Por: Agencia AFP.   14 marzo

Teherán. La destitución del secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, muestra que Donald Trump “quiere dejar el acuerdo nuclear” con Irán, estimó el miércoles el viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abas Araghchi.

“Estados Unidos quiere dejar el acuerdo nuclear, los cambios en el Departamento de Estado fueron hechos con ese fin, o al menos es una de las razones”, afirmó el diplomático citado por la agencia Isna.

El presidente estadounidense Donald Trump anunció el martes, evocando Irán, la destitución de Tillerson, con quien tenía relaciones difíciles, para reemplazarlo por el actual director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Mike Pompeo.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, habla durante una reunión del gabinete, el pasado 8 de marzo, en la Casa Blanca en Washington. Foto: AFP.
El presidente de EE. UU., Donald Trump, habla durante una reunión del gabinete, el pasado 8 de marzo, en la Casa Blanca en Washington. Foto: AFP.

“El acuerdo con Irán pensé que era terrible, él pensó que estaba bien. Yo quería romperlo o hacer algo, él se sentía un poco diferente. Entonces, realmente no estábamos pensando lo mismo”, dijo Trump el martes.

Trump amenaza con retirar en mayo a Estados Unidos del acuerdo internacional sobre el programa nuclear de Irán concluido en 2015, algo a lo que se oponía Tillerson.

En enero Trump envió a los países europeos que negociaron el acuerdo un ultimátum para que se entendieran con Irán para remediar “las terribles faltas” que, según él, tiene el texto y que sus socios presentan como una victoria de la diplomacia en la lucha contra la proliferación nuclear.

Teherán se niega a cambiar el texto. La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), a cargo de vigilar los aspectos técnicos del acuerdo, confirmó a fines de febrero que Irán sigue respetando sus obligaciones.

“Si Estados Unidos deja el acuerdo nuclear, nosotros también lo abandonaremos, dijimos a los europeos que si no podían hacer que Estados Unidos permanezca en el acuerdo, Irán también lo dejará”, añadió Araghchi.

Estas declaraciones contrastan con las de los otros responsables iraníes, en particular el presidente Hasan Rohani, que declara regularmente que Irán seguirá aplicando el acuerdo, si es beneficioso para su país, aunque Estados Unidos lo quite.

El acuerdo fue concluido en julio de 2015 entre Irán y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia) más Alemania.

Estipula un estricto control de las actividades nucleares de Teherán para garantizar su naturaleza pacífica a cambio de la suspensión parcial de las sanciones internacionales.