Economía y Política

Conozca las propuestas que ofrecen los precandidatos del PLN para reactivar la economía

Reanimar la economía será uno de los mayores retos de la próxima administración

Los precandidatos del PLN debaten en Teletica, este jueves por la noche, previo a la convención del partido, este domingo 6 de junio. Foto: Cortesía.

Luego del shock provocado por la crisis sanitaria la economía nacional enfrenta el reto de la reactivación. De momento la producción camina lento y la estimación es que para el 2021 crezca a un ritmo de 2,9%, según las más recientes estimaciones del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Reanimar la aletargada economía será uno de los mayores retos de la próxima administración. En esta coyuntura de clima preelectoral EF investigó las propuestas de los precandidatos liberacionistas sobre este eje fundamental para el país. Cabe aclarar que algunas propuestas son escuetas y no indican cómo se van a lograr los objetivos.

El Partido Liberación Nacional (PLN) escogerá a su próximo candidato presidencial en una convención abierta este domingo 6 de junio.

José María Figueres

El expresidente de la República y precandidato liberacionista pretende reactivar la economía mediante la creación de 100.000 empleos directos en los próximos cuatro años.

Son tres ejes los que propone: trabajo sin fronteras, el nearshoring (atraer empresas al aprovechar la proximidad con sus casas matrices y mercados metas) y servicios de salud para exportación.

Para Figueres la revolución digital permite que cada días más personas puedan trabajar en cualquier parte del mundo desde su casa; por lo que pretende dotar a las jóvenes generaciones de competencias ―como el dominio del idioma inglés y que se convierta en la segunda lengua del país― que vayan en sintonía con la industria digital.

Además propone atraer más empresas del clúster de tecnologías de la información y la comunicación.

Entre 2020 y 2025 la industria de la inteligencia artificial permitirá crear 97 millones de puestos de trabajo en especialidades como el marketing digital, análisis de datos, internet de las cosas, desarrollo digital, automatización de las cosas, según consta en su plan de gobierno.

La posición geográfica de Costa Rica es una oportunidad para el nearshoring, por lo que el precandidato liberacionista considera que esta es una buena oportunidad para el país en momentos en que muchas empresas hacen reacomodos en su ubicación por los embates de la COVID-19.

Por eso plantea una campaña masiva internacional de atracción de nuevas inversiones liderada por la presidencia de la República, la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde); modificar de manera profunda la educación universitaria; y desconcentrar la Inversión Extranjera Directa (IED) fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM).

Sobre los servicios de salud de exportación, el precandidato pretende impulsar a Costa Rica en esta industria, en momentos donde la región enfrenta el envejecimiento de su población. 300 millones de norteamericanos cada vez más longevos enfrentan altos costos de salud en su país, según el programa del aspirante.

Por eso propone una alianza entre el Ministerio de Salud, la Caja y la Promotora de Comercio Exterior (Procomer); negociar acuerdos con aseguradoras de Estados Unidos y Canadá; y promover al país junto al Instituto Costarricense de Turismo (ICT) para la promoción de la industria médica y de bienestar.

Carlos Ricardo Benavides

En materia de reactivación económica el aspirante propone llevar las Zonas Francas a todas las provincias del país y para incentivarlas propone abaratar el costo de la electricidad, pues este es un costo muy fuerte para las empresas y les resta competitividad.

También les permitiría que produzcan su propia energía (mediante fuentes limpias como la solar) para que las puedan vender dentro de su parque empresarial a precios de costo.

Además reactivaría el Fondo de Avales para otorgar recursos a las pymes impactadas por la crisis sanitaria.

Atraer nómadas digitales (turistas extranjeros que realicen teletrabajo en el país) es otra de las apuestas. La aspiración es atraer entre 20.000 y 25.000 visitantes para inyectar a la economía cerca de $1.000 millones, según indicó Benavides durante el debate de precandidatos de Repretel, canal 6.

El candidato propone generar inversiones de la industria fílmica en el país para generar empleo, promover al sector turístico y producir redes de apoyo para la industria audiovisual nacional, mediante el proyecto Ley de Atracción de Inversiones Fílmicas en Costa Rica (Expediente N° 22.304) que se encuentra en la corriente legislativa.

Dentro del plan de gobierno promueve la producción y comercialización del cáñamo para uso industrial (para ampliar las exportaciones como materia prima) y el cannabis medicinal.

Roberto Thompson

El aspirante liberacionista tiene un menú variado de propuestas para reactivar la economía.

Uno de sus planteamientos es duplicar el parque nacional de Zonas Francas y propone utilizar los terrenos ociosos del Estado para desarrollarlos mediante alianzas público-privadas.

También pretende dar estímulos económicos a las empresas que garanticen una parte de sus contrataciones a poblaciones vulnerables (como mujeres jefas de hogar o desempleados de zonas costeras). Uno de esos estímulos podría ser fiscal.

Impulsar la economía naranja es otro planteamiento de Thompson. Para eso propone reactivar todas las actividades del sector (cultura, entretenimiento, gastronomía) mediante protocolos que eviten los contagios de la COVID-19.

Además propone otorgar incentivos a las empresas que contraten servicios de la economía naranja, aunque no indica cuáles podrían ser.

Ampliar la lista de posibles beneficiados del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) es otro de sus objetivos. En este caso pretende incluir a sectores como el turístico.

Thompson también es partidario de cultivar y comercializar el cáñamo industrial y el cannabis medicinal; a fin de dinamizar la economía y generar empleo.

Simplificar los trámites para el sector construcción y dar opciones reales de crédito para esta industria es otra de sus propuestas.

El candidato además propone la diversificación del turismo para que el país tenga una amplia oferta en turismo rural, de avistamiento de fauna, de bienestar, de aventura, médico y gastronómico.

Claudio Alpízar

Este aspirante verdiblanco propone una denominada revolución económica para el país, su planteamiento se basa en puras generalidades.

Plantea promover un clima de negocios para la reactivación económica, aunque no indica cómo va a lograrlo.

Propone que toda la inversión pública esté sistematizada para evitar “retrabajos, sobredimensionamiento y sobreplanificación de las obras y productos esperados con atrasos que inciden y repercuten en las finanzas públicas”.

Su plan de gobierno indica que la reactivación debe estar orientada hacia el bienestar desarrollo humano, atender brechas sectoriales en función del desarrollo, y propiciar acciones para disminuir las asimetrías del desarrollo.

Pretende impulsar el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas, y cooperativas de las zonas rurales y agrícolas para promover el consumo interno y la seguridad alimentaria.

Rolando Araya

Por su parte, el aspirante verdiblanco indica en su plan de Gobierno:

“La reactivación económica es esencial tanto para recuperar las plazas de trabajo perdidas como también para mejorar los ingresos fiscales. Ningún otro aspecto de una estrategia nacional de acometimiento de la crisis supera este objetivo. Y no solo debe contar el salvamento de empresas que han cerrado o están al borde de la quiebra, sino también un fuerte y decidido impulso al emprendedurismo”.

El precandidato propone una reactivación mediante los recursos, la biodiversidad, reservas naturales y yacimientos de riquezas minerales.

Según Araya, mediante ellos se pueden conseguir recursos económicos para lograr una transformación social, reforzar los sistemas de pensiones, un ambicioso programa de emprendedurismo y un programa que permita reconocer las labores domésticas como trabajo pagado.

Laura Ávila

Laura Ávila

Es periodista de Economía y Política de El Financiero