Por: Josué Alfaro.   15 abril
La medida de la restricción vehicular vuelve apenas dos meses después de que fue suspendida. (Foto: La Nación)
La medida de la restricción vehicular vuelve apenas dos meses después de que fue suspendida. (Foto: La Nación)

El Gobierno de la República anunció esta noche que reactivará la restricción vehicular sanitaria para los fines de semana, a partir de este 17 de abril, ante un “aumento acelerado” en los casos y las hospitalizaciones por infecciones de COVID-19.

Los vehículos con placas terminadas en números pares podrán circular únicamente los días sábados, mientras que aquellos con placas terminadas en números impares solo podrán hacerlo los domingos.

Se mantienen las excepciones de la restricción por trabajo o emergencias.

El ministro de Salud, Daniel Salas, indicó que la decisión se toma para hacer frente al “aumento sostenido de casos día con día, además del crecimiento en los fallecimientos”.

La decisión llega solo cuatro días después de que las autoridades de Salud, de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) advirtieron en conferencia de prensa de que en la última semana las cifras totales de contagio crecieron en un 80%, en relación con las dos semanas anteriores.

Durante ese anuncio, el ministro de Salud, Daniel Salas, afirmó que el país enfrenta mayores retos ante el ingreso al país de cepas más contagiosas del virus, como la variante brasileña.

Por aquel entonces, Salas descartó nuevas medidas de restricción, pero ahora se retoman.

La restricción vehicular diurna en fines de semana llegará para sumarse a la restricción nocturna que ya opera de 11:00 p.m. a 5:00 a.m., todos los días.

Salud explicó que en el último mes as cifras de contagio y de personas hospitalizadas se duplicaron. Solo este jueves, detalló la entidad, se registraron más de 1.100 infecciones confirmadas y 498 personas hospitalizadas.

Mario Ruiz, gerente médico de la CCSS, agregó que actualmente la tasa de contagio se ubica en un 1,41; es decir, que actualmente la capacidad de transmisión indica que cada 100 personas contagiadas infectan a otras 141.

Ruiz también detalló que la medida sirve para reducir la incidencia de accidentes de tránsito y la ocupación hospitalaria por ese tipo de eventos, que aumentan la presión en unidades de cuidados intensivos.

Las autoridades de Seguridad Pública también anunciaron desde el pasado lunes que incrementarán los controles en carretera para verificar el cumplimiento de las restricciones de movilidad. El incumplimiento de la restricción sanitaria acarrea multas de ¢110.700.

La restricción vehicular por placa en fines de semana se aplicó por varios meses. Recién se suspendió el 22 de febrero pasado, pasada la segunda ola pandémica en el país.