Por: Laura Ávila.   27 abril, 2020
Las actividades que podrán reabrir solo podrán hacerlo desde las cinco de la mañana y hasta las siete de la noche, pues a esa hora comienza la restricción vehicular sanitaria que se mantiene sin cambios. Foto: José Cordero.
Las actividades que podrán reabrir solo podrán hacerlo desde las cinco de la mañana y hasta las siete de la noche, pues a esa hora comienza la restricción vehicular sanitaria que se mantiene sin cambios. Foto: José Cordero.

Este lunes 27 de abril el Gobierno anunció nuevas medidas para que más negocios puedan retomar su actividad comercial en medio de la pandemia por el COVID-19. A partir del 1° de mayo cines, teatros y los espacios de práctica o entrenamiento de deportes sin contacto podrán abrir sus puertas pero solo de lunes a viernes.

Con este anuncio se amplía la cantidad de negocios que podrán operar pues desde hace días supermercados, farmacias, tiendas, restaurantes y salones de belleza tienen luz verde para operar. Estos últimos dos mantienen activos sus servicios pero solo con el 50% de aforo.

Esto se debe a que desde el inicio de la crisis sanitaria el país solo optó por cancelar las actividades masivas para disminuir los contagios, pero esta decisión no incluyó la pausa del sector productivo. Por esta razón los comercios, empresas privadas, la industria alimentaria e incluso compañías del sector agrícola no han paralizado su producción.

Las actividades que podrán reabrir solo podrán hacerlo desde las cinco de la mañana y hasta las siete de la noche, pues a esa hora comienza la restricción vehicular sanitaria que se mantiene sin cambios.

En el caso de los cines se estableció como condición una separación de dos metros entre cada persona y la reserva del boleto vía electrónica. Mientras que los centros de deporte donde no exista contacto (como gimnasios o escuelas de natación) podrán retomar sus actividades con una ocupación máxima del 25%.

Para los gimnasios se exige un horario diferenciado y citas programadas para las personas con factores de riesgo.

Otras actividades que ya podían operar de lunes a viernes también podrán hacerlo los fines de semana. Tal es el caso de los salones de belleza y las barberías siempre que mantengan el aforo del 50% y atiendan los clientes con cita previa.

También podrán abrir sus puertas los fines de semana las ventas de piezas y accesorios para vehículos y motocicletas, manteniendo el 50% de la capacidad de ocupación.

Los estacionamientos o parqueos también cuentan con luz verde para reabrir los sábados y domingos.

Las actividades que incumplan con los lineamientos se exponen a la suspensión del permiso sanitario de funcionamiento por un mes, y si reincide se le suspenderá la actividad de forma indefinida.

Estas medidas se aplicarán a partir del 1° de mayo y estarán vigentes hasta el 15 de ese mes, porque la flexibilización está sujeta a la cantidad de contagios que se experimenten en los próximos días, anunció Daniel Salas, ministro de Salud.

Por eso se realizará una valoración del avance de la estrategia y de los nuevos contagios el 11 de mayo, para determinar si la apertura continúa o si las medidas se retrotraen.

Sobre este punto el titular de Salud fue enérgico, ya que si se suavizan las medidas de distanciamiento social el país podría llegar a tener 52.628 casos confirmados al 21 de julio. De acuerdo a datos revelados este lunes por el Ministerio de Salud.

“Esto es lo que ocurriría si quitamos las medidas y si las personas se olvidan que estamos en una pandemia”, agregó Salas.

Pero si las medidas de higiene, protocolos y distanciamiento continúan la proyección de casos confirmados por COVID-19 para el 21 de julio serán de 1.368.

Hasta este lunes 27 de abril el país contabiliza 697 casos confirmados, 287 personas recuperadas y solo seis fallecimientos.

Durante el anuncio que hizo el Gobierno también se indicó que la restricción vehicular sanitaria sigue vigente, así como el cierre de fronteras y la suspensión del curso lectivo.

Además se hizo un llamado para que la figura del teletrabajo sea permanente en todos los extremos posibles.

Aún no hay luz verde para retomar las actividades en cultos o iglesias pues durante estas actividades se emiten gotas de saliva al orar o cantar, lo que podría propagar la enfermedad, explicó el presidente de la República, Carlos Alvarado.

El presidente de la República emitió una directriz para que los jerarcas de la Administración Central y Descentralizada produzcan protocolos con medidas de prevención y mitigación de la enfermedad y que permitan la reactivación en centros de trabajo, actividades y servicios.

Los planes deberán de realizarse entre las instituciones y los respectivos sectores.

“El hecho de que se cuente con el protocolo no significa que la actividad pueda reanudarse. Únicamente el Ministerio de Salud indicará el momento en que las actividades puedan restablecerse”, agregó Carlos Alvarado, presidente de la República.