La milla extra

El problema de usar faja en el gimnasio

Los músculos abdominales se atrofian

Imagine que llega a su trabajo y, al entrar, encuentra a otra persona en su oficina. Está sentada en su silla, usando su computadora, haciendo el trabajo que usted debería estar haciendo.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.