Por: Roberto Venegas Renauld.   4 febrero

Hace muchos años, había pensado que después de mis 50, podría dedicar una parte del tiempo a la enseñanza. Pensaba que para ese entonces habría acumulado una experiencia interesante y también que tendría más tiempo para hacerlo.

Al principio de mi carrera profesional tuve la oportunidad de dar lecciones de economía y allá por los noventas, cuando trabajaba en la Bolsa, le ayudé a un buen amigo con un curso, ambas experiencias y otras muy puntuales dieron origen a esta inquietud profesional.

El tiempo pasó, llegué a los 50, pero múltiples ocupaciones e intereses me hacen pensar que quizás no lo vaya a hacer, al menos formalmente.

No obstante, una forma de materializar ese interés por la enseñanza puede ser mediante publicaciones periódicas en algún medio informativo especializado. El Financiero, ha acogido con gran entusiasmo la idea.

Mi objetivo con este blog es generar información sobre tópicos especializados en finanzas corporativas y banca de inversión, áreas a las que me he dedicado profesionalmente en los últimos 30 años y en las que creo que hay mucho de qué hablar.

Sin que esta sea una lista taxativa, estaré tocando temas como:

  • Estrategia Financiera
  • Valoración de empresas
  • Valoración financiera de inmuebles
  • Compra/Venta de empresas
  • Fusiones
  • El desarrollo del mercado de valores
  • Opciones de financiamiento vía bolsa
  • Ofertas privadas

Estos son temas generales y permitirán generar artículos sobre aspectos específicos dentro de cada uno de ellos. Mis comentarios tendrán el propósito de aportar conocimiento, opiniones y criterios prácticos.

A lo largo de todos estos años he logrado identificar necesidades fundamentales en el sector empresarial y que las gerencias financieras de compañías normalmente no logran atender o lo hacen de manera muy rudimentaria. Esto ocurre usualmente por el cortoplacismo de su trabajo y la poca experiencia en temas especializados de finanzas.

Una necesidad similar he podido identificar también entre los empresarios, aunque ciertamente he tenido gratas experiencias con muchos de ellos que han enriquecido mi forma de pensar. En este sentido, espero poder aportar elementos técnicos necesarios para el análisis de esos temas contribuyendo a una mejor toma de decisiones empresariales.

Además, uno de los aspectos más importantes será contar con su opinión o con sus preguntas, las cuales me permitirán entablar un diálogo y robustecer el contenido.