Economía y Política

Si se vacunó en Estados Unidos con Johnson & Johnson, ¿puede aplicarse una dosis de refuerzo?

Entre el 1.º de marzo y el 31 de julio del presente año, 7.542 costarricenses se vacunaron con J&J fuera del país, indican los datos del Ministerio de Salud

La compañía Johnson & Johnson (J&J) realizó dos estudios fase I y fase II en personas que recibieron una dosis de refuerzo entre seis y ocho meses después de haber sido vacunados con la primera dosis de la vacuna de esta marca.

Los nuevos datos provisionales de estos estudios, anunciados por la empresa el pasado 25 de agosto, demuestran que un refuerzo de la vacuna de J&J generó un “aumento rápido y robusto de los anticuerpos (...), hasta nueve veces más alto que 28 días después de la vacunación primaria de dosis única”.

Estos hallazgos abren la gran interrogante de si es necesaria una dosis de refuerzo para los 7.542 ticos que se vacunaron fuera del país con J&J entre el 1.º de marzo y el 31 de julio del presente año, según datos del Ministerio de Salud.

Por ello, EF explica las opciones que tienen los costarricenses vacunados con J&J para adquirir una posible dosis de refuerzo en el país o en Estados Unidos, y tomen su propia decisión.

¿Puedo ir a los centros de vacunación de Costa Rica a ponerme el refuerzo?

De momento, la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE) no ha dado instrucción de que los ticos vacunados con Johnson & Johnson se apliquen una dosis de refuerzo en Costa Rica. Además, en el territorio nacional no hay J&J, solo están disponibles las vacunas de Pfizer o de AstraZeneca.

Pese a que no existe autorización en el país, hay costarricenses que se vacunaron con J&J y ya fueron a colocarse una dosis de refuerzo (que para los registros del país sería la primera dosis de la persona) en los centros de vacunación nacionales.

Esto lo lograron al evitar decir que están vacunados con J&J, pues si una persona indica que ya se aplicó esta vacuna -que de principio era de una sola dosis-, no lo inmunizan en el país, al menos no por ahora.

En estos casos las personas deben tener cuidado de que esa primera dosis aquí en Costa Rica sea de Pfizer y no de AstraZeneca, dijo Juan José Romero, epidemiólogo de la Universidad Nacional (UNA).

“Lo que se ha visto es que funciona bien una segunda dosis de Pfizer para una primera dosis de J&J, pero no una dosis de AstraZeneca, porque donde se está aplicando es en Estados Unidos y en Estados Unidos no hay AstraZeneca”, explicó Romero.

Aunque el epidemiólogo expresó que él esperaría que no haya algún efecto negativo porque la vacuna de AstraZeneca es “más o menos” de una plataforma similar a la de J&J, pero es un escenario que no está documentado con “bastante” información.

A la omisión de datos, se le suma que las autoridades sanitarias del país no disponen de los listados de las personas que se inmunizaron fuera de Costa Rica, debido a que la encuesta realizada no contemplaba la solicitud de datos personales, mencionó el departamento de prensa del Ministerio de Salud.

¿Puedo viajar de nuevo a Estados Unidos para ponerme la dosis de refuerzo?

El gobierno de Estados Unidos aún no ha autorizado la dosis de refuerzo para la vacuna de Johnson & Johnson, pero Vivek Murthy, director general de Sanidad de EE. UU., dijo en agosto que “probablemente” sí sea necesaria en los próximos meses.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) aconsejan que quienes se vacunaron con J&J sigan con el esquema de vacunación de esa marca, es decir, con una dosis.

Sin embargo, hay estadounidenses que ante la incertidumbre están yendo a vacunarse. Incluso San Francisco de California comenzó a ofrecer, desde hace un mes, la segunda dosis a los receptores de J&J.

A pesar de que los refuerzos para esta vacuna no están aprobados en el país ni recomendados por los CDC, el Hospital General Zuckerberg de San Francisco y el Departamento de Salud Pública de esta ciudad decidieron ofrecer una vacuna adicional contra el COVID-19 para las personas que recibieron la dosis única de J&J.

Las vacunas que se están administrando son las de Pfizer o de Moderna, indica una nota publicada en agosto por el medio de comunicación ABC7.

No obstante, la falta de una autorización oficial hace que las personas se enfrenten al dilema de si es bueno ir por un refuerzo o esperar la aprobación del mismo, por lo que el medio de comunicación The New York Times expuso dos opciones.

La primera es que las personas que desean un refuerzo vayan a diversas farmacias o clínicas “con la esperanza” de encontrar una que esté dispuesta a ponerles una dosis de Pfizer o de Moderna, o bien, a una que no les haga preguntas sobre el historial de vacunación.

La otra opción es que las personas omitan la información de que ya están vacunados con una dosis de J&J.

Además, Estados Unidos tampoco tiene un sistema en el que se identifiquen a las personas que fueron a vacunarse en su territorio, por lo que no conocen quiénes ya fueron vacunados, manifestó Evelyn Ardón, periodista de la Embajada de Estados Unidos en Costa Rica.

Ante la consulta de si hay inconvenientes en que los ticos vayan otra vez al país norteamericano para ponerse la dosis de refuerzo de J&J, la institución respondió que “viajar a Estados Unidos para recibir tratamiento médico es un propósito aceptado de viaje para quienes poseen una visa válida de visitante”.

¿Cuál es la conveniencia de “mezclar” vacunas?

La colocación de vacunas de dos plataformas de diseño y fabricación diferente, conocida científicamente como vacunación heteróloga, resulta muy conveniente porque la respuesta inmune es más fuerte producto de la combinación.

Así lo explicó el epidemiólogo, quien respaldó su posición en datos de Vida Real y añadió que eso es en la colocación de una primera dosis de AstraZeneca con una segunda de Pfizer, aunque la pediatra infectóloga y exministra de Salud, María Luisa Ávila, agregó que a la inversa (primero Pfizer y luego AstraZeneca) también puede ser de efectividad.

Por su parte, The New York Times advirtió que hay pocos datos sobre las combinaciones de vacunas de J&J con Pfizer o de J&J con Moderna, lo que probablemente sea la mayor razón para ser precavidos.

Además, no hay una postura en torno a la vacunación heteróloga con una primera dosis de J&J, dijo Ávila. “Entonces, digamos que por ahora si uno lo piensa posiblemente funciona bien, pero no es algo que yo le pueda decir a usted ‘sí vea, en x país o en x estudio salió que sí se podía’”, explicó.

Tanto el epidemiólogo como la exministra de Salud coincidieron en que la vacunación heteróloga no provoca efectos secundarios severos, según demuestran las evidencias. Pero, de acuerdo con Ávila, para que la vacuna funcione bien o no genere un aumento en las reacciones adversas, es necesario cumplir con los tiempos recomendados, en este caso, el estudio de J&J habla de al menos ocho meses entre una dosis y otra.

¿Qué pasa si me pongo las tres dosis (J&J más las dos adicionales)?

Hay ticos que no solo desean aplicarse la dosis de refuerzo -que de momento, su colocación aún no está autorizada en Costa Rica-, sino que quieren tener el esquema de vacunación completo en el país.

Ante esto, la infectóloga expresó que el problema es que aún no hay evidencia que indique qué puede pasar (en materia de salud), mientras que Romero dijo que no ha leído nada sobre estas personas que eventualmente podrían recibir hasta tres vacunas.

A la fecha, el país no tiene vacunas de la farmacéutica de J&J, pero la CNVE ya avaló el uso de estas, por lo que Costa Rica puede recibirlas en caso de posibles donaciones o mediante el mecanismo Covax; expresó Salud.

Mónica Cerdas

Mónica Cerdas

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduada de la carrera de Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.