Por: Daniel Salazar Murillo.   29 mayo, 2016

“75.300 abonados de Tibás, Moravia y Goicoechea no tendrán agua hoy martes entre las 7 a. m. y las 4 p. m. Según Acueductos y Alcantarillados (AyA), la suspención se debe a la instalación de válvulas, labores de limpieza y desafectación de una planta....”

¿Le resulta conocida esta noticia? No es raro. El año pasado el AyA realizó más de 7.500 cortes a los servicios de agua en el país: 891 de ellos planificados.

Todos las suspensiones del servicio afectaron a más de 2,8 millones de conexiones (incluidas aquellas que se vieron perjudicadas en más de una vez) en todas las zonas administradas por el AyA

¿En qué horarios suelen ocurrir las suspenciones? ¿Cuánto suelen tardar? ¿En qué región ocurren? EF elaboró un estudio basado en los registros estadíticos de la institución acerca de cortes de agua ejecutados el año pasado. Tome nota.

infografia
Más afectaciones, más tiempo

En general, si un corte es planificado tiende a afectar a más personas, por más tiempo.

Durante el 2015, en todo el país, cada corte previsto tendía a afectar a una media de 1.006 usuarios, mientras que cada imprevisto afectaba a solo unos 298.

Es decir, se requieren de tres cortes imprevistos para poder alcanzar la afectación promedio de uno planificado.

En la Gran Área Metropolitana (GAM) una suspención afecta al doble de usuarios que verían racionalizados sus servicios de agua con un corte imprevisto, pero en regiones como la Huetar Atlántica, el Pacífico Central o la Central Oeste (que incluye a Los Chiles, Acosta y parte de Alajuela), la afectación de un corte imprevisto es cuatro veces menor a la de uno planificado.

Con respecto a la duración de los cortes, las suspenciones del servicio planificadas también tienden a tardar 30 minutos más para ser resueltas que los imprevistas. En promedio, suelen extenderse por 3 horas y media.

Los datos arrojados por los registros del AyA muestran que la forma de enfrentar un corte de agua para un usuario de la GAM es particularmente distinta de la del resto del país.

Por ejemplo, hay buenas noticias si usted es usuario del servicio del AyA en la región metropolitana: allí es más probable que pueda prepararse ante los cortes, pues la mitad de ellos son planificados.

Sin embargo, en la GAM las suspensiones también tardan más tiempo en resolverse: casi cinco horas y media, mientras que en el resto del país se tarda menos de tres horas.

Es decir, en la GAM los cortes de agua se planifican más, pero también tardan más tiempo en resolverse. Según encargados técnicos del AyA, el fenómeno está relacionado con la complejidad y el tamaño de los sistemas, que son mucho más robustos en el Gran Área Metropolitana.

Si usted es de una zona externa a la GAM, los cortes de agua durarán menos tiempo, pero la gran mayoría de ellos (88%) serán imprevistos.

Por ejemplo, solo un 7% de los cortes de agua en la Región Central Oeste registrados durante el 2015 fueron plafinicados por la institución.

Durante el 2015, en todo el país, cada corte previsto tendía a afectar a una media de 1.006 usuarios, mientras que cada imprevisto afectaba a solo unos 298.
Durante el 2015, en todo el país, cada corte previsto tendía a afectar a una media de 1.006 usuarios, mientras que cada imprevisto afectaba a solo unos 298.

Cortes ocurren en las mañanas

El horario matutino es, por excelencia, el preferido por los técnicos del AyA para realizar cortes de agua. De hecho, incluso la suspensión imprevista tiende a concentrarse en horas de la mañana.

Específicamente, el horario en que más cortes de agua dan inicio corresponde a las 7 a. m. (un 16% de las suspenciones inician en esa hora).

“Las cuadrillas nuestras entran a laborar normalmente a las seis de la mañana. Mientras acomodan los materiales... normalmente inician a las siete”, explica el ingeniero Sergio Núñez, subgerente de Sistemas de la GAM del AyA.

Es una tendencia normal en todos los cortes del país. Un 85% de las suspenciones de agua registradas por el AyA en el 2015 comenzaron entre las 6 a. m. y las 12 m. d. Se trata de horarios claves para la preparación de personas que van a trabajar y estudiar, o para el comercio.

Jorge Figueroa, presidente de la Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines considera que este tipo de concentraciones horarias les afectan económicamente para brindar su servicio.

“La afectación es grande si sucede”, alega. “ Nosotros manipulamos alimentos, y pasamos usando agua para lavar alimentos o limpiar utencilios. Con el tiempo, muchos negocios hemos aprendido a estar preparados, mediante sistemas de almacenamiento,porque sabemos qué puede suceder”, comenta.

En el AyA hay varias razones para programar los cortes en estas horas: la concentración de lluvias en horarios vespertinos, la disponibilidad de luz natural e –incluso– la posibilidad de tener más tiempo para maniobrar ante incidentes es importante.

“Aún así, los trabajos grandes de mantenimiento siempre los anunciamos con varios días de anticipación”, agrega Nuñez, del AyA. “ Pero a mí también me parece que cualquier negocio que requiera del agua debe tener un almacenamiento propio, por cualquier incidente”.

Los servicios usualmente retornan unas tres horas después del corte de agua: especialmente entre las 12 m. d. y las 5 p. m.

¿Cuándo?

Si se analizan los registros de cortes de agua a nivel nacional, no existe una tendencia única con respecto a cuándo suelen ocurrir las suspenciones (sean planificadas o no). Sin embargo, si se desagrega la información entre zonas geográficas, pueden observarse fuertes tendencias.

En la Gran Área Metropolitana los cortes previstos tienden a concentrarse bimestral o trimestralmente: abril, julio, setiembre y noviembre fueron los meses con mayores cortes programados (40% de todos los cortes se registraron en estas fechas).

En la misma región, los cortes imprevistos aumentan cuando se acerca el final de año: en especial entre setiembre y noviembre.

Por ejemplo, en octubre del 2015 se registraron 38 cortes imprevistos de agua. Es necesario sumar los cortes imprevistos de todo el primer trimestre para alcanzar la misma cantidad.

Fuera de la GAM tampoco se observan correlaciones claras, pero sobresalen zonas como la Región Brunca, donde el AyA suele programar sus cortes hacia final de año. En el 2015 un 29% de los cortes de esta zona se programaron en enero, debido a la corta ventana de época seca que –según el AyA– ofrece la región.

En cuanto a suspensiones imprevistas, la Región Central Oeste duplicó el promedio de cortes registrados por el resto del país entre enero y mayo de 2015.

“Tuvimos muchos problemas con algunos pozos en Alajuela (por Cacique), y eso nos obligó a realizar muchas interrupciones. También hubo mucho problema en el sistema de Puriscal por desacople de tuberías, especialmente”, explicó el ingeniero y vocero Sergio Núñez, del AyA.

¿Quién distribuye el agua?

El AyA es la principal entidad encargada del abastecimiento de agua en el país. Casi la mitad de la población está cubierta por el instituto.

Entidad abastecedora

Población cubierta

Porcentaje de población

AyA

2.231.855

46,8%

Asadas | CAAR

1.371.397

28,7%

Municipalidades

668.552

14%

Empresa de Servicios Públicos de Heredia

230.000

4,8%

Otros

247.692

5,2%

Sin tubería

22.602

0,5%