Por: AFP .   30 septiembre
TOPSHOT - (COMBO) This combination of file pictures created on September 28, 2020 shows Democratic presidential candidate Joe Biden(L) speaking in Tampa, Florida on September 15, 2020 and US President Donald Trump speaking during an event for black supporters at the Cobb Galleria Centre September 25, 2020, in Atlanta, Georgia. - At the September 29, 2020 election debate, millions of Americans will watch as the two antagonists -- who depict each other as existential threats to the country -- step into the ring live on television after months of shadow-boxing. (Photos by JIM WATSON and Brendan Smialowski / AFP)
TOPSHOT - (COMBO) This combination of file pictures created on September 28, 2020 shows Democratic presidential candidate Joe Biden(L) speaking in Tampa, Florida on September 15, 2020 and US President Donald Trump speaking during an event for black supporters at the Cobb Galleria Centre September 25, 2020, in Atlanta, Georgia. - At the September 29, 2020 election debate, millions of Americans will watch as the two antagonists -- who depict each other as existential threats to the country -- step into the ring live on television after months of shadow-boxing. (Photos by JIM WATSON and Brendan Smialowski / AFP)

En Estados Unidos, el presidente y el vicepresidente se eligen por voto indirecto, un sistema que puede generar sorpresas como la de 2016, cuando la demócrata Hillary Clinton le ganó al republicano Donald Trump en el voto popular, pero perdió en el Colegio Electoral.

En medio de un clima tenso a menos de cinco semanas de las elecciones del 3 de noviembre, que enfrentarán a Trump con el exvicepresidente de Barack Obama, Joe Biden, aquí un repaso de las reglas del Colegio Electoral estadounidense:

¿Por qué un Colegio Electoral?

El sistema data de la Constitución de 1787, que establece las reglas para la elección presidencial según el sufragio universal indirecto en una sola vuelta (que de hecho no era universal entonces, porque los negros y las mujeres no votaban).

Los fundadores de Estados Unidos lo vieron como un compromiso entre una elección del presidente por sufragio universal directo, que podía propiciar que los estados populosos prevalecieran sobre el resto, y una elección en el Congreso, considerada demasiado antidemocrática.

Cientos de propuestas de enmienda para cambiar o abolir el Colegio Electoral se han presentado en el Congreso a lo largo de las décadas, pero ninguna se ha concretado.

¿Quiénes son los electores?

Son 538 en total, la mayoría funcionarios electos locales o dirigentes partidarios locales. Pero sus nombres no aparecen en las boletas de votación y sus identidades son casi completamente desconocidas para el público en general.

Cada estado tiene tantos electores como miembros en la Cámara de Representantes (un número que depende de la población del estado) y en el Senado (dos en cada estado, independientemente del tamaño).

La populosa California, por ejemplo, tiene 55 electores; Texas tiene 38; y los escasamente poblados Vermont, Alaska, Wyoming y Delaware tienen solo tres cada uno, al igual que la capital, el Distrito de Columbia.

La Constitución deja en manos de los estados decidir cómo deben emitirse los votos de sus electores. En todos los estados excepto en dos (Nebraska y Maine), el candidato que gana la mayoría de los votos populares teóricamente gana todos los electores del estado.

Un candidato necesita ganar 270 de los 538 votos de los electores para ganar la Casa Blanca.

¿Por qué es polémica esta institución?

Porque pueden darse situaciones como la de 2016, cuando Trump ganó la elección tras obtener una mayoría de electores (306 de los 538), a pesar de que Clinton había tenido casi tres millones más de votos.

No fue la primera vez que ocurrió. Otras cuatro veces un candidato ganó el voto popular y perdió las elecciones en Estados Unidos.

Pasó con Andrew Jackson en 1824 (frente a John Quincy Adams); con Samuel Tilden en 1876 (frente a Rutherford B. Hayes); con Grover Cleveland en 1888 (frente a Benjamin Harrison); y con Al Gore en 2000 (frente a George W. Bush).

¿Voto verdadero o simple formalidad?

La Constitución no obliga a los electores a votar en un sentido u otro.

Las leyes en algunos estados requieren que los electores respeten el voto popular, mientras que otros no imponen ese requisito.

Hasta este año, los llamados "electores desleales", que desafiaban el voto popular en los estados en que esto se requería, generalmente enfrentaban una simple multa.

Pero en julio de 2020, la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que estos "electores desleales" podrían ser castigados si no respetaban la decisión de los ciudadanos.

Entre 1796 y 2016, hubo 180 votos de electores contrarios a las expectativas de los ciudadanos. Pero nunca alteraron el resultado final sobre quién sería el inquilino de la Casa Blanca.

¿Cuándo votará el Colegio Electoral?

Los electores se reunirán el 14 de diciembre en sus estados y votarán por el presidente y el vicepresidente.

¿Por qué esta fecha? En un artículo bastante nebuloso, la ley estadounidense establece que los electores "se reúnen y emiten su voto el primer lunes después del segundo miércoles de diciembre".

El 6 de enero de 2021, tras el recuento oficial de votos, el nuevo Congreso anunciará solemnemente el nombre del presidente electo. Pero el resultado debería conocerse mucho antes.