Por: Laura Ávila.   27 febrero
El coronavirus continúa propagándose por todo el mundo y el miércoles 25 de febrero Brasil confirmó el primer caso, lo que hizo caer 7% la Bolsa de Sao Paulo. Foto: AFP.
El coronavirus continúa propagándose por todo el mundo y el miércoles 25 de febrero Brasil confirmó el primer caso, lo que hizo caer 7% la Bolsa de Sao Paulo. Foto: AFP.

A pocas semanas después de que la comunidad internacional respirara tranquila por el acuerdo comercial entre China y Estados Unidos, aparece el coronavirus, una enfermedad que ya da síntomas de pandemia y se ensaña con la economía global.

El virus respiratorio no solo amenaza la salud de miles de personas –en China, Italia, Japón, Irán, Singapur, Hong Kong, Estados Unidos, Brasil y otros países– sino que también produce incertidumbre en los mercados internacionales.

La Bolsa de Sao Paulo se derrumbó 7% el miércoles 26 de febrero después de que se confirmara el primer caso de coronavirus en Brasil, esta noticia también contrajo la bolsa argentina que cayó 5,65%.

Este virus respiratorio también desafía al turismo y las líneas aéreas podrían tener pérdidas hasta por $29.300 millones debido a la caída del 4,7% en el tráfico aéreo global.

Al 26 de febrero se tenían 81.322 casos confirmados en todo el mundo, 2.770 muertes y 30.322 pacientes recuperados. Con estos datos disponibles el brote tiene una tasa de mortalidad del 3,40%.

Estas cifras se desprenden de la escuela de ingeniería Johns Hopkinns Whiting.

Mientras eso sucede Costa Rica implementa un proceso de entrevistas en los aeropuertos internacionales Juan Santamaría y Daniel Oduber a los turistas o costarricenses que provienen de China, Corea del Sur, Irán o Italia.

El nerviosismo

Con una latente amenaza de pandemia parece que la incertidumbre será la norma en las próximas semanas.

“El coronavirus es nuestra incertidumbre más apremiante: una emergencia sanitaria internacional que no habíamos previsto en enero. Es un recordatorio sombrío de la forma en que acontecimientos imprevistos pueden poner en peligro una reactivación frágil”, escribió Kristalina Georgieva, directora y gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el blog Diálogo a Fondo.

La preocupación no es para menos con una producción mundial que crecería de manera tímida. Para este año la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) previó un crecimiento del 2,9%, el nivel más bajo desde la crisis financiera del 2008-2009.

Georgieva presenta dos escenarios, en el mejor de los casos si el virus se disipa rápidamente la economía china podría repuntar y solo presentaría una contracción en el Producto Interno Bruto (PIB) durante el primer trimestre del año.

Si el brote fuera leve el impacto en otros países sería “reducido y de corta duración”, lo que produciría afectación temporal en las cadenas de suministro, el turismo y restricción en los viajes.

Suponer que el virus está contenido en China es una hipótesis que pierde fuerza, según Mark Zandi, economista en jefe de Moody’s Analytics, ya que las posibilidades de que el coronavirus se convierta en pandemia, aumentan.

Hasta hace algunos días las probabilidades de pandemia eran del 20%, pero ahora se incrementaron a 40%, según las proyecciones de Zandi. “Todos esperamos que este cisne negro no vuele, pero es prudente estar preparado si lo hace”, explicó el analista a través de un comunicado.

Si el brote se agrava y perdura por más tiempo, China sufrirá una contracción más prolongada en su crecimiento y el impacto mundial será más sustancial. Se produciría más afectación en la cadena de suministros y una caída en la confianza de los inversionistas, según el FMI.

“Las preocupaciones por el coronavirus probablemente seguirán guiando el mercado cada vez que un nuevo viento de pánico sople”, dijo Ryan Ettner, de la casa de corretaje Allendale a la agencia AFP.

En esta coyuntura la Organización Mundial del Turismo (OMT) hizo un llamado para reducir al mínimo las interferencias innecesarias con el tráfico y el comercio internacional.

Por su parte, el mercado petrolero tampoco escapa al nerviosismo y esta semana el barril de petróleo WTI (de referencia en Estados Unidos) cayó a su nivel más bajo en catorce meses y cerraba en $48,99.

Mientras que el barril de Brent del Mar del Norte presentó una contracción de 1,69%.

Costa Rica implementa protocolos

Hasta el miércoles 26 de febrero el Ministerio de Salud no contabiliza casos de coronavirus en el país, sin embargo, Daniel Salas, jerarca de la cartera, no descarta que la enfermedad ingrese en los próximos días o semanas.

Mientras tanto Costa Rica implementa un monitoreo en los aeropuertos internacionales Juan Santamaría y Daniel Oduber para todas las personas que ingresen al país procedentes de China, Corea del Sur, Irán o Italia.

Esto quiere decir que cada turista o costarricense que ingrese a territorio nacional proveniente de China, Corea del Sur, Irán o Italia será abordado por las líneas aéreas y por la Dirección General de Migración y Extranjería, explicó a EF el doctor Rodrigo Marín, director de vigilancia del Ministerio de Salud.

En caso de que algún pasajero provenga de alguno de esos destinos debe responder a un cuestionario.

Este documento contiene una serie de preguntas para determinar hace cuánto salió el pasajero del destino (porque la enfermedad tiene un periodo de incubación de 14 días); si presenta síntomas como fiebre, secreción o patologías respiratorias; si estuvo en contacto con una persona positiva por coronavirus; cuántos días estará de visita en territorio nacional y en dónde se hospedará.

Si el pasajero presenta síntomas se activa el protocolo de emergencia y se traslada a los hospitales de Alajuela o Liberia pero si está asintomático el Ministerio de Salud dará un seguimiento vía telefónica (diario o cada dos días) por un periodo de 14 días.

El Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (inciensa) ya cuenta con la prueba molecular de laboratorio para realizar el diagnóstico del coronavirus.