Por: Manuel Avendaño Arce.   18 junio
El desempleo registró la mayor brecha histórica entre hombres y mujeres en Costa Rica el pasado 7 de mayo cuando se revelaron los datos de la Encuesta Continua de Empleo (ECE) del I trimestre del 2020. Fotografía: Jorge Navarro.
El desempleo registró la mayor brecha histórica entre hombres y mujeres en Costa Rica el pasado 7 de mayo cuando se revelaron los datos de la Encuesta Continua de Empleo (ECE) del I trimestre del 2020. Fotografía: Jorge Navarro.

El impacto de las crisis económica provocada por el coronavirus se tradujo en la tasa de desempleo más alta en la historia de Costa Rica desde que se mide este indicador con la Encuesta Continua de Empleo (ECE).

La tasa de desempleo fue del 15,7% para el periodo comprendido entre febrero, marzo y abril del 2020, la cifra representa un crecimiento de 4,4 puntos porcentuales con respecto al mismo trimestre del año anterior.

En términos absolutos la cantidad de desempleados pasó de 277.376, entre febrero y abril del 2019, a 379.063 un año después, lo que significa que 101.687 personas más perdieron su trabajo en el periodo analizado.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) publicó este jueves los resultados de la encuesta con base en un nuevo formato llamado trimestres móviles. Este mecanismo no se ajusta a los trimestres naturales de calendario, sino que combina tres meses consecutivos para obtener información de manera más expedita.

El desempleo para las mujeres llegó a su punto más alto con un 20,8% y el de los hombres también creció a 12,2%, pero la brecha entre ambos géneros continúa en aumento.

Mientras que los ocupados con subempleo −personas que trabajan menos de 40 horas a la semana, pero quieren laborar más y pueden hacerlo− es de 14,9%, lo que representa un incremento interanual de 6 puntos porcentuales.

Otro indicador relevante de la ECE es la tasa de presión general, es decir, quienes están desempleados y quienes tienen trabajo, pero buscan cambiar. Ambos grupos presionan el mercado laboral.

Esta tasa se registró en 23,9% lo que significa un aumento de 4,7 puntos porcentuales con respecto al primer trimestre móvil del 2019.

El indicador de presión general fue de 21,3% para los hombres y 27,8% para las mujeres.

La fuerza de trabajo de Costa Rica decreció de 2,45 millones en el primer trimestre móvil del 2019 a 2,41 millones, entre febrero y abril del 2020.

Este grupo −fuerza de trabajo− está conformado por personas de 15 años o más que durante la recolección de datos participaron en la producción de bienes y servicios en el mercado laboral o estaban dispuestos a hacerlo. Lo integran la población ocupada y la desocupada.

Los ocupados pasaron de 2,17 millones el año pasado a 2,04 millones en 2020, una reducción de 137.832 personas. La tasa de ocupación se redujo de 55,4% a 51,2% en la comparación interanual.

Recolección de datos

El INEC tuvo que aplicar ajustes al sistema de recolección de datos por las medidas de aislamiento social necesarias para evitar el contagio del coronavirus.

Los encuestadores recolectaron información de manera presencial, con cuestionarios directos a los hogares, durante febrero y parte de marzo, pero luego optaron por llamadas telefónicas.

Para esta versión de la ECE, que brinda indicadores del primer trimestre móvil del 2020, se entrevistaron 8.824 hogares de los que se tenía número telefónico, de un total de 9.528; lo que representa el 93% de la muestra original.

A partir de junio el INEC publicará los datos del mercado laboral costarricense una vez al mes con el nuevo mecanismo de trimestres móviles.

Antes del golpe

La última Encuesta Continua de Empleo, publicada el pasado 7 de mayo, reflejó los datos de enero, febrero y marzo del 2020, por lo que solo incluía las primeras tres semanas desde la imposición de medidas de confinamiento que afectaron al sector productivo nacional.

En esa medición la tasa de desempleo se registró en 12,5%, la más alta desde que se aplica la encuesta. La cifra también era 1,2 puntos porcentuales mayor a la de un año atrás cuando fue de 11,3%.

Costa Rica reportó al primer trimestre del 2020, en términos absolutos, un total de 314.153 personas desempleadas, lo que significa que más de 38.000 extrabajadores perdieron su fuente de ingresos con respecto a los primeros tres meses del año pasado. La cifra representó un aumento estadísticamente significativo.

La brecha entre las tasas de desempleo de los hombres y las mujeres alcanzó su punto histórico más alto.

El indicador para los hombres fue del 8,6% (sin variación interanual), mientras que para las mujeres aumentó 3,7 puntos porcentuales para llegar al 18%.