Por: AFP .   26 febrero
"Fueron 20 años de investigación para desarrollar un banano completamente natural, añadió Eric de Lucy. Imagen con fines ilustrativos. Foto: Rafael Pacheco

Productores de bananos de las Antillas francesas presentaron esta semana en el Salón de la Agricultura de París una nueva variedad de banano “revolucionario”, producido sin ningún pesticida, fruto de 20 años de investigaciones.

“Estamos viviendo una revolución en la historia del mundo del banano”, dijo Eric de Lucy, Presidente de la Unión de Grupos de Productores de Banano de Guadalupe y Martinica (UGPBAN).

"Fueron 20 años de investigación para desarrollar un banano completamente natural, añadió.

Producido por un cruzamiento natural de antiguas variedades, "La Pointe d'or", el nombre de este nuevo banano, es "residuo cero", subrayó Michel Eddi, director general del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (CIRAD), que colaboró con la UGPBAN para desarrollar esta nueva variedad.

La totalidad de la producción de bananos vendidos en el mundo vienen de una sola, la Cavendish, por lo que "es una hazaña poder producir de manera diferente", apuntó Marcus Hery, Director del Instituto Técnico Tropical (IT2), que se encarga de establecer todo el proceso agronómico para producir en grandes cantidades.

El objetivo era desarrollar un banano que se adapte a las condiciones climáticas tropicales sin necesidad de usar productos fitosanitarios y resistente a las enfermedades, incluida la cercosporiosis negra, un hongo muy presente en los países húmedos contra el que no existe ningún tratamiento orgánico.

Más pequeña que la Cavendish, "La Pointe d'or" tiene "un sabor más intenso" y "que se derrite más fácilmente en la boca", según Marcus Hery. Pero también es más frágil y se vuelve marrón más rápido al tacto.

"Pedimos a los consumidores ser más tolerantes", dijo Tino Dambas, un productores de bananos de Guadalupe, y uno de los seis productores que se han embarcado en la producción de este nuevo tipo de banano.

Desde la crisis de la clordecona, un pesticida utilizado en las plantaciones de bananos de las Antillas que ha contaminado el suelo de forma duradera, los productores han reducido los tratamientos fitosanitarios, pero la cercosporiosis todavía les obliga a seguir utilizando tratamientos fungicidas.

Este nuevo banano es también una respuesta a los bananos brasileños y dominicanos, que obtienen la "equivalencia orgánica" al entrar en el mercado europeo, aunque "no cumplan las normas de un producto orgánico europeo", según Eric de Lucy.

"Nosotros tenemos que cumplir las exigencias de la UE, con normas de control fitosanitario extremadamente estrictas".

En total, las Antillas francesas producen actualmente 35 hectáreas de esta nueva variedad de banano. Se esperan entre 1.000 y 1.200 toneladas para 2020.

Se trata de una cantidad minúscula dentro de la producción del Caribe (unas 250.000 toneladas producidas por año, y 600 productores), y sobre todo frente a la producción mundial (unos 110 millones de toneladas).