Por: Francisco Ruiz León.   13 abril
Desde enero del 2020 y hasta el 5 de abril del 2021 las fronteras terrestres estuvieron abiertas solo para nacionales y residentes (Fotografía: Edgar Chinchilla).
Desde enero del 2020 y hasta el 5 de abril del 2021 las fronteras terrestres estuvieron abiertas solo para nacionales y residentes (Fotografía: Edgar Chinchilla).

La primera semana de reapertura de las fronteras terrestres registró el ingreso de un total de 4.055 extranjeros, a través de los cinco puestos fronterizos habilitados.

Así lo indican los datos de la Dirección General de Migración y Extranjería (GDME) recopilados por EF.

La frontera norte con Nicaragua representó el 85% de las entradas, lo que significa un total de 3.319 admisiones, mientras por la frontera sur con Panamá se registraron 736.

Las fronteras terrestres permanecieron cerradas para los extranjeros desde el 18 de marzo del 2020 hasta el 4 de abril de este año, como una medida para detener los contagios de COVID-19.

Durante ese periodo solo se permitió el paso por los puestos fronterizos a costarricenses y residentes.

Al ver el número de entradas desagregadas por nacionalidades, se nota una mayor proporción de centroamericanos, pues todos los cinco países del istmo están entre los seis que registraron más de cien ingresos, según los datos de la DGME.

La otra nacionalidad que sumó más de un centenar de entradas fue la estadounidense, con un total de 225, en su mayoría por el puesto de Peñas Blancas.

Muy de lejos están las nacionalidades europeas y otras latinoamericanas, pues hubo solo 138 entradas de personas del viejo continente, siendo franceses y alemanes los más comunes con 21 cada uno.

Además, se contabilizaron 30 ingresos de canadienses, mientras que los latinos que más cruzaron hacia Costa Rica fueron los mexicanos con 14 entradas, seguido de diez de argentinos.

Con la reapertura de fronteras, el Gobierno espera potenciar el turismo multinacional, dijo el ministro de Turismo, Gustavo Segura, el pasado 4 de abril mediante un comunicado emitido por Casa Presidencial.

Segura se refirió a los turistas que vuelan al país y cruzan a destinos de las naciones vecinas como San Juan del Sur, en Nicaragua, o Bocas del Toro, en Panamá, y que después vuelven a Costa Rica o siguen su camino.

También puede darse el caso contrario, cuando un turista llega a Panamá o Nicaragua y desea cruzar a Costa Rica, lo cual estaba prohibido con el cierre de las fronteras terrestres.