Por: Krisia Chacón Jiménez.   12 mayo
Desde marzo, Avianca suspendió temporalmente el 100% de sus vuelos comerciales ante el cierre de los cielos decretado en Colombia para contener la propagación del nuevo coronavirus, lo que implicó dejar en tierra 142 aviones. Foto: Albert Marín.
Desde marzo, Avianca suspendió temporalmente el 100% de sus vuelos comerciales ante el cierre de los cielos decretado en Colombia para contener la propagación del nuevo coronavirus, lo que implicó dejar en tierra 142 aviones. Foto: Albert Marín.

Con deudas que superan los $7.000 millones, Avianca Holdings solicitó el domingo 10 de mayor acogerse al Capítulo 11 del Código de Bancarrota en un tribunal de Nueva York, Estados Unidos.

La solicitud protegería a la aerolínea de sus múltiples acreedores mientras reorganiza sus operaciones y mejora su situación financiera, la cual ya flaqueaba desde antes de la pandemia por el nuevo coronavirus que congeló sus operaciones comerciales y plantó en tierra sus 142 aviones.

Avianca inició en la región desde el año pasado, un agresivo proceso de reestructuración de su operación debido a los problemas financieros que implicó despidos en Costa Rica. En ese momento, la empresa afirmó que mantenía en el país a alrededor de 1.000 trabajadores.

EF enlista los principales acreedores de Avianca según consta en los documentos público de los tribunales de Nueva York.

Acreedores con garantía

En el expediente público de Avianca se muestran los cinco principales acreedores que tienen garantía sobre los montos prestados.

El primero de ellos es Wilmington Savings Fund Society, FSB, con sede en el Estado de Delaware, Estados Unidos, a la que se le adeudan $484,4 millones en bonos.

Esta es una firma de servicios financieros que atiende a clientes de Estados Unidos y ofrece cuentas corrientes, tarjetas de crédito y débito, préstamos, seguros, protección de pagos, pago de facturas y servicios comerciales.

Después se ubica UMB Bank, N.A., con sede en Salt Lake City, Utah. La aerolínea le adeuda $325 millones por concepto de un crédito a largo plazo.

La tercera compañía es el banco Wells Fargo Bank Northwest N.A., también ubicada en Salt Lake City, y que le otorgó un crédito a Avianca por $271,1 millones con garantías de pago de ocho aviones: seis Airbus y dos Boeing 787.

El cuarto lugar es para ING Capital LLC US, con sede en Nueva York, que le otorgó un crédito a la empresa $123,5 millones, con una garantía de pago de un Boeing 787-900.

Por último se encuentra el Banco de Bogotá New York Agency, con sede en Bogotá, Colombia, que le extendió un préstamo de largo plazo a la compañía por $107,2 millones.

Principales cinco acreedores de Avianca:

Acreedor Sede Monto Tipo de deuda
Wilmington Savings Fund Society, FSB Delaware, Estados Unidos $484,4 millones Bonos
UMB Bank, N.A. Salt Lake City, Utah, Estados Unidos $325 millones Préstamo a largo plazo
Wells Fargo Bank Northwest N.A. Salt Lake City, Utah, Estados Unidos $271,1 millones Préstamo con aviones como garantía de pago
ING Capital LLC US Nueva York, Estados Unidos $123,5 millones Préstamo con aviones como garantía de pago
Banco De Bogota New York Agency Bogotá, Colombia $107,2 millones Préstamo a largo plazo

Fuente: Expediente de Avianca en tribunales de Nueva York, Estados Unidos.

Prestamistas sin garantía

En la lista de otros acreedores sin garantía que están presentes en el expediente de la aerolínea se enlistan 40 compañías.

Entre las más grandes de ese grupo se encuentran:

Otros acreedores Monto de la deuda
Wilmington Savings Fund Society FSB $65.581 millones
IAE International Aero Engines AG $36.000 millones
Banco Davivienda $33.433 millones
General Electric & CFM International $33.427 millones
Rolls Royce PLC $28.301 millones
SMBC Aviation Capital $10.989 millones
SAP Colombia SAS $7.214 millones
Avolon $6.680 millones
Banco Agrícola $5.000 millones
Lafise Panamá $5.000 millones

Fuente: Expediente de Avianca en tribunales de Nueva York, Estados Unidos.

El ministro de Hacienda y crédito público colombiano, Alberto Carrasquilla, expresó el lunes 11 de mayo que el gobierno no descarta hacerle un préstamo a la aerolínea, aunque el país no cuenta con muchos fondos y podría verse limitado en la cantidad que puede ofrecer.

Este “no es un procedimiento de insolvencia, las operaciones de Avianca continuarán durante y después del proceso del capítulo 11”, señaló Anko van der Werff, presidente ejecutivo de la empresa.

En Perú, sin embargo, la compañía entrará en proceso de disolución y liquidación, y tendrá que indemnizar a todos sus empleados, señaló en el mismo evento Renato Covelo, vicepresidente legal.

Perú representaba alrededor de 5% de operaciones de la empresa.

En tanto que en Colombia -donde domina más de 50% del mercado interno-, Ecuador, El Salvador y otros países en donde seguirá operando, Avianca buscará negociar con los gobiernos condiciones fiscales flexibles, créditos y otras medidas financieras.

Avianca presta servicios a más del 50% del mercado colombiano, viajes a América del Sur, América del Norte y los mercados europeos. A ello se le suma operaciones de carga.

Actualmente es responsable de más de 21.000 empleos directos e indirectos en toda América Latina, incluyendo más de 14.000 en Colombia, y trabaja con más de 3.000 proveedores.

Crisis desde antes del coronavirus

Estar en crisis financiera no es una situación nueva para la aerolínea.

La compañía registró el año pasado una pérdida neta de $894 millones contra $1,1 millones de ganancia en 2018.

La empresa negó estar en bancarrota luego de que se conociera un video en agosto pasado en el que el presidente de la junta directiva, Roberto Kriete, aseguraba que la compañía estaba quebrada.

Avianca Holdings -que transportó 30,5 millones de pasajeros el año pasado, un número estable respecto a 2018- vendió además 24 aviones y redujo de 108 a 88 aeronaves.

En todo el mundo, la industria de la aviación ha sufrido un duro golpe a causa del coronavirus, al verse directamente afectada por el confinamiento y el cierre de las fronteras.

Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), las aerolíneas latinoamericanas perderán 15.000 millones de dólares en ingresos este año, en la peor crisis en la historia del sector.

Avianca ha sobrevivido a un siglo de turbulencias, incluyendo guerras, quiebra y crisis económicas.

¿Logrará sobrevivir a esta?

EL PROCESO

No es la primera vez que la firma acude a la protección del capítulo 11. Ya transitó este camino en 2003 cuando sus deudas ascendían a unos $269 millones.

Para arrancar con este proceso, el Administrador Fiduciario de Estados Unidos designa unos comités que representen los intereses de los acreedores y accionistas, y trabajen con la empresa para desarrollar un plan de reorganización para salir de la deuda.

Este plan debe ser aceptado por los acreedores, tenedores de bonos, y accionistas, y aprobado por el tribunal.

Según se muestra en el expediente de la solicitud de bancarrota de Avianca en los juzgados de Nueva York, la compañía reportó activos por $7.273 millones y una deuda cerca de $7.269 millones.