La milla extra

“Yo no tomo agua porque tomo mucho café”

Si bien es cierto que todos los líquidos hidratan (incluidas las sopas, las frutas y las gelatinas), sus contenidos no son equivalentes al del agua pura y por ende, no logran el mismo efecto en el cuerpo; incluso, algunos pueden ocasionar excatamente el efecto opuesto al deseado

Mi papá estaba convencido de que, como se toma tres jarrones (sí, no tazas, son jarrones… ¡floreros casi!) de café, no necesita tomar agua porque, según él, “ahí está toda el agua que el cuerpo necesita”.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.