Por: Marcelo Guevara .   Hace 3 días
Marcelo Guevara, coautor del blog #TributarioCR.
Marcelo Guevara, coautor del blog #TributarioCR.

El anuncio de que el Ministerio de Hacienda procedió a actualizar el valor fiscal de los vehículos ha causado molestia e inquietud en los propietarios de vehículos. No es para menos, ya que el valor del vehículo determina el monto a pagar. Entonces, ¿qué puedo hacer si considero que el valor es incorrecto?

En primera instancia, debemos tener en cuenta que el marchamo es un conjunto de rubros de muy variada índole. Justamente, cuando procedemos con el pago, estamos asumiendo el seguro obligatorio de automóviles, el aporte al Consejo de Seguridad Vial, el impuesto a la propiedad de vehículos automotores, un impuesto a favor de las municipalidades, el timbre de fauna silvestre y el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Incluso, en caso de tener multas por parquímetros, también serán incluidas en el cobro con sus correspondientes intereses.

Ahora bien, cerca del 70% de lo que conocemos como marchamo corresponde al impuesto a la propiedad de vehículos automotores, embarcaciones y aeronaves. Esta obligación fue creada mediante la ley número 7088 del año 1987. Se trata de un impuesto anual que recae sobre los propietarios de vehículos inscritos en el Registro Público. Aquí lo más importante es saber que el impuesto se calcula con base al valor de mercado del vehículo, al que se aplican tarifas escalonadas que van del 1,2% al 3,5%.

Cada año, el Ministerio de Hacienda efectúa el cálculo del impuesto según una fórmula, en virtud de la imposibilidad de calcular el valor de mercado de cada uno de los vehículos inscritos en el Registro Nacional. Frente a esto, los ciudadanos debemos revisar el valor que Hacienda haya determinado para nuestro vehículo, porque en el caso que no coincida con el valor de mercado, lo procedente es interponer un reclamo, por medio de la plataforma electrónica denominada Autogestión.

En este reclamo debemos comprobar que el valor de mercado del vehículo es inferior al valor asignado por Hacienda. Esto lo conseguimos por medio de anuncios publicados en páginas dedicadas a la venta de automotores. Asimismo, podemos aportar fotografías de nuestro vehículo que puedan demostrar que el valor es inferior al que Hacienda ha determinado.

No está de más recordar que en la Asamblea Legislativa se está discutiendo un proyecto para disminuir el monto a pagar este año. Sin embargo, independientemente que se apruebe o no esta propuesta de Ley, la verificación del valor de los vehículos debemos hacerla para evitar pagar más de lo que corresponde.