Finanzas

1.300 monedas coleccionables de ¢500 se vendieron el primer día de su lanzamiento

Las ventas de monedas calidad proof llegaron a 682 unidades

Este martes 22 de noviembre cientos de personas acudieron a las instalaciones de los Museos del Banco Central de Costa Rica con el objetivo de adquirir una de las nuevas monedas de ¢500 para colección, que conmemoran los 200 años de Independencia de Costa Rica.

Al cierre, a las 5:30 p.m., se habían comercializado 682 monedas de la calidad proof (con un precio de ¢25.000) y 657 de calidad flor de cuño (con un precio de ¢7.000).

La venta de las monedas inició a las 8:30 a.m. y culminó cerca de las 5:30 p.m., incluso con algunas personas con ficha que no lograron conseguir la moneda a tiempo. No obstante, este miércoles se dará prioridad a quienes ya tenían el espacio.

Según explicó Dayana González, vocera de Museos del Banco Central, la dinámica de venta se manejó por fila y entrega de boleta, para llevar un control, puesto que se vendía únicamente un ejemplar por persona.

Asimismo, este miércoles se habilitó un servicio adicional de caja y se está dando prioridad a quienes se les entregó boletas ayer y no pudieron obtener las monedas. Para el día de mañana se retomará la venta regular y se entregarán únicamente 300 boletas.

¿Cuáles son los precios?

El precio de las monedas varía de acuerdo a sus presentaciones. La primera de ellas, una moneda calidad proof, tiene un costo de ¢25.000; mientras que la moneda de calidad flor de cuño puede adquirirse por ¢7.000.

Se pusieron a la venta 5.000 unidades de la edición proof con certificado numerado y 998 de la flor de cuño.

Sobre la moneda de calidad proof, las características son:

-Diámetro: 28 mm; Espesor: 2,25 mm; Peso: 10,5 gramos

-Acabado a color en el mapa y la antorcha

-Calidad: Proof (sin circular, con brillo de espejo)

-Materiales: aleación de cobre y níquel en el núcleo/ aleación de cobre, zinc y níquel en el anillo. Se venden con estuche de protección negro.

Por su parte, la moneda de calidad flor de cuño tiene las siguientes características:

-Diámetro: 28 mm; Espesor: 2,25 mm; Peso: 10,5 gramos

-Sin color

-Calidad: Flor de cuño

-Materiales: aleación de cobre y níquel en el núcleo/ aleación de cobre, zinc y níquel en el anillo. Encapsulada.

“Cuando se anuncia la emisión de la moneda conmemorativa por parte del Banco Central recibimos gran cantidad de consultas, que revelaron el interés en esta moneda. Se está cumpliendo ese panorama de la demanda que iba a tener la moneda a raíz de la señal de interés que mostraron las personas y ayer fue evidente con las filas que se hicieron”, comentó González.

Reglas de compra

El Museo determinó algunos lineamientos para la compra de los ejemplares de colección, tales como:

  • La venta se hará exclusivamente de forma presencial en la tienda, por lo tanto, no se podrán hacer compras vía teléfono o en línea.
  • El interesado en comprar debe presentarse con la cédula o documento oficial que lo identifique. En caso de menores de edad, pueden utilizar su cédula de menores de edad (sin la identificación no puede adquirir la moneda).
  • Cada persona puede elegir si comprar una o ambas presentaciones, pero solo podrá comprar un ejemplar de cada una de ellas. Esto se determinó como respuesta al interés que ha generado la venta de la moneda y con la intención de que cada persona interesada cuente con al menos una.
  • El pago puede realizarse en efectivo, con tarjeta o por Sinpe Móvil.

Circulación regular

La nueva moneda de ¢500, con motivos conmemorativos del Bicentenario de nuestra independencia, entró en circulación regular el pasado jueves 11 de noviembre. Es decir, los ejemplares que circularán entre todos los costarricenses.

El departamento de emisión y valores del BCCR señaló que las monedas de circulación regular están siendo entregadas a las entidades financieras que las solicitan para atender la demanda, ya sea de empresas como supermercados, autobuseros, o de parte de sus clientes para sus operaciones de pago y cobro en cajeros humanos de diferentes servicios.

A la fecha, la entidad ha recibido pedidos por 1.080.000 unidades de las nuevas monedas.

“Se espera que en las próximas semanas la banca comercial realice nuevos pedidos para atender la actividad comercial propia del fin de año”, señalaron desde el departamento de emisión y valores.

La moneda está compuesta de un núcleo plateado de cobre y níquel, y un anillo externo dorado hecho con una aleación de cobre, zinc y níquel.

Como su principal característica de seguridad, la moneda cuenta con una imagen latente: así, al girar la moneda hacia los lados, se observa cómo cambia el valor «500» por las siglas «BCCR». Además, en el borde o canto, la moneda tiene cinco estriados discontinuos con un relieve muy palpable al tacto para facilitar su reconocimiento a las personas con discapacidad visual.

Como sucede cuando el BCCR emite billetes con un nuevo diseño, la nueva moneda de ¢500 convivirá durante cierto periodo con la moneda actual, que mantendrá su valor como medio de pago en la economía nacional hasta la fecha que oportunamente será comunicada.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Finanzas. Graduada de Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.