Por: José David Guevara.   6 enero
25/10/2017. San Jose, Auditorio Universidad Latina. Debate presidencial con la candidatos principales, Rodolfo Piza (PUSC), Carlos Alvarado (PAC), Edgardo Araya (FA), Otto Guevara (ML), Juan Diego Castro (PIN) y Antonio Alvarez (PLN). foto jeffrey zamora
25/10/2017. San Jose, Auditorio Universidad Latina. Debate presidencial con la candidatos principales, Rodolfo Piza (PUSC), Carlos Alvarado (PAC), Edgardo Araya (FA), Otto Guevara (ML), Juan Diego Castro (PIN) y Antonio Alvarez (PLN). foto jeffrey zamora

¿Qué es lo más importante que va a transmitir la televisión nacional este domingo 7 de enero?

¿El arranque del campeonato de fútbol?

¿La clausura de las corridas de toros en Zapote?

¿La controversial misa?

¿Homicidios, asaltos, incendios, accidentes de tránsito?

¿Películas, fábulas, programas de cocina, chismes de farándula, el nuevo auto de lujo de Cristiano Ronaldo, que Keylor Navas echa de menos el chifrijo?

Cada quien tiene derecho a ver lo que más le guste o apetezca, pero la situación del país y todo lo que está en juego en las próximas elecciones (modelo de desarrollo, institucionalidad, calidad de la democracia, Estado de derecho, creación de empleos, manejo de las finanzas públicas, competitividad, entrabamiento legislativo, gobernabilidad, inseguridad ciudadana, empleo público, crisis de los sistemas de pensiones, educación para un futuro que ya llegó, atracción de inversiones, tipo de cambio, modelo de Estado y muchos etcéteras más) me hace pensar que si realmente amamos, nos interesa y preocupa Costa Rica el programa más importante de este domingo (y el lunes) será el debate de los 13 candidatos a la Presidencia organizado por el Tribunal Supremo de Elecciones (institución en la que confío plenamente) que transmitirá Canal 13 a partir de las 8:15 p.m.

Más que escuchar ideas bonitas, castillos en el aire, planes generales, propuestas abstractas, aladinos y lámparas maravillosas y ocurrencias mesiánicas, lo que me interesa es conocer CÓMO piensan los aspirantes concretar TODO lo que ofrecen.

CÓMO van a lograr acuerdos. CÓMO van a financiar cada proyecto. CÓMO van a superar los obstáculos de siempre. CÓMO van a reordenar el gasto público. CÓMO no van a caer en la irresponsabilidad de seguir posponiendo grandes desafíos. CÓMO va a ser la relación con el Poder Legislativo. CÓMO van a definir prioridades. CÓMO, CÓMO, CÓMO, CÓMO, CÓMO, CÓMO, CÓMO, CÓMO.

Costa Rica no está para escuchar generalidades, bla-bla-blas, blofs, chistecitos, hojarasca, paja, utopías, sueños de opio, cuentos de lobos y cerditos.

Señores candidatos, por favor no nos dibujen el pastel; explíquennos con absoluta claridad, seriedad y profundidad CÓMO van a definir la receta, obtener los ingredientes, batirlos, hornearlos y -muy importante- servirlos.

¿Será mucho pedirles que actúen con sentido de responsabilidad y madurez en estos dos debates? Espero que no.