Por: María Luisa Madrigal.   12 febrero
20/04/2018. Tibás, Grupo Nación, Estudio GN Medios. Fotografías de aguacates hass para nota sobre el alto precio del producto. Fotos Melissa Fernández
20/04/2018. Tibás, Grupo Nación, Estudio GN Medios. Fotografías de aguacates hass para nota sobre el alto precio del producto. Fotos Melissa Fernández

Después de casi cuatro años de conflicto el Gobierno de Costa Rica llegó a un acuerdo con las nuevas autoridades mexicanas sobre el conflicto que impedía la entrada de aguacate mexicano hass al país.

El acuerdo de índole técnico se dio desde diciembre del año pasado, según declararon las autoridades del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) y y del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), sin embargo fue comunicado hasta este martes 12 de febrero.

El acuerdo técnico contempla la participación de representantes del Senasica en las tomas de muestras, las cuales serán validadas por ambos países teniendo como observadores al IICA y el OIRSA. Al finalizar el proceso y mantener el estatus de “Ausente" de la enfermedad prevalecerían las medidas fitosanitarias de Costa Rica y México podría reactivar el comercio.

En caso de contrario, Costa Rica aceptaría el aguacate mexicano siempre y cuando cuente con el certificado fitosanitario indique que es un envío libre de síntomas, según declaró Fernando Araya, director del SFE.

En junio del 2015 Costa Rica importó por última vez aguacate mexicano. En los meses anteriores a la veda el país recibía más de 1.000 toneladas de aguacate al mes procedentes de México, según datos de Procomer.

Después, Costa Rica puso una restricción como “medida de emergencia” para los países con presencia de la avocado sunblotch viroid –o mancha de Sol– que cerró la frontera a la fruta mexicana. Además las autoridades prohibieron la entrada de aguacate procedente de Australia, España, Ghana, Guatemala, Israel, Sudáfrica, Venezuela, el estado de Florida en Estados Unidos y de cualquier otro país en el que existiera sunblotch.

El pasado 17 de diciembre, el ministro de Agricultura Renato Alvarado se reunió con Francisco Javier Trujillo, actual Director del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) de México. Entonces firmaron un plan de compromiso entre los países.

A partir del acuerdo Costa Rica invitó a las autoridades fitosanitarias mexicanas, a participar en la Prospección 2019 en los cultivos de aguacate en Costa Rica. El inicio de esta actividad estaba proyectado para el 19 de enero, sin embargo se vio postergada para atender temas comerciales.

El Sistema Fitosanitario costarricense tiene programado iniciar la verificación del estatus fitosanitario en aguacate a nivel nacional la última semana de febrero.

La presencia –nuevamente– de aguacate mexicano en suelo nacional vendría a llenar parte de la alta demanda nacional por la fruta, que en los últimos años se tradujo en altos precios.

La producción actual de aguacate costarricense, entre Hass y otras variedades, rondaba en el 2018 el 35% de la oferta nacional, según estimaciones del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). El otro 65% es suplido por aguacate importado.

Los aguacates importados en el 2017, principalmente de tipo Hass, representan un valor de $16,9 millones. Esas importaciones corresponden a un 45% de Chile, 33% de Perú y 18% Nicaragua principalmente según números del MAG.

Sin embargo, son números que quedan debiendo. La reducción en la importación por la salida de México de la oferta afectó el mercado local. En promedio, entre el 2010 y el 2014 entraron al país 9.616 toneladas de aguacate mexicano por año, e incluso se registran picos de más de 11.000 toneladas en algunos períodos.

El total importado para el 2017 entre todos los países de procedencia fue de 7.738 toneladas métricas.