Por: Laura Ávila.   22 diciembre, 2017

Este podría ser el mejor año –de los últimos cuatro– para el sector de comercio exterior, específicamente para el exportador si se mide su éxito por el crecimiento de las exportaciones.

Al cierre de noviembre pasado, las ventas al exterior registraron un crecimiento del 7,7%. En noviembre del 2016 el crecimiento de las exportaciones totales fue de 7,5%, pero en el 2015 y en el 2014 los porcentajes fueron varios puntos porcentuales más bajos.

También se dio un el fortalecimiento a través de dos iniciativas: la creación del Consejo Nacional de Facilitación del Comercio (Conafac) y la aprobación del Proyecto de Integración Fronteriza (PIF).

Alexánder Mora, ministro de Comercio Exterior, afirma que este ha sido el año más exitoso de la actual administración, aunque también asegura que Costa Rica debe prepararse para la integración de bloques comerciales para atender las demandas que exige la apertura global.

Mora concedió una entrevista a EF, donde expuso el trabajo que se realizó en materia de comercio exterior durante el 2017.

¿Cuál es el balance que hace para este 2017?

Yo diría que ha sido un buen año, los números lo evidencian. Hemos tenido un crecimiento en las exportaciones que rondan un 8% (datos a octubre) según nuestras proyecciones (...) creo que se va a consolidar el crecimiento exportador.

"Este año hemos desarrollado una estrategia de fortalecimiento institucional del sector a través de la aprobación del proyecto de ley de facilitación de comercio, el aprobar el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la Organización Mundial de Comercio (OMC), pero no se aprobó simplemente como venía de Ginebra, sino que se acompañó con una serie de elementos que lo potencian.

"Se creó el Consejo Nacional de Facilitación del Comercio (Conafac), que es una obligación en el Tratado. Todos los países van a tener Conafac, pero el nuestro es distinto porque integra a todas las instituciones que tiene que ver con fronteras, puertos, aeropuertos, comercio de mercancías e integra a los usuarios y los pone en un mismo órgano con voz y voto. Además las decisiones en materia de facilitación del comercio de ese grupo colegiado son vinculantes para toda la administración. Esta es la reforma más importante que ha tenido el sector de comercio exterior desde la creación del Ministerio.

"Estamos generando el siguiente instrumento, que nos permite hacer una gestión integrada de toda la actividad de comercio exterior (...), el rol del Conafac es hacia la tramitología (sic), es la entidad que permite simplificar los trámites, sistematizar y digitalizar todos los procesos de comercio.

"El otro elemento importante es la aprobación del Proyecto de Integración Fronteriza (PIF), que nos permite iniciar la renovación de los puestos de frontera terrestres. Esta iniciativa incluye un financiamiento externo para hacer la modernización, tiene la particularidad de que conceptualiza la simplificación y la operación del proceso de los puestos de frontera terrestre en toda sus dimensiones, también en la parte digital y de procedimientos. Estamos en la ejecución de ese proceso después de la aprobación legislativa.

"El mes pasado tuvimos la buena noticia de que gracias a la apertura del mercado, ya se está abriendo una primera ruta entre Caldera y China que recorta casi en 10 días", afirmó el Ministro de Comercio Exterior. Foto Adrián Soto.

"El otro gran tema para nosotros es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que es un proyecto país que afortunadamente lo vemos como un proyecto de Estado, no de gobierno. Somos el tercer gobierno que tiene acciones con la OCDE (...). Tenemos nueve comités aprobados, nos quedan 13 pero en lo que falta de esta administración esperamos completar todas las fases técnicas de los comités. Significa establecer e implementar las medidas administrativas, completar la formulación de proyectos de ley y presentarlos en el Congreso".

¿Cómo avanzan las exportaciones de piña hacia China?

China le asigna a cada país una cantidad limitada de procesos simultáneos, en nuestro caso todo lo que tiene contenido animal o vegetal tiene que obtener un permiso de exportación. Lo complejo de esto es que así es la legislación del país asiático, si usted va a exportar camarón o langostino, el producto tiene procesos distintos si se exporta congelado o fresco.

"El protocolo para exportar fue muy lento y ahora estamos trabajando en otras opciones para vender piña congelada, que tiene un protocolo distinto al de piña fresca y que requiere otro proceso. El mes pasado tuvimos la buena noticia de que gracias a la apertura del mercado, ya se está abriendo una primera ruta entre Caldera y China que recorta casi en diez días (la exportación) y eso ayuda muchísimo.

"Además hemos hecho tres cosas: abrimos una oficina de promoción en Shangai, que está cerca de los puertos y que está dedicada a simplificar logística; gestionamos procesos de aceleración para obtener los permisos sanitarios de ingreso al mercado (...), y la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) identificó cómo podemos interesar a las navieras para que la ruta sea lo más directa posible".

A poco más de un año de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Colombia ¿Qué provecho se ha sacado?

Procomer ha hecho un trabajo de identificación de nichos, nosotros le estamos diciendo a nuestros exportadores que cuando hay un mercado donde hay mucho sustituto de su producto, este se tiene que abordar distinto. ¿A dónde vemos nichos importantes? En la parte agroalimentaria, principalmente en áreas donde Costa Rica tiene ventajas: producción agrícola orgánica y alimentos especiales como gluten free o sin azúcar. En el tema de necesidades alimentarias vemos un avance significativo.

"Colombia es un mercado complejo porque sus centros de consumo no están en las costas, están en las partes altas y por lo tanto, la logística es cara".

¿Cuáles fueron los avances de la reunión que se sostuvo en noviembre con la Comisión Administradora del TLC?

Colombia ha sido ambiciosa en accionar los mecanismos de administración para mejorar sus condiciones y nosotros también lo hemos hecho, de la última Comisión salió un acuerdo donde ya se dieron algunas aceleraciones arancelarias. Una gran cantidad de cosas que le propusimos a Colombia las aceptaron, nosotros aceptamos una parte importante de lo que nos propusieron y las consultamos con los sectores productivos".

¿Cuáles fueron las consultas que realizaron a estos sectores?

Llantas por ejemplo, hubo un progreso importante porque teníamos un requerimiento específico de Bridgstone para mejorar algunos elementos, ese era un producto sensible para nosotros porque en Costa Rica genera bastante empleo. La sesión quedó abierta porque hay que hacer una serie de consultas para poder cerrarla, con China usamos un mecanismo parecido para terminar de hacer consultas. Por esa razón no podemos ser tan detallados".

La llegada del presidente Donald Trump generó incertidumbre. ¿Se han dado restricciones para comercializar hacia el mercado estadounidense en el último año?

Con la experiencia que tuve la semana pasada en Argentina en la Comisión Ministerial de la OMC, Estados Unidos no bloqueó nada. En todas las discusiones importantes que participamos fue constructivo y apoyó todas las declaraciones ministeriales en las cuales se suscribieron aspectos importantes.

"Estados Unidos en ningún momento ha bloqueado nada y Buenos Aires fue la prueba de fuego.

"Incorporar una agenda del siglo XXI, traer el comercio electrónico a la OMC, la declaración ministerial para disciplinar los máximos contenidos de pesticidas en las exportaciones agrícolas, lo hicimos con Estados Unidos".

Una de las incógnitas que surgió con la llegada de Trump fue una eventual renegociación del CAFTA. ¿Se ha hablado de una posible renegociación?

La instrucción que Trump dio a sus secretarios es revisar todos los tratados, Estados Unidos creo que tiene 15 y debe revisarlos todos. En esa lógica debería haber una revisión del CAFTA, que de ese análisis salga una instrucción para activar un proceso de negociación mi razonamiento es el siguiente: los temas que a nosotros nos generan algún grado de roce con Estados Unidos los hemos logrado canalizar.

"Eso muestra que si uno cumple lo que firmó y abre mecanismos para gestionar cualquier diferencia que pueda surgir, es un efecto de facilitación y de mejora del comercio para las dos vías. Estados Unidos se quejaba de que no le entregábamos formularios para la importación de ciertos productos, todo eso el Ministerio de Agricultura (MAG) ya lo atendió.

"Mi argumento con Estados Unidos es que en la ejecutoria del CAFTA tenemos los mecanismos para abordar cualquier tema que se deba mejorar, sin necesidad de una negociación abierta. Ahora, nosotros no estamos solos en el Tratado, estamos con todo Centroamérica y la República Dominicana".

¿Cuáles son los principales planes que se quedan para el 2018 y eventualmente para la próxima Administración?

Estamos trabajando en una propuesta para disciplinar y sistematizar el apoyo a los sectores productivos que se ven negativamente impactados con la apertura comercial. Nosotros tenemos que modernizar nuestra acción pública, reconociendo que en los procesos de apertura comercial hay impacto a sectores productivos y estos requieren de apoyo para poder ajustarse a esas nuevas condiciones (de mercado interno o externo).

"En este momento estamos trabajando en eso y tenemos el apoyo de Corea, yo aspiro a que eso sea un proyecto de ley donde se establezca la forma en la que se acompañará a los sectores productivos. Este es un modelo interinstitucional donde el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) y las carteras de la economía interna tengan un marco jurídico para brindar ese apoyo.

"El modelo coreano lo que hace es que va a cada empresa, identifica la productividad, la compara con la productividad internacional media y básicamente dice: si una compañía tiene una rendimiento muy bajo, probablemente no va a sobrevivir. ¿Por qué no la convertimos en una actividad en donde sea competitiva?".

¿Es replicar el modelo asiático?

Es adaptarlo porque la institucionalidad coreana es diferente a la nuestra. Es un proceso que espero que brinde frutos en los próximos meses, aspiro a dejar su construcción finalizada y en cuanto a su proceso legislativo bastante avanzado.

¿Cuáles son las tareas de aquí al 7 de mayo del 2018?

Comercio Exterior opera con una lógica de gran acuerdo nacional, un país pequeño como Costa Rica no puede cerrarse al comercio internacional. Tenemos que hacer unos pequeños ajustes en estos días en materia de mejoramiento de contingentes, administración de tratados y el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) las está trabajando.

"Es necesario pulir el marco jurídico para considerar los siguientes pasos de apertura. Costa Rica tiene que seguir ampliando y profundizando su plataforma comercial y eso va a significar nuevos acuerdos comerciales a futuro y va a significar aceleraciones y profundizaciones.

El mundo va en esa dirección, el mensaje de la reunión ministerial de la OMC de la semana pasada en Buenos Aires fue muy concreto: tenemos dificultades enormes para ponernos de acuerdo en la multilateralidad, el camino para continuar avanzando en la apertura comercial global son los acuerdos bilaterales, regionales y de bloques comerciales. Aquí lo que sigue es eso y Costa Rica tiene que prepararse".