Por: Agencia AP.   16 abril

Londres. La primera ministra británica Theresa May justificará el lunes su decisión de lanzar ataques aéreos contra Siria sin una votación del Parlamento ante unos impacientes legisladores.

El debate en Gran Bretaña se produce al mismo tiempo que los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea señalaron que entienden la necesidad de los ataques y pidieron por un nuevo impulso para una solución política a la guerra en Siria.

Habitantes de la ciudad de Duma, en Guta Oriental, circulaban el sábado 14 de abril del 2018 entre escombros producto de los combates recientes.
Habitantes de la ciudad de Duma, en Guta Oriental, circulaban el sábado 14 de abril del 2018 entre escombros producto de los combates recientes.

Los aviones de la Fuerza Aérea Real se unieron a los aviones y barcos militares de Estados Unidos y Francia que atacaron objetivos en Siria el sábado en la madrugada, en respuesta a un ataque químico que supuestamente llevó a cabo el gobierno sirio en la ciudad de Duma.

El parlamento, que reanudará la sesión el lunes luego de unas vacaciones, no fue consultado sobre la acción. El gobierno británico no está obligado legalmente a buscar la aprobación de los legisladores para ataques militares, aunque se acostumbra que lo haga.

La oficina de May indicó el lunes que la primera ministra planea decirles a los legisladores que los ataques aéreos fueron “en el mejor interés británico” y que se llevaron a cabo para evitar un futuro sufrimiento provocado por ataques con armas químicas y que tenía el apoyo internacional.

“No podemos dejar que se normalice el uso de armas químicas, ni en Siria ni en las calles de Gran Bretaña, ni en ninguna parte” , es lo que tiene planeado decir May ante los legisladores, de acuerdo con un extracto de su discurso. May también vinculará el ataque con armas químicas en Siria con el envenenamiento de un ex espía ruso y su hija con un agente neurotóxico de grado militar en la ciudad inglesa de Salisbury el mes pasado.