Por: Manuel Avendaño Arce.   13 octubre
José Álvaro Jenkins, presidente de Uccaep, considera que es importante avanzar con el diálogo nacional convocado por el Gobierno. Fotografía: Cortesía de Uccaep.
José Álvaro Jenkins, presidente de Uccaep, considera que es importante avanzar con el diálogo nacional convocado por el Gobierno. Fotografía: Cortesía de Uccaep.

Todos los representantes de los 11 sectores que se sentarán en la mesa de diálogo nacional convocada por el Gobierno y la Asamblea Legislativa para buscar soluciones ante la crisis fiscal deben aceptar una cuota de sacrificio, sin excepciones.

La metodología planteada por el Programa Estado de la Nación (PEN) es clara en este punto. Para que la negociación avance deben construirse acuerdos sobre temas como generación de ingresos, recorte al gasto público y rediseño del Estado; todas estas aristas requieren que los diferentes sectores cedan sobre posiciones que mantuvieron fijas en los últimos años.

José Álvaro Jenkins, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), tiene claro que, pese a que este sector ya paga impuestos en el país, será necesario aceptar ajustes en tributos para aumentar los ingresos del Gobierno.

(Video) Presidente de Uccaep asegura que el diálogo nacional es urgente

Eso sí, no están dispuestos a avalar planteamientos desbalanceados, según Jenkins, como los que incluyó el Ejecutivo en el borrador del plan para negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI), donde se impulsaba triplicar el Impuesto a los Bienes Inmuebles (IBI), crear un gravamen a las transferencias bancarias y aumentar los tramos del tributo sobre la renta.

Ahora la Unión de Cámaras deberá negociar con la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR), la Cámara de Exportadores (Cadexco), la Federación Nacional de Cámaras de Comercio y Asociaciones Empresariales (Fedecámaras) y el Consejo de Promoción de la Competitividad (CPC), para definir quiénes serán los cuatro representantes del sector en la mesa de diálogo nacional.

EF entrevistó al presidente de Uccaep sobre el proceso que se avecina.

Dudas sobre el diálogo

¿Ya iniciaron las conversaciones con las otras organizaciones empresariales para definir quiénes ocuparán los cuatro asientos del sector?

Nosotros nos enteramos del diálogo nacional por medio de la cadena nacional emitida la noche de este domingo. Nunca nos consultaron ni se nos participó en el proceso de construcción de esta convocatoria de 25 personas que conformarán la comisión.

Estamos analizando el tema a lo interno, este lunes en la tarde tendremos una reunión del Comité Ejecutivo de Uccaep, y estaremos emitiendo un comunicado oficial en las próximas 24 o 48 horas.

¿Cuál es la posición de la Unión de Cámaras sobre esta convocatoria que hizo el Gobierno?

Al ver un vacío de que el Gobierno no había llamado al diálogo, fue donde nosotros empezamos a reunirnos junto con el movimiento cooperativo, el solidarismo y los sindicatos del país para tratar de llenar esa necesidad. Veíamos que no existía ninguna propuesta para llamar a un diálogo multisectorial y nacional.

Estamos totalmente a favor del diálogo, es lo que hemos propuesto, desde hace tres semanas que lo venimos anunciando y este lunes culminó con la firma de más de 40 organizaciones para iniciar un proceso en esta línea (sobre la firma de los principios para ser parte del Foro Multisectorial de Diálogo Nacional convocado por la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular).

¿Qué sigue en este proceso convocado por la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular?

En las próximas 24 horas anunciaremos la conformación de la mesa y de las personas especialistas que vamos a invitar como, por ejemplo, economistas, abogados y expertos; en fin, hacer un comité para empezar a trabajar sobre las propuestas de la gente y conformar mesas de diálogo.

Aquí lo que nos importa es la reactivación económica que urge y cómo volvemos a generar empleo y disminuir un poco esa cifra de 500.000 personas que están sin trabajo.

¿Ese acuerdo firmado con la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular va a continuar de forma paralela a la mesa convocada por el Gobierno y la Asamblea Legislativa?

Es algo que tenemos que hablar con el Gobierno, pero ya tenemos un llamado a muchas instituciones, no podemos en este momento decir que no; pero es uno de los punto que debemos conversar con el Presidente de la República.

¿Ustedes van pedir una reunión con el presidente Carlos Alvarado antes de sumarse a la mesa?

Estamos evaluando la posibilidad. En las próximas 48 horas vamos a emitir una comunicación con nuestros siguientes pasos.

Sacrificios empresariales

¿Cuáles son las propuestas medulares para la Unión de Cámaras sobre la reactivación económica?

Al presidente le dijimos desde el primer día que la propuesta de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) no tenía casi que ninguna medida de reactivación económica, con excepción de que rebajaban un poco las cargas sociales a las empresas; pero por otro lado proponen impuestos, la tasa Tobin (tributo a las transacciones bancarias) que igual nos afectaba.

Nosotros tenemos una serie de medidas para reactivar la economía, pero creo que debemos consensuarlas con este grupo que se está creando y, junto con todos los sectores, proponer y valorar otras acciones que ellos también quieran postular. Hay que tomar en cuenta las propuestas de todos los gremios, para sacar una iniciativa en conjunto.

Una de las condiciones para acceder a este diálogo es asumir una cuota de sacrificio, ¿el sector empresarial estaría dispuesto a aceptar más impuestos?

Desde el inicio dijimos que la propuesta para negociar con el FMI estaba muy cargada de impuestos y muy recargada al sector empresarial, y que eso más bien va en contra de una reactivación económica. Desde un principio nos opusimos.

Creemos que en este diálogo todos tenemos que poner de nuestra parte, todos los sectores; llámese cooperativismo, solidarismo, sindicatos, empresa privada; todos tenemos que poner una cuota de sacrificio por el bien del país.

Pero ¿aceptarían impuestos como una medida en esa línea?

Estamos pensando en el país y en cómo generar más empleos, yo creo que esa es nuestra meta inicial de reactivación económica. Tener 500.000 desempleados es un número que lleva sufrimiento a muchas familias y es lo que queremos atacar.

En cuanto a los impuestos, pues sí, es algo que tenemos que aceptar, no en la medida en que se propuso en el plan del FMI, pero, como le digo, todos los sectores tenemos que poner nuestro grano de arena para contribuir a resolver esta crisis fiscal en la que está metida el Gobierno.

¿Qué han conversado con los otros representantes del empresariado nacional?

Tenemos que medir la posición de la Unión de Cámaras junto con estos sectores, nosotros hemos estado en estrecha conversación con la Cámara de Comercio y con Cadexco. Es algo que venimos conversando desde hace días, tratamos de que se nos unan a Uccaep y que desde aquí demos un frente común sin estar divididos.

¿Cómo evalúa que los diputados puedan participar en el proceso para darle viabilidad política al las propuestas acordadas?

Será el Ejecutivo el que lo decida, pero finalmente son los diputados quienes tienen la última palabra. La forma en cómo se incorporarán a este proceso será definida por el Gobierno, pero definitivamente se deben tomar en cuenta porque es en el Congreso donde se tendrán que aprobar las leyes.