Por: AFP.   30 enero, 2018
El interés del público por los autos inteligentes o autónomos crece, al mismo tiempo que firmas como Waymo –propiedad de Alphabet, la empresa de Google– redoblan esfuerzos con sus proyectos de desarrollo y pruebas de los modelos.
El interés del público por los autos inteligentes o autónomos crece, al mismo tiempo que firmas como Waymo –propiedad de Alphabet, la empresa de Google– redoblan esfuerzos con sus proyectos de desarrollo y pruebas de los modelos.

Washington - Waymo, la filial de vehículos autónomos de Alphabet (Google), encargará “miles” de automóviles adicionales a Fiat Chrysler para abrir un servicio de taxis sin conductor en Estados Unidos.

“Con la primera flota de vehículos totalmente autónomos en la carretera, hemos pasado de la investigación y desarrollo al despliegue”, explicó el director general de Waymo, John Krafcik, en un comunicado.

La compañía, que ya tiene 600 automóviles Fiat Chrysler, recibirá a partir de finales de año nuevos modelos Pacifica Hybrid, señaló.

Waymo, una de las empresas más avanzadas de vehículos autónomos, ya ha iniciado las pruebas de coches sin conductor en 25 ciudades de Estados Unidos, entre ellas Atlanta, San Francisco, Detroit y Phoenix.

En esta última es donde se han hecho los tests más innovadores.

Para hacer un despliegue comercial de automóviles autónomos hay que superar más obstáculos jurídicos, principalmente en materia de seguros y responsabilidad legal.
Para hacer un despliegue comercial de automóviles autónomos hay que superar más obstáculos jurídicos, principalmente en materia de seguros y responsabilidad legal.

“Waymo está preparado para abrir un servicio de reservas de taxis autónomos al público este año en Phoenix”, aseguró el comunicado.

Sin embargo, no se precisó si se trata de un auténtico servicio comercial o una nueva fases de pruebas a gran escala.

Para hacer un despliegue comercial de automóviles autónomos hay que superar más obstáculos jurídicos, principalmente en materia de seguros y responsabilidad legal.

Waymo ha ensayado ya con “clientes” voluntarios, pero con un ingeniero de la compañía al volante para hacerse cargo de la conducción en caso necesario.

La empresa anunció en noviembre del año pasado haber alcanzado un nivel superior de autonomía que le permitía prescindir de una persona al mando, tras unas pruebas con empleados de Waymo que actuaron como pasajeros.

Empresas automotrices, grupos tecnológicos y servicios de transporte con conductores no profesionales (como Uber y Lyft) tratan de convertirse en los primeros que sacan al mercado una flota de taxis basada en vehículos totalmente autónomos.