Por: AFP .   14 marzo
Una fotografía publicada por el Parlamento del Reino Unido el 13 de marzo de 2019 muestra al principal líder opositor del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, que habló durante la sesión semanal de preguntas de los primeros ministros en la Cámara de los Comunes en Londres el 13 de marzo de 2019. Fotografía: AFP.
Una fotografía publicada por el Parlamento del Reino Unido el 13 de marzo de 2019 muestra al principal líder opositor del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, que habló durante la sesión semanal de preguntas de los primeros ministros en la Cámara de los Comunes en Londres el 13 de marzo de 2019. Fotografía: AFP.

Londres, Reino Unido - Los diputados británicos aprobaron este jueves una moción gubernamental que proponía pedir a la Unión Europea (UE) un aplazamiento de la fecha del Brexit, que será más o menos largo en función de si se acaba adoptando o no el controvertido acuerdo de Theresa May.

Según la moción, aprobada por 412 votos contra 202, el Parlamento “acepta que el gobierno busque un acuerdo con la Unión Europea” para retrasar la fecha en que Reino Unido debía abandonar el bloque, fijada hasta ahora para el 29 de marzo.

Con el país sumido en una profunda crisis política debido al caos que rodea al Brexit a solo dos semanas de la fecha prevista, el 29 de marzo, May accedió el miércoles a pedir una prórroga a la Unión Europea.

Buscaba poner entre la espada y la pared a los euroescépticos deseosos de abandonar el bloque, pero reacios a hacerlo con sus condiciones, advirtió que el aplazamiento podría ser “largo” si los diputados no aprueban rápidamente la propuesta que ya rechazaron masivamente dos veces.

Así, May sometió a votación una moción en la que propone organizar una tercera votación sobre el controvertido acuerdo de divorcio, probablemente el próximo martes.

Pero los giros dramáticos que sacudieron la Cámara de los Comunes en los últimos días dejaron de manifiesto que la líder conservadora ha perdido el control de los acontecimientos. Y podría haber nuevas sorpresas ya que varios diputados presentaron enmiendas destinadas, entre otras cosas, a pedir un segundo referéndum.

Invitándose a la fiesta, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró desde Washington que organizar una segunda consulta popular sobre el Brexit“ sería muy injusto para la gente que ganó”, al tiempo que expresaba su sorpresa por lo “mal” que se está llevando todo el proceso.

May insiste en que su texto sea aprobado antes del 20 de marzo.

Y es que el 21 empieza en Bruselas una cumbre europea de dos días en que podría solicitar una prórroga: de tres meses para hacer los preparativos necesarios si hay un acuerdo o "más larga" si el Parlamento vuelve a tumbar el texto.

Esta última opción, advirtió la primera ministra a los diputados, obligaría a Reino Unido a participar en las elecciones europeas del próximo mayo.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dejó claro este jueves que si Reino Unido quiere una “larga” extensión debe “repensar su estrategia del Brexit” y crear “un consenso en torno a ella”.

El Parlamento británico celebra así un tercer día consecutivo de votos cruciales, después de rechazar ampliamente el martes el Tratado de Retirada negociado por el gobierno con la UE y el miércoles la posibilidad de un Brexit sin acuerdo “bajo ninguna circunstancia”.