Por: Andrea Rodríguez V..   16 julio, 2015
 Acuerdos mega-regionales agitan las aguas del comercio mundial
Acuerdos mega-regionales agitan las aguas del comercio mundial

El 15 de julio la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) aprobó la hoja de ruta que seguirá Costa Rica para poder consolidarse como un miembro más de la agrupación. Pero, ¿qué contempla ese documento?.

EF conversó con el ministro de Comercio Exterior, Alexander Mora, sobre los pasos que deberá seguir el país en el proceso y la capacidad que tendrá que tener Costa Rica para poder adaptarse a ellos.

La hoja de ruta del proceso de ingreso de Costa Rica se divide, principalmente, en tres grandes componentes. El primero es analizar y suscribir los cerca de 250 estándares que tiene la organización; el segundo es someterse a estudios de revisión por parte de la OCDE y el tercero se refiere a la participación de Costa Rica en comités técnicos de discusión de la Organización.

Mora fue claro en que Costa Rica deberá fijar su posición en cada uno de los 250 instrumentos y para ello, la revisión de estos fue divididad entre las 30 instituciones nacionales involucradas en el proceso.

"Nos toca hacer un trabajo de revisión de marco normativo de la organización. De esa revisión pueden salir tres posibles resultados: asegurar que nosotros asumimos el estandar, pese a tener que hacer reformas legales o administrativas en las instituciones; confirmar que ese estandar nosotros ya lo cumplimos y justificar por qué; o en su defecto que no pudimos cumplir ese estandar pero que lo resolveremos de alguna otra forma", agregó el ministro.

De forma paralela, Costa Rica deberá trabajar en el segundo componente: someterse a estudios de revisión de parte de la OCDE.

El país deberá completar una serie de análisis para identificar cuál es nuestra situación en cuanto a temas sustantivos que van desde inversión, comercio, agricultura, empleo hasta salud y establecer planes de trabajo para superar los retos que sean identificados.

A la fecha el país ha realizado seis de ellos y queda pendiente en alistar, por lo menos, seis más.

Entre ellos destaca que entre los meses de octubre o noviembre la OCDE presente en San José los resultados del estudio sobre Gobernanza Pública.

Adicionalmente, en enero del 2016, Comex espera contar con los resultados del estudio económico denominado "Economic Assessment", el cual se está llevando a cabo durante este año.

"Lo que se pretende es que Costa Rica llegue a manejar los estandares que ya los países que integran la organización manejan. Sabemos que se tendrán que hacer reformas a lo interno, y que estas reformas podrían no estar del todo solventadas en el plazo que nos hemos propuesto, pero en la hoja de ruta se establece flexibilidad. Podría existir la posibilidad de que nos admitan en la Organización aun con cambios pendientes, a como nos digan que no nos admiten si no hacemos algún cambio", detalló Mora.

Por cada uno de esos estudios el país debe pagar un monto cercano a los $300.000. Sin embargo, Comex defiende que de pertenecer a la Organización esas evaluaciones se harán de manera periódica.

"Cuando el país forme parte de la OCDE, el costo individual de estos estudios será sustituido por el de la membresía a la entidad, que puede rondar los $2,5 millones por año", según cálculos preliminares de Mora.

Por último, y como tercer punto, Costa Rica deberá participar activamente en comités técnicos de discusión de la Organización. En ese proceso, se revisarán cada una de las prácticas públicas país.

Comex mantiene la expectativa que para inicios del 2018 el país logre completar todos los pasos establecidos en la hoja de ruta y entrar en el análisis de la adhesión final de Costa Rica.

Costos en juego

A finales del 2015, Costa Rica acumularía un gasto de $2,4 millones (¢1.322 millones) en el proceso recorrido de acercamiento y planes de acción para ser parte de la Organización. El monto contempla: estudios sobre la situación del país en las materias de interés de la OCDE, las cuotas de participación de los comités y el transporte al exterior.

Costa Rica tiene intenciones de pertenecer a esa organización desde el 2012 y desde ese momento ha tenido que asumir gastos para manter el proceso.

En ese momento, la ahora ex presidenta Laura Chinchilla había manifestado que "el futuro ingreso a la OCDE es un punto de inflexión en nuestra agenda y es un nuevo paradigma para poder avanzar hacia el desarrollo".

La OCDE fue fundada en 1961. Agrupa a 34 países miembros y, según su sitio web, su misión es promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas.