Por: María Luisa Madrigal.   16 julio
El país retrasará el cobro del Impuesto del Valor Agregado (IVA) para todos los servicios digitales transfronterizos y bienes intangibles comprados por Internet hasta octubre del 2020. Este cobro afectaría una lista de 108 plataformas donde destacan servicios como Netflix, Spotify, Amazon o Glovo. (Photos by AFP)
El país retrasará el cobro del Impuesto del Valor Agregado (IVA) para todos los servicios digitales transfronterizos y bienes intangibles comprados por Internet hasta octubre del 2020. Este cobro afectaría una lista de 108 plataformas donde destacan servicios como Netflix, Spotify, Amazon o Glovo. (Photos by AFP)

Costa Rica retrasará el cobro del Impuesto del Valor Agregado (IVA) para todos los servicios digitales transfronterizos y bienes intangibles comprados por Internet hasta el 1º octubre del 2020.

Este cobro afectaría una lista de 108 plataformas donde destacan servicios como Netflix, Spotify, Amazon o Glovo.

El atraso en el cobro lo dio a conocer el ministro de Hacienda, Elian Villegas en el conversatorio sobre el Estudio Económico de Costa Rica en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La información fue luego confirmada por el Ministerio de Hacienda tras la consulta realizada por EF con la nueva fecha de cobro

El cambio en el cobro del impuesto se da después de que 14 bancos nacionales, públicos y privados, pidieran a Hacienda postergar el cobro del IVA para estos productos hasta enero del 2021.

La Asociación Bancaria Costarricense (ABC) detalló que la solicitud es consecuencia de la gran cantidad de trámites y ajustes que deben implementar los emisores de tarjetas para recaudar el IVA, lo que pone cuesta arriba la tarea de iniciar el 1.º de agosto, que era la solicitud inicial de Hacienda.

“Las instituciones financieras no están preparadas para cumplir con ese plazo y se le está pidiendo al Ministro de Hacienda que hagan una extensión para que las entidades puedan implementar los cambios tecnológicos y ajustes operativos necesarios”, declaró Mario Gómez, asesor de la ABC.

La preocupación de los bancos recae porque el cobro del IVA a través de las tarjetas de crédito o débito con las que se realicen los pagos de los servicios es una de las dos posibilidades que da la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (9635) y en la práctica podría ser el mecanismo más usado.

En esta modalidad los emisores de tarjetas son los responsables de retener el impuesto (13%) por cada uno de los bienes intangibles y servicios transfronterizos que el usuario compre.

El problema radica en que, si los sistemas informáticos de los bancos no son lo suficientemente robustos para realizar este procedimiento, podrían caer en errores en el proceso de la recaudación.

Uno de los principales es que el IVA debe ser territorial, es decir, que se cobre a productos o servicios que se consuman en Costa Rica y actualmente los bancos no podrían probar si un servicio que se compró con una tarjeta nacional está usándose en el país o no.

En consecuencia puede ocurrir que el emisor del plástico haga una retención que no sea válida. Es decir, que cobre el impuesto cuando no corresponda. Podrían ser víctimas de estos errores, por ejemplo, el pago de un hotel o un tiquete aéreo fuera de territorio nacional.

“Si el tema es que los bancos no han preparado los sistemas, el plazo es corto. Me parece que deberían empezar alrededor del 1º de noviembre” detalló German Morales, socio director de Grant Thornton.

(Video) ¿Cómo se cobrará el IVA a los servicios transfronterizos?

La otra posibilidad es que las plataformas se establezcan en Costa Rica como perceptores y recauden ellas mismas el IVA de los productos o servicios que venden.

En ese segundo escenario, Netflix, por ejemplo, tendría que inscribirse en Costa Rica como agente perceptor, aunque no como contribuyentes del fisco y retener el 13% de todos los cobros que realice por membresías en el país. Esto reduciría el margen de error porque la plataforma puede saber con mayor certeza dónde se consume el servicio, pero también es una posibilidad menos factible cuando la lista la componen 108 servicios distintos.

Sobre este tema, Carlos Vargas, director general de Tributación declaró a EF que a la fecha han sostenido reuniones con algunas empresas que ofrecen servicios digitales transfronterizos. “Dichas empresas han manifestado interés en inscribirse y recaudar el IVA, en ese sentido las primeras reuniones fueron para plantear observaciones a la resolución cuando estaba en trámite de consulta y las reuniones más recientes para aclarar el proceso de inscripción, así como el proceso para recaudar el IVA y transferirlo al Ministerio de Hacienda”, detalló Vargas.

Sin embargo aunque la DGT ha sostenido reuniones con representantes de varias empresas de servicios digitales transfronterizos, a la fecha no ha habido una comunicación formal para tramitar o avanzar en el proceso de inscripción. “Sería prematuro suministrar el nombre de las empresas que realmente tengan interés en este mecanismo”, ahondó Vargas.

El Ministro de Hacienda también se refirió durante el conversatorio de la OCDE al proceso de digitalización por el que está atravesando el ministerio, para facilitar la automatización de trámites como estos.

“Estamos con el tema de Hacienda digital que es de muchísima importancia porque nos permitiría modernizar todos los servicios con los que cuenta el Ministerio de Hacienda y a partir de ahí poder atacar la evasión y la elusión tributaria”, declaró Villegas