Por: Manuel Avendaño Arce.   24 marzo
Pilar Garrido, ministra de planificación, explicó que la medida se toma para destinar recursos a la atención de la emergencia por el coronavirus. Fotografía: Casa Presidencial.
Pilar Garrido, ministra de planificación, explicó que la medida se toma para destinar recursos a la atención de la emergencia por el coronavirus. Fotografía: Casa Presidencial.

El Gobierno no aplicará el aumento salarial de entre ¢7.500 y ¢8.750 a los salarios base de todos los empleados públicos para destinar esos recursos a la atención y mitigación del coronavirus en diferente ámbitos del país.

Pilar Garrido, ministra de planificación y coordinadora del equipo económico del Gobierno, informó que la medida congelará el ajuste salarial aprobado por medio del decreto N.° 42121-MTSS-H-Mideplan, del 1.° de enero del 2020.

Este decreto establecía un aumento de ¢7.500 a los salarios base de todas las categorías del sector público con una serie de incrementos adicionales que se pagarían durante el año de forma gradual hasta alcanzar los ¢8.750 en algunos rangos de sueldos.

Los recursos del alza salarial se utilizarán en las diferentes necesidades económicas que enfrenta el Gobierno para contener el impacto del coronavirus en el sistema de salud y el diferentes sectores de la economía.

El Ejecutivo también anunció una serie de acciones para el sector público que incluyen una directriz para que las instituciones del Gobierno Central y las estatales trabajen únicamente con el 20% del total de sus trabajadores.

Garrido agregó que se solicitará a las entidades públicas enviar a sus empleados a vacaciones en los casos en los que se cuenta con personal que tiene días acumulados, o bien, adelantar vacaciones a quienes todavía no tienen un periodo completo.

Desde el pasado 9 de marzo el Ejecutivo pidió a las instituciones públicas implementar planes de teletrabajo. Sin embargo, el miércoles 18 de marzo se reportó que solo el 26,8% de la planilla del Gobierno Central (14.668 de 54.654 empleados) estaban en esta modalidad.

Las nuevas medidas para el sector público se anunciaron la tarde de este martes en conferencia de prensa en Casa Presidencial, tras el reporte de casos de COVID-19 en el país.

Costa Rica contabiliza 177 casos confirmados (19 más en las últimas 24 horas), que de distribuyen en 74 mujeres y 103 hombres, de los cuales 159 son costarricenses y 18 extranjeros.

La cifra también se desagrega en 155 adultos, 16 adultos mayores y 7 menores de edad. El Ministerio de Salud reportó casos en 33 cantones del país y 1.619 descartados.