Por: AFP .   1 marzo, 2020
El enviado de paz de Estados Unidos, Zalmay Khalilzad, y el mulá Abdul Ghani Baradar, el principal líder político del grupo talibán, se dan la mano después de firmar un acuerdo de paz entre los talibanes y los funcionarios estadounidenses el sábado 29 de febrero de 2020. Foto: AP.
El enviado de paz de Estados Unidos, Zalmay Khalilzad, y el mulá Abdul Ghani Baradar, el principal líder político del grupo talibán, se dan la mano después de firmar un acuerdo de paz entre los talibanes y los funcionarios estadounidenses el sábado 29 de febrero de 2020. Foto: AP.

Irán denunció este domingo el acuerdo firmado entre Estados Unidos y los talibanes afganos, al considerar que Washington no tiene “jurídicamente ningún derecho” para “decidir el futuro de Afganistán”.

Estados Unidos y los talibanes firmaron en Doha el sábado un acuerdo que abre la vía, después de 18 años de guerra, a una retirada total de las tropas estadounidenses de Afganistán y a negociaciones de paz entre el gobierno de Kabul y los insurgentes afganos.

Irán "considera que un acuerdo de paz duradero en Afganistán sólo podrá alcanzarse mediante el diálogo interafgano con la participación de (todos los) grupos políticos, incluidos los talibanes, y teniendo en cuenta las consideraciones de los países vecinos", opinó el ministerio de Relaciones Exteriores iraní en un comunicado.

Irán, país vecino de Afganistán, y Estados Unidos no tienen relaciones diplomáticas desde 1980, tras la toma de rehenes en la embajada estadounidense en Teherán.

En vísperas de la firma del acuerdo de Doha, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, advirtió a Teherán sobre cualquier intento de hacer descarrilar el acuerdo y acusó a Irán de actuar desde hace mucho tiempo "como un agitador" en Afganistán.

Sin embargo, según el ministerio iraní, la "presencia de tropas extranjeras en Afganistán" es "ilegal" y es "una de las principales causas de la guerra en ese país. La retirada de esas fuerzas es necesaria para lograr la paz".

El ministerio agregó que la ONU podría "facilitar" las negociaciones entre afganos y afirmó que Irán está dispuesto a "prestar asistencia para el establecimiento de la paz en ese país".

El gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, lleva a cabo una política de “presión máxima” contra Irán, al que acusa de buscar dotarse del arma nuclear, lo que Teherán niega.