Por: Agencia AFP.   22 abril
Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, dijo que no tuvo más alternativa que ordenarle a los cuerpos policiales que intervinieran.
Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, dijo que no tuvo más alternativa que ordenarle a los cuerpos policiales que intervinieran.

Managua. El presidente de Nicaragua Daniel Ortega, anunció, este domingo 22 de abril, la revocatoria de la reforma al seguro social, que originó la violenta ola de protestas que dejaron al menos 24 muertos.

En un encuentro con empresarios de zonas francas, Ortega dijo que el Instituto Nicaragüense del Seguro Social (INSS) tomó la decisión, “revocando la resolución anterior del 16 de abril pasado, que fue la que sirvió como detonante para que se iniciara toda esta situación (de protestas)”.

En esa fecha, el organismo de seguridad social reformó el sistema de pensiones para incrementar las contribuciones obreras y patronales con el fin de darle estabilidad financiera al sistema de pensiones.

La reforma desencadenó una fuerte movilización que hundió a Nicaragua en el caos, con violentos choques entre manifestantes y policías, saqueos de negocios y destrucción de edificios públicos.

Según el mandatario, la revocatoria del decreto permitirá abrir el diálogo con los sectores que se lanzaron a las calles en contra de la medida, creada para restablecer el equilibrio financiero al INSS.

Ortega habló en cadena nacional, donde criticó duramente a los manifestantes y los comparó con pandilleros como los que actúan en el norte de Centroamérica.

“Esto nos obliga a poner en nuestra agenda el combate a las pandillas. Combatirlas para que no sigan actuando de la forma que actúan, que no se sigan matando entre ellos mismos y que no vayan a asaltar establecimientos”, dijo Ortega en la reunión.

“Tenemos que restablecer el orden, nosotros no podemos permitir que aquí se imponga el caos, el crimen, el saqueo”.

La reforma desencadenó una fuerte movilización que hundió a Nicaragua en el caos, con violentos choques entre manifestantes y policías, saqueos de negocios y destrucción de edificios públicos. AFP PHOTO/INTI OCON
La reforma desencadenó una fuerte movilización que hundió a Nicaragua en el caos, con violentos choques entre manifestantes y policías, saqueos de negocios y destrucción de edificios públicos. AFP PHOTO/INTI OCON

Adelantó que el Gobierno buscaría otras formas de dar estabilidad financiera al sistema de pensiones, y anunció que invitaría al arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, a una mesa de diálogo que analizará el tema.

La revocatoria de la controvertida reforma no convenció a todos en Nicaragua, donde algunas personas consideraron que es una medida tardía.

“Eso lo tenía que haber hecho ayer para que no pasara lo que pasó. (Ortega) debe tener palabra, no jugar con el pueblo, hay gente que perdió su trabajo por los saqueos de supermercados”, reclamó Yelba Arbizú, pequeña comerciante del barrio Marta Quezada de Managua.

En medio del clima crispado, pobladores abarrotaron supermercados y tiendas en busca de víveres, y el domingo se reportaron nuevos bloqueos de calles y saqueos en varios establecimientos comerciales.