Exportaciones registraron un crecimiento del 5,9% pero esta cifra fue insuficiente para generar empleos

Por: Laura Ávila 15 diciembre, 2017

A setiembre de este año la industria alimentaria y de bebidas creció en términos interanuales 1,26%, una cifra inferior a la que se logró en el mismo periodo del 2016, que fue de 2,76%.

Este panorama demuestra la desaceleración que sufrió el mercado interno, según confirmó el Índice Mensual de Actividad Manufactura (IMAM).

Para José Manuel Hernando, Presidente de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (CACIA), este estancamiento no generó desempleos pero tampoco se desarrollaron condiciones para crear más puestos.

Las harinas, pastas alimenticias, snacks, cereales, productos de chocolatería, bebidas y los jugos de frutas, sufrieron una reducción en las exportaciones aunque presentaron mayor valor agregado a nivel nacional
Las harinas, pastas alimenticias, snacks, cereales, productos de chocolatería, bebidas y los jugos de frutas, sufrieron una reducción en las exportaciones aunque presentaron mayor valor agregado a nivel nacional

Las exportaciones fueron las encargadas de sostener al sector y las transacciones se contabilizaron por $1.720 millones, lo que se reflejó en un crecimiento del 5,9%. Sin embargo, estas cifras fueron insuficientes para generar más empleo.

Los dos productos que presentaron mayor crecimiento de ventas a nivel internacional fueron el aceite de palma y los concentrados para bebidas, seguidamente de lácteos, carnes procesadas, productos del mar, confites y frutas procesadas.

Las harinas, pastas alimenticias, snacks, cereales, productos de chocolatería, bebidas y los jugos de frutas, sufrieron una reducción en las exportaciones aunque presentaron mayor valor agregado a nivel nacional.

Según CACIA los principales factores que afectaron la industria alimentaria fueron la posible creación de nuevos tributos, la pérdida de competitividad, las tarifas energéticas (el gas licuado de 25 libras es 33,7% más caro que en el resto de Centroamérica), el robo de camiones y el sector informal (45% de la fuerza laboral activa se encuentra en esa condición).

Centroamérica es el principal mercado de exportación para la industria alimentaria y representó el 46% de las transacciones durante el 2017. Los principales retos a los que se enfrentan los empresarios para comercializar son la eficiencia en los pasos fronterizos, los trámites en aduanas y la aplicación de reglamentos técnicos en la región.