Por: El Mercurio/GDA/Chile.   7 octubre
La industria estadounidense de los grandes centros comerciales se encuentra en medio de una profunda crisis, debido en parte al cierre de importantes cadenas como Sears y Bon-Ton. Archivo GN/AP Photo/Elise Amendola/2016
La industria estadounidense de los grandes centros comerciales se encuentra en medio de una profunda crisis, debido en parte al cierre de importantes cadenas como Sears y Bon-Ton. Archivo GN/AP Photo/Elise Amendola/2016

Chile. El masivo cierre de tiendas minoristas a raíz de las bajas ventas y del creciente impulso del e-commerce ha generado un panorama cada vez más desolador dentro de los centros comerciales en Estados Unidos.

Justamente en el país precursor de los grandes malls , la industria se encuentra en medio de una profunda crisis, que durante el mes de setiembre se agravó aún más con el avance en los cierres de importantes cadenas como Sears y Bon-Ton.

De acuerdo a las cifras correspondientes al tercer trimestre de este 2018, la desocupación dentro de estos centros aumentó a su mayor nivel en siete años, alcanzando un 9,1%, cifra solo superada por el 9,4% registrado en el 2011.

Con ese escenario y al contrario de las cifras positivas que ha mostrado la economía estadounidense en los últimos meses, los fantasmas del e-commerce, Amazon y las quiebras han hecho descender los precios promedio de arriendo en estos espacios, valor que retrocedió un 0,3% en los pasados tres meses.

Según los expertos locales, la situación no mejorará necesariamente en el corto plazo, ya que el bajo desempeño de las tiendas departamentales amenaza con nuevas bancarrotas y centenares de nuevos cierres, fenómeno que terminaría aumentando la brecha entre los denominados malls premium –ubicados en los barrios de mayores ingresos de cada ciudad– y los de menor tráfico, denominados de clase C o D, los que sentirán en mayor medida las pérdidas a raíz de la menor afluencia de público y la baja en el gasto de cada comprador.

Copyright Grupo de Diarios América - GDA/El Mercurio/