Por: Manuel Avendaño A..  10 abril

Celso Manuel Gamboa Sánchez nació en San José el 21 de abril de 1976, este martes fue destituido como magistrado de la Sala III de la Corte Suprema de Justicia, apenas 11 días antes de su cumpleaños número 42.

27/02/2018. Asamblea Legislativa discuten en el plenario la solicitud de levantamiento de la inmunidad del magistrado Celso Gamboa, luego de que la Corte Plena decidiera solicitarle al Congreso su destitución tras recibir el informe de un proceso disciplinario por el viaje que hizo en octubre del 2016 a Panamá.
27/02/2018. Asamblea Legislativa discuten en el plenario la solicitud de levantamiento de la inmunidad del magistrado Celso Gamboa, luego de que la Corte Plena decidiera solicitarle al Congreso su destitución tras recibir el informe de un proceso disciplinario por el viaje que hizo en octubre del 2016 a Panamá.

Atrás quedaron los días del fiscal mediático que anunciaba mano firme contra el narcotráfico en Limón.

Gamboa, un funcionario público de verbo fuerte, firme y seguro, sostiene que defenderá su nombre, pese a que sus excompañeros de Corte Plena pidieron a los diputados destituirlo por el presunto delito de tráfico de influencias en favor de Johnny Araya.

El hecho se consumó este lunes con 39 votos a favor de 41 diputados presentes en el pleno legislativo.

Estas son las peculiaridades del caso de Celso Gamboa.

1- Una carrera envidiable

La carrera de Celso Gamboa en la función pública es envidiable. Su ascenso a altos cargos en los poderes Ejecutivo y Judicial encuentra pocos precedentes que se le equiparen.

Su paso por la función pública inició en 1996 como conductor de detenidos en el Poder Judicial, con los años estudió y se preparó para ascender a altos puestos en la función pública costarricense.

Es así como Gamboa colecciona varios cargos importantes en su palmarés: fue Fiscal de Limón, viceministro de Seguridad en el gobierno de Laura Chinchilla (2006-2010), director de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) en esa misma administración; luego traspasó la frontera partidaria y se quedó en el gabinete de Luis Guillermo Solís como ministro de Seguridad hasta febrero del 2015.

Ese mismo año recibió el premio de funcionario público destacado por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

Regresó al Poder Judicial para ocupar el cargo de Fiscal Adjunto de la Fiscalía General y el 11 de febrero del 2016, alcanzó la cúspide de su carrera como funcionario público, 43 diputados lo eligieron como magistrado de la Sala III (de casación penal).

2- El magistrado más joven

A sus 39 años ocupó una de las 22 sillas en la Corte Plena de la Corte Suprema de Justicia. Celso Gamboa fue el magistrado más joven en alcanzar el máximo puesto que se le puede conferir a un juez de la República.

El 22 de febrero del 2016, la Corte Plena abrió su sesión semanal con un nuevo inquilino. Los magistrados se tomaron un espacio dentro de esa reunión para dar la bienvenida a Gamboa, entre palabras bonitas, felicitaciones, abrazos y muestras de admiración.

El actual presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Chinchilla, adornó la llegada del magistrado más joven con frases y cumplidos. "Ya lo esperábamos desde tiempo atrás", se alegró el jerarca del Poder Judicial.

La cascada de mensajes de recibimiento fue basta. El juez magistrado Fernando Cruz dio una calurosa bienvenida a Gamboa.

"Le quería decir que disfrute este momento tan agradable, esos apoyos que usted recibió a veces vuelan y se van, esos apoyos en política probablemente valen lo que una marqueta de hielo a medio día y duele decir que en política ni siquiera amistades hay. Así es que disfrute el momento porque le dieron un apoyo muy significativo, pero ese respaldo probablemente por distintas decisiones que usted vaya adoptando, se puede ir socavando", aseveró Cruz, en lo que parecía más una predicción del futuro de Gamboa, que un recibimiento.

3- El segundo magistrado destituido

Pero Celso Gamboa no es el primer magistrado destituido por la Asamblea Legislativa. El 29 de julio del 2014, el entonces magistrado de la Sala I, Óscar González, se convirtió en el primer alto juez que perdió su cargo a manos de los diputados.

53 de los 57 legisladores presentes en la sesión del 2014, decidieron destituir a González por un presunto caso de abuso sexual, aunque el 18 de diciembre del 2017, el Tribunal de Juicio de Heredia lo absolvió de ese delito.

Sin embargo, el caso de Gamboa sí es peculiar. Se trata del primer magistrado que pierde su puesto y su inmunidad por un presunto delito de tráfico de influencias en favor de un político, Johnny Araya.

27/02/2018. Asamblea Legislativa, San José. En la foto, Celso Gamboa abandonó el plenario y fue acompañado hasta su carro.
27/02/2018. Asamblea Legislativa, San José. En la foto, Celso Gamboa abandonó el plenario y fue acompañado hasta su carro.

El 26 de enero del 2017, la Fiscalía General -de la que alguna vez, no hace mucho, fue segundo al mando- pidió a los magistrados de la Sala Tercera -sus excompañeros- abrir un proceso contra Gamboa y levantarle la inmunidad de la que gozaba como juez magistrado.

La Oficina de Prensa de la Fiscalía confirmó que la denuncia por tráfico de influencias en contra de Gamboa es la primera de este tipo que se haya presentado en la historia contra un magistrado de la Corte Suprema de Justicia del Poder Judicial.

El caso se remonta a la supuesta solicitud que habría hecho Gamboa de eliminar el nombre de Johnny Araya de un expediente judicial. Ese hecho ocurrió presuntamente antes de las elecciones municipales del 2016.

La jefa de Prensa del Ministerio Público, Tatiana Vargas, presentó una denuncia por estos hechos ante la Inspección Judicial en noviembre del 2017.

Vargas señaló en ese documento que Celso Gamboa, entonces Fiscal Adjunto, y su asistente Justo Pastor López, intervinieron para borrar el nombre de Araya del expediente judicial antes de los comicios del 2016.

4- Cúmulo de investigaciones

Sobre Gamboa también existen otros seis procesos disciplinarios abiertos por la Corte Plena debido a sus vínculos con el empresario del cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

El Ministerio Público informó que existen siete denuncias penales en etapa de investigación, donde figura Gamboa. Estos procesos se llevan por los delitos de abuso de autoridad, cohecho, prevaricato, tráfico de influencias e incumplimiento de deberes.

El 2 de marzo del 2017, La Corte Suprema de Justicia del Poder Judicial envió una solicitud a los diputados para que destituyeran al juez como magistrado de la Sala III.

La petición de los magistrados llegó a la Secretaría del Directorio Legislativo apenas un día después de que los diputados levantaron la inmunidad a Gamboa para que enfrentara un proceso judicial por el presunto delito de tráfico de influencias en favor de Johnny Araya, alcalde de San José.

Gamboa estaba suspendido desde octubre del 2017 y fue acusado por la Fiscalía General ante la Sala III.

5- Convulso levantamiento de inmunidad

El levantamiento del fuero que protegía a Gamboa de investigaciones judiciales por su investidura de magistrado se gestó en medio de una convulsa sesión del plenario legislativo el pasado 1 de marzo.

Después de intensas y acaloradas discusiones, los congresistas decidieron hacer una votación pública para levantar la inmunidad del magistrado penal.

45 legisladores -de 46 presentes- votaron a favor de levantar el fuero al Gamboa para que iniciara el proceso de investigación en la Corte Plena que desencadenó con su destitución en el Congreso, este lunes 9 de abril.

24/10/2017. El Magistrado Celso Gamboa comparece ante la Comisión Legislativa que investiga los créditos del BCR por el cemento chino y el viaje a Panamá con el empresario Juan Carlos Bolaños. Foto Melissa Fernández
24/10/2017. El Magistrado Celso Gamboa comparece ante la Comisión Legislativa que investiga los créditos del BCR por el cemento chino y el viaje a Panamá con el empresario Juan Carlos Bolaños. Foto Melissa Fernández

En una carta enviada por el propio Gamboa a la fiscala general, Emilia Navas, aduce que una votación pública para quitare el fuero acarrea vicios de nulidad en el procedimiento legislativo.

Otto Guevara, diputado del Movimiento Libertario, se abstuvo de votar y alzó la voz para señalar que se dieron violaciones al procedimiento y a los artículos 101 y 104 del Reglamento de la Asamblea Legislativa.

La votación no debió ser pública, a criterio del libertario.

Es así como Celso Gamboa, un funcionario con una promisoria carrera en el Estado y quien; según relató David Patey, expresidente del Club Sport Herediano; tenía serias intenciones de buscar la Presidencia de la República en 2022, vio como su paso firme en la función pública se vio truncado por investigaciones, acusaciones y dudas.

Más allá del caso del cemento chino y del presunto delito de tráfico de influencias, Gamboa pagó un precio en este proceso, a partir de este lunes, su nombre ya no será el mismo.