Inteplastic también era propiedad de Samuel Yankelewitz y no estaba autorizada para desempeñar actividades comerciales

Por: Manuel Avendaño A. 22 enero

Corporación Yanber reportó en sus estados financieros un total de $29,2 millones en exportaciones presuntamente realizadas a la empresa panameña Interplastic Industries Corporation, aunque no existen pruebas para determinar la existencia de esas ventas.

Así lo explicó, la mañana de este lunes, ante los diputados de la Comisión Investigadora de los Créditos Bancarios, Ronald Artavia, auditor externo de Yanber, contratado en 2016 por el nuevo propietario de la empresa, Francis Durman.

Ronald Artavia, auditor externo de Yanber, compareció ante los diputados de la Comisión Investigadora de los Créditos Bancarios, este lunes.
Ronald Artavia, auditor externo de Yanber, compareció ante los diputados de la Comisión Investigadora de los Créditos Bancarios, este lunes.

De acuerdo con Artavia, los más de $29 millones en exportaciones supuestamente ficticias, se registraron en los estados financieros de Yanber dentro de rubro de cuentas por cobrar.

Artavia aseguró que cuando inició la auditoría externa de Yanber, en enero del 2016, empezó a buscar documentación interna y de aduanas para comprobar la existencia de esas exportaciones, pero no encontró ninguna prueba.

La cuenta por cobrar por $29 millones fue utilizada dentro de los estados financieros de la empresa, para obtener créditos bancarios por $37 millones, provenientes principalmente de la banca privada.

Según Artavia, la empresa Interplastic, domiciliada en Panamá, no tenía autorización para desempeñar funciones comerciales en ese país y también era propiedad de Samuel Yankelewitz, exdueño de Yanber.

Las presuntas ventas por más de $29 millones que se hicieron de Yanber a Interplastic, representaban poco más de la mitad de la deuda que se legalizó en el proceso de convenio preventivo de acreedores que se abrió a solicitud de la empresa de Yankelewitz.

En total, los acreedores de Yanber legalizaron deudas por un $62 millones.

Revelaciones en la comparecencia

Tras una serie de preguntas del diputado Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), Artavia explicó que los primeros errores en los estados financieros de Yanber se presentaron a partir del 2010.

Rafael Ortiz, diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), también pidió a Artavia precisar si durante el convenio preventivo de acreedores, los entonces administradores de Yanber, decidieron abrir un fideicomiso para recibir dinero.

“Usted se refiere el fideicomiso, lo que entendemos, y en eso quiero ser muy claro. La Gerencia General nos indicó que en muchas cosas él no participaba, que se hacían a través del señor Allan Paniagua (exgerente financiero de Yanber) y don Samuel”, aseveró.

Ronald Artavia, auditor externo de Yanber, explicó los hallazgos de su proceso de auditoría en una comparecencia ante los diputados la tarde de este lunes.
Ronald Artavia, auditor externo de Yanber, explicó los hallazgos de su proceso de auditoría en una comparecencia ante los diputados la tarde de este lunes.

Artavia continuó: “Entendemos que en virtud de que las cuentas de Yanber podían ser congeladas en un momento determinado, entonces decidieron a través de ese fideicomiso, creo que se llama CJE, manejar todos los fondos por medio de esas cuentas, lo que hacía que se perdiera el control, usted tiene toda la razón, se perdía el control”.

El pasado 18 de enero, los diputados de la comisión especial que investiga los créditos bancarios retomaron el caso de Yanber y recibieron e comparecencia a Miguel Villegas, quien fue el curador del convenio preventivo que tuvo la empresa,

Durante sus respuestas a los legisladores, Villegas aseguró que Samuel Yankelewitz intentó legalizar deudas por $7 millones dentro del convenio preventivo y así cobrar dinero a su propia compañía.

Proceso de recuperación

En junio del 2015, Yanber solicitó al Juzgado Concursal del I Circuito Judicial de San José, la apertura de un convenio preventivo de acreedores para renegociar sus deudas y evitar la quiebra.

La empresa, que se dedica a la industria del plástico, acumulaba entonces deudas por $62 millones con 18 entidades financieras locales y extranjeras, públicas, privadas y proveedores.

En octubre del 2016, Francis Durman y el banco de inversión FCS Capital compraron el 100% de la Corporación Yanber.

Durman explicó en noviembre del 2016, en entrevista con EF, que la empresa había recibido una capitalización por $7 millones para impulsar el crecimiento.

El nuevo propietario de Yanber aseguró que la compañía tiene muchas posibilidades de crecer, pero requiere más recursos para lograrlo.

“Habíamos dicho que los primeros 12 meses eran para estabilizar la compañía y una vez que se lograra, ponerla a crecer y a generar utilidades, y ese es el proceso que viene ahora”, comentó Durman en esa publicación.