entregas de comida a domicilio qué es lo primero que se le viene a la cabeza? Hace algunos meses había que buscar el número telefónico del servicio express, tener presente que no toda la comida se puede solicitar bajo este servicio y conocer los platillos del menú.

Actualmente este servicio se ha modificado y tan solo necesita de una aplicación en donde encontrará todo un catálogo de opciones, desde comida rápida, hasta la de pequeños negocios e incluso la que es catalogada como premium.

La competencia se encendió, ya que en este negocio operan servicios como los que ofrece Go Pato, EatsOn, ¿Qué Comemos? y recientemente UberEats.

El ADN de todos ellos consiste en que gracias a una aplicación el usuario puede pedir la comida, al tiempo que tiene de primera mano toda la información de los platillos y sus precios; con el valor agregado de poder monitorear el estado en el que se encuentra la comida (ya sea que está en preparación o la ruta en la que va el repartidor).

Estos servicios llegaron para cambiar las reglas tradicionales de las entregas a domicilio. Los precios son cada vez más competitivos para los clientes, y por el otro lado, otras personas encuentran una fuente de empleo flexible y que opera bajo el sistema de economía colaborativa.

Otros que resultaron beneficiados fueron los restaurantes, ya que no tienen que invertir en el mantenimiento de una flotilla; tan solo tienen que ponerse en contacto con el proveedor del servicio.

Cada empresa ofrece sus servicios según la filosofía de su negocio, y aunque en el fondo hacen lo mismo, cada uno ha querido dar un toque diferenciador con sus ofertas y tarifas.

Las aplicaciones tienen sus diferencias precisamente en la información que entregan al usuario.

El Uber de comidas
13/12/2017, Llorente de Tibás, fotografías de los motorizados UberEats, fotos con fines ilustrativos, foto Rafael Murillo
13/12/2017, Llorente de Tibás, fotografías de los motorizados UberEats, fotos con fines ilustrativos, foto Rafael Murillo

El 6 de diciembre anterior llegó al mercado costarricense UberEats, una plataforma que opera muy similar al Uber para movilizar personas.

Este servicio arrancó con 250 restaurantes y 2.000 socios repartidores que se movilizan en bicicleta, motocicleta y automóvil.

Los usuarios tienen que descargar la aplicación UberEats y añadir su método de pago mediante tarjetas de débito o crédito.

De momento el servicio está habilitado solamente para San José y Heredia, pero UberEats espera también llegar a Cartago y Alajuela en los próximos seis meses. No obstante, en algunas zonas de cantones josefinos el servicio aún no se encuentra disponible, según pudo corroborar EF.

En cuanto a los costos, la tarifa fija por el servicio de entregas es de ¢1.300 sin importar la distancia, ni el tamaño de la orden.

Para los repartidores, sus ganancias estarán basadas en la cantidad de entregas y la distancia que recorran, así como el tiempo que permanezcan conectados. Según consultas que realizó EF a los repartidores de UberEats, en una hora pueden ganar alrededor de ¢2.500.

UberEats le entrega a cada restaurante afiliado una tableta, la cual será el medio de comunicación exclusivo entre el comercio, los repartidores y la plataforma. El método de trabajo es que cada restaurante calcula el mejor tiempo para llamar al repartidor con el fin de que la comida no permanezca en el mostrador del local.

Los socios colaboradores del Uber de personas, también pueden trabajar como repartidores de comidas; una opción más para los que trabajan con esta plataforma.

Pato agentes
Lunes 11 de Mayo 2015, El Guarco, Cartago, existe una pequeña empresa familiar llamada GO PATO, ellos se dedican a relizar diligencias de cualquier tipo, en todo país, en la fotografía aparece , foto rafael murillo
Lunes 11 de Mayo 2015, El Guarco, Cartago, existe una pequeña empresa familiar llamada GO PATO, ellos se dedican a relizar diligencias de cualquier tipo, en todo país, en la fotografía aparece , foto rafael murillo

Go Pato es una empresa costarricense que está enfocada en facilitar los "mandados" de sus clientes, esto incluye la entrega de comida a domicilio, realizar las compras del supermercado, entregar documentos y próximamente la compra de medicamentos.

Los patos ofrecen como servicio diferenciador las entregas con drones, lo cual hace que sean más rápidas y le brinden al usuario una experiencia diferente. Aunque también tienen repartidores que se movilizan en bicicleta, motocicleta y automóvil.

Para realizar una solicitud con los patos, los clientes pueden hacer su pedido directamente desde la aplicación de los patos, por Messenger de Facebook y próximamente por WhatsApp al número 8800- 4242.

José Navarro, fundador de Go Pato, afirmó que su estrategia de dividir el servicio de entregas por microzonas les ha dado resultados. Actualmente están habilitadas seis zonas que van desde el centro de San José hacia el este hasta llegar a Cartago. La meta de la empresa es llegar a toda la Gran Área Metropolitana (GAM) en enero próximo.

"Buscamos que las personas tengan una cantidad de soluciones con nosotros, para que se ahorren tiempo en tráfico, de tal forma que nuestro servicio sea de valor", acotó Navarro. La tarifa fija que pagan los clientes por las entregas es de ¢1.100.

Mientras que el pago de los pato agentes están bajo una tarifa por hora, y lo que aumenta su ganancia es la cantidad de servicios que hacen durante esos 60 minutos.

Según Navarro, el promedio de servicios que hace un pato es de 2,5 por hora, lo que se traduce a unos ¢3.500 por hora en motocicleta y en carro ¢4.500.

La flotilla de Go Pato actualmente es de 300 repartidores, sin embargo, esta cifra podrá aumentar a los 500 para inicios del próximo año. En el área de operaciones, los patos también incrementarán su personal con el objetivo de cerrar este 2017 con 35 colaboradores responsables de la atención al cliente, mercadeo, desarrollo de tecnologías y de las operaciones.

Eco entregas

Entregas a domicilio con una huella ecológica, esta es la filosofía que tiene EatsOn y lo hace gracias a que sus repartidores usan solamente las bicicletas como su medio de transporte.

EatsOn es una aplicación que se puede descargar tanto para Android como para iOS, y la cual se encuentra activa para San Pedro, Moravia, Tibás, San José centro, La Sabana, Escazú, Pinares, Curridabat y Santa Ana.

Con respecto a las tarifas de EatsOn, Danny Ramírez, propietario de la empresa, explicó que ellos regalan 2 kilómetros de express cuando las órdenes superan los ¢6.500. "Un 60% de las órdenes entran en este escenario, por lo que el cliente no paga por el servicio de la entrega".

En el caso de que la orden sea menor a los ¢6.500, los precios son ₡525 el kilómetro inicial, y ¢375 por kilómetro adicional, el cual se cobra fraccionado dependiendo de la distancia. Pero si la orden es superior a los ¢6.500 y está a más de 2 kilómetros, el cliente solo cancela la distancia adicional.

Los repartidores ganan por kilometraje, y se les paga de forma diferenciada el kilómetro inicial al adicional. De estos montos el 80% de las tarifas se les cobran a los clientes.

En el caso de que el express sea gratis, el pago corre por la cuenta de EatsOn.

La aplicación también permite pedidos de varios restaurantes en una misma entrega, esto con el fin de generarle ahorro a los clientes cuando hacen pedidos grupales.

"EatsOn es la única empresa 100% ecológica en sus envíos y tampoco le cobra cuota de entrada a los restaurantes", señaló Ramírez.

¿Qué quiere comer?
Que Comemos es una aplicación mediante la cual se puede ordenar comida bajo el servicio de entrega a domicilio.
Que Comemos es una aplicación mediante la cual se puede ordenar comida bajo el servicio de entrega a domicilio.

Si le cuesta decidir lo que desea comer, la plataforma ¿Qué Comemos? le muestra todas las opciones de restaurantes que cuentan con servicio express y que están dentro de su radio de entregas.

Los usuarios de ¿Qué Comemos? no tienen que pagar ningún costo adicional para ordenar la comida. Los precios de los platillos a través de la herramienta son iguales a los que están dentro de los restaurantes.

El cobro de la comisión se le hace al restaurante que eligió el cliente.

Marco Villalta de ¿Qué Comemos?, señaló que por medio de la aplicación cualquier persona puede explorar los restaurantes que llegan a su ubicación, ver el menú, así como armar una orden y pagarla en menos de 30 segundos.

"Nuestra aplicación es la primera de este tipo en Centroamérica con más de 6 años de haber sido lanzada. Es desarrollada en Costa Rica. Cada vez que alguien ordena comida por ¿QueComemos? está apoyando tecnología hecha aquí (en el país)", añadió Villalta.

Las ofertas son cada vez más, y el objetivo es que los clientes no salgan de sus casas u oficinas para comprar sus alimentos, entonces ¿cuál será el pedido que realizará para su próxima comida?